Aprende a utilizar tu inteligencia emocional para ser un buen líder

Uno de los principales retos de cualquier emprendimiento en expansión es el crecimiento de los equipos humanos y las habilidades para gestionar y liderar de forma inteligente a grupos de personas que trabajan en torno a un objetivo en común. Uno de los términos clave es la inteligencia emocional.

¿Cuándo piensas en un líder perfecto, qué te viene a la mente?

Todos hemos tenido ese jefe que era el culpable de casi todos nuestros males dentro y fuera del trabajo. Muchos hemos sido liderados por personas que no lo hacen de la forma correcta y que generan sentimientos negativos dentro de los miembros de su equipo.  Quienes no han pasado por esa situación probablemente han contado con líderes que ciertamente han sabido manejar con inteligencia emocional al personal que dirigen y que han sabido guiarlo hacia sus objetivos. Haya sido cual haya sido tu experiencia, ahora que eres un emprendedor y te encuentras en la posición de tener que liderar a tu propio equipo, es el momento de sacar la caja de herramientas y ajustarla a tu medida para lograr ese espíritu de guía que un buen jefe debe tener.

Cuando hablamos del líder perfecto seguramente te viene a la cabeza alguien que no deja que su temperamento se salga de control, sin importar los problemas que se esté enfrentando. O puedes pensar en alguien que tiene la confianza completa de su personal, escucha a su equipo, es de fácil conversación, y siempre toma decisiones cuidadosas e informadas.

Estas son todas cualidades de personas con un grado muy alto de inteligencia emocional. En este artículo revisaremos por qué la inteligencia emocional es tan importante para los líderes y como tu, como cabeza tu equipo puedes mejorar las tuyas.

¿Qué es la inteligencia emocional?

La inteligencia emocional es la capacidad de entender y manejar tus propias emociones, y las de las personas que te rodean. Las personas con un alto grado de inteligencia emocional saben lo que están sintiendo, lo que significan sus emociones y cómo estas emociones pueden afectar a otras personas.

Para los líderes, tener inteligencia emocional es esencial para el éxito. Después de todo, ¿quién tiene más posibilidades de triunfar? ¿Un líder que grita a su equipo cuando está bajo estrés, o un líder que permanece en control, y evalúa tranquilamente la situación?

Según Daniel Goleman, un psicólogo estadounidense que ayudó a popularizar la inteligencia emocional, hay cinco elementos principales que la componen:

  1. Autoconocimiento.
  2. Autorregulación.
  3. Motivación.
  4. Empatía.
  5. Habilidades sociales.

Cuanto más, como líder, manejes cada una de estas áreas, mayor es tu inteligencia emocional. Por lo tanto, vamos a ver cada elemento en más detalle y examinar cómo se puede crecer como líder.

Elementos principales de la inteligencia emocional

  1. Auto-conocimiento

Reconocer y comprender tus propios estados de ánimo y motivaciones y su efecto en los demás. Para lograr este estado, debes ser capaz de controlar tu propio estado emocional e identificar tus propias emociones.

Entonces, ¿qué puedo hacer para mejorar mi auto-conocimiento?

  • Mantén un diario – Revisar a diario tus emociones te ayuda a mejorar tu  auto-conciencia. Si pasas solo unos minutos cada día escribiendo tus pensamientos, probablemente logres un mayor grado de conciencia y conocimiento de ti mismo.
  • Reduce la velocidad – Cuando experimentas la ira u otras emociones fuertes, disminuye la velocidad para examinar por qué. Recuerda, no importa cuál sea la situación, siempre puedes elegir cómo reaccionar a ella.
  1. Auto-Regulación

Controlando tus impulsos en lugar de ser rápido para reaccionar precipitadamente, lograrás reinar en tus emociones y pensar antes de responder. Expresarse apropiadamente y con control puede significar una diferencia importante en tu liderazgo.

Entonces, ¿cómo puedes mejorar tu capacidad de autorregulación?

  • Conoce tus valores – ¿Sabe qué valores son más importantes para ti? Pasas un tiempo examinando tu “código de ética”. Si sabes lo que es más importante para ti, entonces, probablemente no tendrás que pensar dos veces cuando te enfrentas a una decisión moral o ética –
  • Mantente responsable – Si tiendes a culpar a los demás cuando algo sale mal, detente. Haz un compromiso para admitir tus errores y enfrentar las consecuencias, cualesquiera que sean.
  • Practica la calma – La próxima vez que estés en una situación difícil, sé muy consciente de cómo actúas. ¿Alivias tu estrés gritando a alguien más? Practica ejercicios de respiración profunda para calmarte. También, trata de anotar todas las cosas negativas que quieres decir, y luego rásgalo y tíralo. Expresar estas emociones en papel (y no mostrarlas a nadie!) Es mejor que hablar en voz alta a tu equipo.
  1. Motivación

La motivación interna está marcada por un interés en el aprendizaje. También es una auto-mejora frente a una búsqueda de la riqueza y el estatus (ya que la búsqueda de la riqueza y el estatus son motivadores externos y son los que suelen mover a la mayoría de las personas).

¿Cómo puedes mejorar tu motivación?

  • Reexamina por qué estás haciendo tu trabajo – Es fácil olvidar lo que realmente te gusta de tu carrera. Por lo tanto, tómate un tiempo para recordar por qué querías este trabajo o por qué decidiste llevar a cabo tu emprendimiento.
  • Asegúrate de que tus declaraciones de objetivos son frescas y energizantes.
  • Cada vez que te enfrentas a un desafío, o incluso a un fracaso, trata de encontrar al menos una cosa buena acerca de la situación. Puede ser algo pequeño, como un nuevo contacto, o algo con efectos a largo plazo, como una importante lección aprendida. Pero casi siempre hay algo positivo, si lo buscas.
  1. Empatía

La capacidad de entender la reacción emocional de otra persona. Esto sólo es posible cuando uno ha alcanzado la auto-conciencia, ya que uno no puede entender a los demás hasta que se entiendan a sí mismos.

¿Cómo puedes mejorar tu empatía?

  • Ponte en la posición de otra persona – Es fácil apoyar tu propio punto de vista. Después de todo, es tuyo! Pero tómate el tiempo para mirar las situaciones desde las perspectivas de otras personas.
  • Aprender a leer el lenguaje corporal puede ser un activo real en un papel de liderazgo, porque serás más capaz de determinar cómo alguien realmente se siente. Esto te da la oportunidad de responder apropiadamente.
  • Responde a los sentimientos – aprende a reaccionar de forma empática a los sentimientos de los demás.  Cuando se lidera un equipo se trabaja con personas, no con robots.
  1. Habilidades sociales

Identifica las señales sociales para establecer un terreno común, gestionar las relaciones y construir redes.

Entonces, ¿cómo puedes construir habilidades sociales?

  • Aprenda sobre resolución de conflictos – Los líderes deben saber cómo resolver conflictos entre los miembros de su equipo, clientes o proveedores.
  • Mejora tus habilidades de comunicación – ¿Qué tan bien te comunicas? Saber cómo interactuar con otros manteniendo siempre el control es clave para un buen liderazgo.
  • Aprenda a alabar a otros – Como líder, puedes inspirar la lealtad de tu equipo simplemente reconociendo el trabajo de los otros. Reconocer lo que los otros hacen bien servirá como incentivo para que sigan haciéndolo y te permitirá relacionarte de forma positiva con tu equipo.
Medio de comunicación dedicado a los negocios, a las startups, al marketing digital y a los emprendedores. En él encontraremos información sobre actualidad, eventos, formación y muchos otros temas de interés.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *