Kit de supervivencia para nómadas digitales

Siempre he tenido el alma nómada. Siempre me gustó explorar nuevos lugares y ponerme retos en lo desconocido. Cuando cumplí 20 años, me fui de Francia a España con una maleta. Ocho años después, hice lo mismo, mudándome de Barcelona a Nueva York. Pero hace justo un año que realmente me convertí en una “nómada digital”: no tengo apartamento ni oficina. Voy así por el mundo dependiendo de mis proyectos, clientes y conferencias, como WordCamps.

Desde que deje las llaves de mi apartamento en Brooklyn, hace apenas un año, he tomado cerca de 15 vuelos y he visitado nueve países. La rutina en la vida de un nómada digital.

Si tu también estás pensando en coger tu portátil de viaje, léete este kit de supervivencia que compilado después de unos meses de rodaje..

Antes de viajar:

Para ser nómada numérico, tienes que aprender a ser flexible. Pero no te confundes, esto no es un viaje de mochilero. Antes de partir, te conviene tener en mente esto:

  1. Asegúrate una base en algún lugar de este mundo. Aunque la idea detrás del nomadismo es de no tener un apartamento fijo, esta bien tener un lugar donde caer en caso de problema o simplemente para tomarte un descanso entre dos destinaciones. Yo tengo suerte, mis padres están siempre encantados de tenerme de vuelta en casa además de guardar en un rincón del grenier las pocas cosas que tengo. Cada dos o tres meses, me gusta volver a mi base.
  2. Selecciona una destinación adecuada. No todos los países están buenos para nómadas digitales. Y si eres una mujer viajando sola, como yo, aún peor! Hay varios factores en los cuales te puedes fijar a la hora de elegir tu destinación: Acceso a Internet, costo de vida, tiempo etc…
  3. Asegúrate! Cuesta un poco contratar un seguro privado, pero vale más prevenir que curar.
  4. Cómprate un buen teléfono. Liberado o con un contrato internacional. En ciertos países, es difícil moverse o encontrar WIFI gratis. Si puedes conectarte, aunque sea con tu móvil, te ahorras muchos dolores de cabeza.
  5. Asegúrate de tener trabajo para hacer offline antes de cualquier desplazamiento. No todos los aeropuertos o estaciones ofrecen free WIFI, desafortunadamente!

Durante:

  1. Quédate al menos un mes en cada lugar que visites. Primero porque tendrás mas ofertas en cuanto a alquiler. En Airbnb por ejemplo, muchos hosts ofrecen 10% o incluso 20% de descuentos por reservar durante un mes. Después porque tendrás más tiempo para organizarte y familiarizarte con el lugar, es decir, más tiempo para combinar visitas y trabajo.
  2. Define una buena promedia entre salir con otros nómadas digitales, gente del lugar y no salir en absoluto! Es muy fácil sentirse aislado cuando uno viaja solo. Intenta salir, pero no sales únicamente con otros nómadas digitales. Es importante relacionarse con la gente del lugar. Mi secreto es de aprender algunas palabras del idioma local y largarme a hablar!
  3. No trabajes en tu hotel o apartamento. Puedes ir a bibliotecas, cafés, o espacios de co-working. Estos últimos se ponen muy de moda y les encontrarás en muchas ciudades del mundo. Suelen ofrecer varias ofertas. Generalmente podrás alquilar una mesa a la hora, por el día, la semana o al mes, además de beneficiar de espacios modernos, confortables con buena conexión Internet y compañía!
  4. Atiende conferencias y meetups. Tendrás la oportunidad de hacer networking con gente del lugar y otros nómadas como tu. Excellente para encontrar nuevos proyectos. La mayoría de mis clientes vienen de eventos así!
  5. Practica deportes como el yoga o la meditación. Estar de viaje no es una excusa válida para no ejercer tu cuerpo y mente. Lo que recomiendo es empezar el día temprano con una sesión de meditación. Esto te ayudará a limpiar tu cerebro! Después, trabaja tu cuerpo con una pequeña sesión de yoga! Esto te recargará las pilas.
  6. Elabora tu día de trabajo en base a tu zona horaria y la de tus clientes. Asia es el mejor lugar para trabajar si tus clientes están en Europa o América. Cuando te levantas, todos duermen, así estás tranquilo, para contestar a los emails que te enviaron durante la noche, y trabajar sin estar interrumpido. Durante el día, te puedes tomar un break para visitar y volver a la tardecita justo cuando ellos se despiertan!

Después:

Como lo decía anteriormente: los verdaderos nómadas digitales no tienen ni apartamento ni oficina. Pero esta bien volverse a su base de vez en cuando. (Antes de viajar / Punto 1.) Después de estar lejos tanto tiempo, se agradece a veces ver lugares familiares donde hablan tu lenguaje y donde comen lo que te gusta! Aprovecha estos momentos para:

  1. ¡Hacer todos los check ups con tu médico!
  2. ¡Descansar mucho!
  3. Ver tu familia y amigos
  4. Planificar tu próxima destinación
  5. Quedarte en contacto con todos los amiguitos que hiciste cuando estabas viajando. Quien sabe cuando y donde les volverás a ver y puede que un día tengan proyectos en común!

Entonces, ¿a que esperas? Coge tu computadora y reserva tu billete de avión! Tu también, con experiencia, terminarás haciendo tu propio kit de supervivencia. Si al final esto es muy personal. Uno lo tiene que vivir en primera persona!

Etiquetas:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *