La importancia de hacer un buen análisis sectorial

Lo primero que tendremos que determinar es el significado de análisis sectorial que podemos definir como un grupo de empresas que se especializa en un mercado en concreto. El entorno sectorial está compuesto o dividido en 3 partes: los clientes, los proveedores y los competidores.

Envolviendo el entorno, podemos encontrar toda una serie de factores que pueden ser cruciales a la hora de conseguir que una empresa triunfe, o que bien esta esté destinada a fracasar. El análisis en cuestión, ayudará a encontrar tanto los puntos fuertes como las debilidades de una empresa.

Un análisis sectorial se basa en el estudio de todos los factores y partes que componen un sector; de esta forma, se extraerá la máxima cantidad de información posible, para que la empresa pueda saber por ejemplo, al tipo de cliente que se tiene que dirigir, si su producto/servicio es o no adecuado, cómo enfrentarse a ciertas situaciones extremas…

¿Qué aspectos debemos considerar a la hora de crear un análisis sectorial?

Productos sustitutivos

Con este concepto estamos hablando del precio que el cliente está dispuesto a pagar por el producto en cuestión. En este punto también habrá que considerar la disponibilidad.

Estudio de nuevos competidores

Una parte importante del estilo consiste en analizar si entran nuevos competidores. En el caso de que la rentabilidad de los capitales invertidos en un sector sea mayor que el coste del capital, atraerá a todas las empresas del exterior, lo que puede complicar nuestra situación.

Inversión

La inversión es el capital que le hace falta a una empresa para poder empezar en el sector y un punto a tener en cuenta dentro del análisis sectorial.

Economías de escala

En ciertos sectores (cómo en los relacionados con la publicidad o la investigación), es posible que se tenga que trabajar con un tipo de economía en escala. Si una nueva entidad quiere entrar en el mercado, puede elegir entre empezar con una escala pequeña y tener el problema de sufrir costes unitarios altos o bien entrar con una gran escala y asumir riesgos de tener una baja capacidad de acción hasta que el volumen de ventas no aumente.

Tiempo y ventaja en costes

Una de las ventajas que pueden hacer que una empresa se consolide por encima de otra es conseguir la materia prima a un precio mucho más reducido.

De esta forma, trabajará con un elevado margen de beneficios que le ayudará a consolidarse rápidamente en el mercado. Normalmente esta ventaja depende del tiempo; si la empresa entró antes que otra, probablemente pueda conseguir unos precios mejores.

Diferenciación

Hoy en día cualquier sector está masificado; por esta razón, las marcas que ya llevan un determinado tiempo en él tienen la ventaja de que su marca ya está extendida por el mercado, además de tener a su disposición la fidelidad del consumidor.

Estos son tan solo algunos de los criterios, a modo resumen, que deben de contemplarse para hacer un análisis sectorial, pero quedan muchos más para realizar un análisis completo y riguroso.

Por lo menos podremos saber por qué se considera un recurso tan importante.

Medio de comunicación dedicado a los negocios, a las startups, al marketing digital y a los emprendedores. En él encontraremos información sobre actualidad, eventos, formación y muchos otros temas de interés.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *