La reputación de Tinder y el surgimiento de nuevas apps de citas

Cuando Tinder lanzó su aplicación en 2012 cada uno de los match se sentía como adrenalina pura o por lo menos como una chispa, pero esos match ya no son tan excitantes, a menudo terminan en encuentros rápidos o en absolutamente nada. Eso ha dejado una brecha los competidores de la reputación de Tinder.

A pesar de que Tinder tiene una base de usuario gigante, se estima que cerca de 50 millones alrededor del mundo, otras aplicaciones como Coffe Meets Bagel y Bumble están aumentando su porcentaje de usuarios esperados.

Un estudio realizado en 2016 revisa los comentarios de 97 aplicaciones para citas y analizó como las calificaciones de calidad han cambiado a lo largo de los años. Tinder experimentó el más grande declive dentro de todas las aplicaciones que forman parte del estudio.

Considerado el pionero de las aplicaciones de citas, la plataforma basada en fotos probablemente haya contribuido con la ruptura de su imagen.  Dado que Tinder es principalmente una aplicación basada en fotos y localización ha generado la percepción entre los usuarios de que la mayoría de las personas que la utilizan están buscando sexo. La caída de la reputación de Tinder ha sido el nicho para el surgimiento de nuevas aplicaciones de citas que buscan quitarle la supremacía en el rubro.

La principal diferencia entre estas nuevas aplicaciones y Tinder es que ya no se enfocan nada más en la fotografía. Ellos le dan a los usuarios la posibilidad de mostrar más de sus intereses, personalidad e identidad.

 Bumble, una aplicación que se lanzan 2014, tiene una interfaz similar a la de Tinder, pero no cuenta con la misma reputación de ser una aplicación solamente para encuentras casuales.

Siren, lanzada en 2015, abandona completamente de la interfaz de swipe que utilizan Tinder y Bumble, y se basa en un juego de preguntas diarias, dejando atrás la idea de que estas “comprando humanos” simplemente descartando su fotografía.

Para alejarse de Tinder las aplicaciones emergentes están también ofreciendo más formas de describirse a si mismo que solo las usuales: foto, edad, orientación sexual y biografía. Lanzada en 2013 y con 1.5 millones de usuarios a nivel global, Her, una aplicación para mujeres LGBTQ, ofrece opciones de perfil que aportan más:  Da 14 opciones de orientación sexual, 25 para género y 7 para status de relación.

En general el problema de percepción que se ha generado en torno a Tinder le ha abierto la oportunidad a competidores serios. Ninguna de estas aplicaciones puede competir todavía con la escala de Tinder, pero representan una fresca y variada perspectiva en el entorno de las citas online. Le dan a los usuarios más opciones, lo cuál no es nunca una mala idea cuando se trata de la cacería de una pareja.

Medio de comunicación dedicado a los negocios, a las startups, al marketing digital y a los emprendedores. En él encontraremos información sobre actualidad, eventos, formación y muchos otros temas de interés.
Etiquetas:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *