Facebook Live: la cara negra de la aplicación

Desde que Facebok permite transmitir a sus usuarios en vivo son muchas las publicaciones que se han hecho y las horas d que se han rodado a través de la plataforma. Incluso, podemos afirmar, que son los líderes con creces en el segmento y que esto parece que no cambiará al menos en el corto plazo.

Sin embargo no todo ha sido color de rosas para la empresa con su característica de vídeos en vivo.

Desde que Facebook introdujo su servicio de vídeo en directo hace un año, ha habido varios casos de personas que transmiten muertes y otros actos violentos a miles de millones de usuarios de la red. En algunos casos, la compañía ha tomado medidas rápidas para eliminar los vídeos, pero en otros ha decidido dejarlos con una advertencia sobre el contenido perturbador.

Muchos de los vídeos han mostrado asesinatos en vivo e incluso se volvió tendencia entre jóvenes transmitir vídeos de suicidio en directo.

El caso más reciente se produjo en las fiestas de pascua. Un hombre norteamericano transmitió en vivo el asesinato de un señor mayor que caminada por la acera. Aparentemente la víctima fue seleccionada aleatoriamente.

En una declaración a los periodistas, un portavoz de la compañía dijo: “Este es un crimen horrible y no permitimos este tipo de contenido en Facebook. Trabajamos duro para mantener un ambiente seguro en Facebook y estamos en contacto con la policía en emergencias cuando hay amenazas directas a la seguridad física “.

Aunque la política de Facebook prohíbe contenido que glorifique o incite a la violencia, esa regla es intrínsecamente difícil de hacer cumplir en una plataforma de medios sociales que anima a sus usuarios a publicar fotos y vídeos en tiempo real o poco después de que se tomen.

El caso ocurrido durante pascuas provocó preguntas sobre si las personas que ven crímenes pero no los denuncian pueden ser acusadas legalmente y qué jurisdicciones son responsables. Además, una vez que los vídeos se han puesto en plataformas como Facebook, Twitter y YouTube, es fácil para otros usuarios guardar y volver a compartir. Esto significa que las víctimas y las familias se ven obligadas a volver a experimentar el trauma y es un problema especialmente insidioso en los casos en que la transmisión en vivo fue discutiblemente utilizada por los autores como un arma psicológica.

El tema ha dado mucho de que hablar y aparentemente la compañía tendrá que tomar medidas para evitar este tipo de incidentes dentro de su plataforma, sin embargo, las medidas que se podrían llevar a cabo podrían afectar la dinámica de los millones de usuarios que utilizan de forma correcta la característica de vídeos en vivo de Facebook.

Medio de comunicación dedicado a los negocios, a las startups, al marketing digital y a los emprendedores. En él encontraremos información sobre actualidad, eventos, formación y muchos otros temas de interés.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *