Dirige una empresa o negocio: Elementos clave del buen liderazgo

El sueño de todo emprendedor es tener, desde el primer momento, de una gran clientela y una demanda creciente de sus productos. Sin embargo, muchas veces el aparente éxito de una startup viene acompañado de una gran expansión de las operaciones que no es gestionada apropiadamente, generando problemas tales como la pérdida de calidad de los productos o servicios, costes innecesarios y incumplimiento de plazos de entrega, que podrían terminar por afectar a la empresa y hacer insostenible este crecimiento.

Un liderazgo fuerte y eficiente es necesario para poder gestionar cualquier empresa con éxito. Sin embargo, este se hace vital para guiar con éxito a estas startups que parecen crecer y crecer sin detenerse y aun ritmo abrumadoramente rápido.

Cualquiera que pretenda dirigir a una organización, debe tener en cuenta los siguientes aspectos:

Como dirigir una empresa o negocio

Plantear una visión clara y asegurarse que toda la organización la conozca y siga

 Muchas veces mientras una startup crece de forma acelerada, se incorpora personal a un ritmo veloz. Naturalmente, una empresa emergente probablemente no tenga establecidos procesos de recursos humanos, incluyendo capacitación e incorporación de nuevos empleados, demasiado rigurosos. Esto genera la posibilidad de que en algún punto del camino se empiece a perder el foco de hacia dónde quiere guiarse a la organización.

Es entonces cuando se hará evidente que tener una ruta clara es indispensable. Esta debe ser conocida por todos los niveles de la empresa, haciéndoles posible saber no sólo un grupo de tareas asignada, sino hacia dónde se dirige toda la compañía en su conjunto.

Instaurar métodos de comunicaciones efectivas que lleguen a toda la organización es importante para este fin. Sin embargo, tanto o más relevante aún es tener acercamiento con los líderes de las distintas áreas a fin de garantizar que estos tengan claridad de la estrategia y puedan comunicarla al resto de los miembros de la organización.

Formar otros líderes y no sólo añadir empleados

Muchas startups nacen como producto de una aventura individual o de un reducido grupo de amigos en el mundo del emprendimiento. Es común que el grupo inicial de líderes vayan asumiendo cada vez más y más tareas en la medida en que esta va creciendo, siendo muchas veces este desarrollo producto de su buen liderazgo e incontables horas de esfuerzo.

Sin embargo, inclusive cuando haya delegado gran parte del trabajo operativo a nuevos empleados, llegará un punto en que el grupo de líderes inicial simplemente no podrá formar a todas las nuevas personas en sus nuevas funciones ni coordinar todas las actividades.

Incorporar y/o formar más y mejores líderes es una tarea vital para permitir a una organización emergente hacer frente a su crecimiento. Sí, sólo delegar tareas ya es una hazaña en sí misma, pero delegar también parte de la toma de decisiones es necesario para poder lograr una expansión eficiente de la empresa. Adicionar empleados adicionará potencial a la empresa, pero adicionar líderes multiplicará este potencial en tanto cada nuevo líder puede guiar de una forma más apropiada a muchas más personas que las que podría dirigir un pequeño grupo de líderes.

Diseñar una estructura acorde con el tamaño de la empresa

Cuando una startup inicia, muchas veces lo hace como un reducido grupo de personas, a veces bajo una estructura totalmente horizontal de socios que formulan y ejecutan las estrategias, dividiéndose las actividades asociadas. Por un tiempo esta estrategia es sostenible, inclusive en la medida en que van ingresando nuevos empleados.

Sin embargo, llegará un punto en el que arrimar una banca adicional a la mesa de trabajo no será suficiente, y una separación de las tareas por áreas funcionales será necesaria.

Esto no quiere decir que debe abandonarse la horizontalidad de la estructura de la empresa, ni que deba crearse en el absurdo de hacer una separación de departamentos y asignación de vicepresidencias en un empresa de un puñado de personas. No obstante, debe monitorearse de cerca las necesidades de la empresa y el liderazgo debe estar dispuesto a adaptar o reinventar la estructura para hacer frente a los nuevos retos y coordinar eficientemente las áreas que así lo requieran.

El crecimiento de la empresa debería siempre suponer una buena noticia. Es por esto que para prepararse adecuadamente para hacer frente esta expansión, es indispensable contar con la visión, liderazgo y estructura necesarias.

Medio de comunicación dedicado a los negocios, a las startups, al marketing digital y a los emprendedores. En él encontraremos información sobre actualidad, eventos, formación y muchos otros temas de interés.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *