Mujeres en la industria de la tecnología ¿Hay igualdad?

Cada etapa de la humanidad ha estado enmarcada por luchas de carácter social distintas. Racismo, política, y derecho han sido siempre el centro de distintas batallas que poco a poco han ido arando el terreno para generaciones futuras. Las mujeres siempre han sido foco de este tipo de batallas, primero se trataba de derechos fundamentales como el del voto y después se ha tratado de buscar la igualdad y la paridad con las posibilidades que en general cada sociedad ha ofrecido al género masculino. Gracias a la constancia de muchas generaciones que han sido lideradas por grandes mujeres, hoy en día el escenario es otro y las discusiones son cada vez más complejas e intrincadas en cuanto al alcance de la lucha de las mujeres por alcanzar la igualdad.

El mundo laboral siempre ha estado en el centro del huracán en cuanto a los derechos de las mujeres y la igualdad con los hombres. A pesar de que ciertamente se han hecho avances y hay mujeres en grandes posiciones y liderando gigantes a nivel mundial, como Irene Rosenfeld CEO de Karft o Indra Nooyi CEO en Pepsico, las cifras siguen siendo muy disparejas.

Hoy en día, por ejemplo, una de las luchas que más resueno tiene en las redes es la disparidad que hay en el pago del sueldo de las estrellas de Hollywood. Grandes actrices  como Meryl Streep o Jennifer Lawrence reciben pagos considerablemente inferiores que los de sus co-estrellas masculinas.

A pesar de que el problema de las oportunidades y la disparidad entre hombre y mujeres es un tópico que tiene muchísima tela por cortar, hay países que se han preocupado por el asunto y que gracias a que han invertido en la situación han obtenido resultados notables. En Islandia, por ejemplo, el porcentaje de igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres es de 87%.Mujeres en la industria tecnología

Hay industrias en las que la diferencia en el pago e incluso en posiciones gerenciales y del alto liderazgo entre hombres y mujeres es distinguiblemente dispar. Por ejemplo, en la industria de la tecnología, caracterizada por ser una que ha sido dominada por el género masculino, a pesar de que la presencia de las mujeres ha crecido, con grandes líderes como Ginni Rometty en IBM, Ursula Burns al frente de Xerox y Meg Withman en HP, la diferencia sigue siendo muy distante.

En empresas como Microsoft, solo el 26% de los roles son ocupados por mujeres, y de ese 26% únicamente 18% tiene un rol ejecutivo dentro de la compañía. Así mismo, en empresas como Apple y Amazon las diferencias son de casi 70% entre posiciones ocupadas por hombres con respecto a aquellas que lo son por mujeres.

En Estados Unidos de los estudiantes de ingeniería entre 18 y 20% son mujeres, lo que representa un incremento significativo sobre el 12% que había dos años atrás. Por otro lado de las 500 compañías listadas por Fortune que tenían al menos tres mujeres en posiciones directivas han encontrado excelentes incrementos en sus resultados. A pesar de que se ha demostrado que las mujeres representan activos significativos dentro de la industria de las tecnología, en España, por ejemplo, la situación laboral del género femenino en IT sigue siendo preocupante. De acuerdo con el estudio realizado por la Unión Internacional de las Telecomunicaciones en el caso de España, las mujeres representan tan solo el 18% de los profesionales pertenecientes en la industria tecnológica. Así mismo las cifran indican que solo el 19% de los trabajadores de la industria tienen como jefe a una mujer. Esto solo prueba que el techo que existe sigue siendo muy difícil de superar. Según el dato aportado World Economic Forum si las cosas no cambian y el crecimiento continúa siendo tan lento, la brecha entre hombres y mujeres dentro de la industria no será superada sino hasta 2133. De acuerdo con las predicciones que realiza la Comunidad Europea se estima que para 2020 se necesitarán más de 825.000 profesionales dentro de la industria, sin embargo, en El empoderamiento de las mujeres dentro de la industria, la mejora de su representación y participación en todos los ámbitos de la vida, pero sobre todo en el mundo de los negocios dominado por los hombres, es fundamental para demostrar que las mujeres tienen el poder de elegir y definirse a sí mismas, no sólo cuando se trata de mantener unida a la familia y la organización de la familia, sino también en la selección de su trayectoria profesional que exista un cambio, no solo con la situación actual, sino que se comience a trabajar en las generaciones que se están formando. Programas que promuevan y que incluyan a mujeres en carreras científicas y de ingeniería son fundamentales para que la situación de un giro. En España, menos del 8% de las niñas de 15 años manifiestan un interés por hacer estudios superiores en esta área. Esto puede deberse a la percepción que hay de que acceder a esta industria es casi imposible para las mujeres. De acuerdo con Sara Gómez, asesora de la Real Academia de Ingeniería, la carencia de mujeres en las aulas de clase de las carreras de ingeniería puede deberse a una presión social y parámetros que están muy arraigados en las familias y en las sociedades disminuyen el autoestima de las niñas durante la adolescencia y esto hace que vean como imposible el reto de superar una de esas profesiones. Por otro lado, también hay quienes afirman que las mujeres sencillamente están menos interesadas en estudiar este tipo de profesiones y por lo tanto, por eso, hay menos mujeres dentro de la industria de las tecnologías.

En Estados Unidos de los estudiantes de ingeniería entre 18 y 20% son mujeres, lo que representa un incremento significativo sobre el 12% que había dos años atrás. Por otro lado de las 500 compañías listadas por Fortune que tenían al menos tres mujeres en posiciones directivas han encontrado excelentes incrementos en sus resultados.

A pesar de que se ha demostrado que las mujeres representan activos significativos dentro de la industria de las tecnología, en España, por ejemplo, la situación laboral del género femenino en IT sigue siendo preocupante.

De acuerdo con el estudio realizado por la Unión Internacional de las Telecomunicaciones en el caso de España, las mujeres representan tan solo el 18% de los profesionales pertenecientes en la industria tecnológica. Así mismo las cifran indican que solo el 19% de los trabajadores de la industria tienen como jefe a una mujer. Esto solo prueba que el techo que existe sigue siendo muy difícil de superar. Según el dato aportado World Economic Forum si las cosas no cambian y el crecimiento continúa siendo tan lento, la brecha entre hombres y mujeres dentro de la industria no será superada sino hasta 2133.

De acuerdo con las predicciones que realiza la Comunidad Europea se estima que para 2020 se necesitarán más de 825.000 profesionales dentro de la industria, sin embargo, en

El empoderamiento de las mujeres dentro de la industria, la mejora de su representación y participación en todos los ámbitos de la vida, pero sobre todo en el mundo de los negocios dominado por los hombres, es fundamental para demostrar que las mujeres tienen el poder de elegir y definirse a sí mismas, no sólo cuando se trata de mantener unida a la familia y la organización de la familia, sino también en la selección de su trayectoria profesional que exista un cambio, no solo con la situación actual, sino que se comience a trabajar en las generaciones que se están formando. Programas que promuevan y que incluyan a mujeres en carreras científicas y de ingeniería son fundamentales para que la situación de un giro. En España, menos del 8% de las niñas de 15 años manifiestan un interés por hacer estudios superiores en esta área. Esto puede deberse a la percepción que hay de que acceder a esta industria es casi imposible para las mujeres.

De acuerdo con Sara Gómez, asesora de la Real Academia de Ingeniería, la carencia de mujeres en las aulas de clase de las carreras de ingeniería puede deberse a una presión social y parámetros que están muy arraigados en las familias y en las sociedades disminuyen el autoestima de las niñas durante la adolescencia y esto hace que vean como imposible el reto de superar una de esas profesiones.

Por otro lado, también hay quienes afirman que las mujeres sencillamente están menos interesadas en estudiar este tipo de profesiones y por lo tanto, por eso, hay menos mujeres dentro de la industria de las tecnologías.

Inesdi ofrece a profesionales y empresas la formación más completa y actualizada para que formen parte del sector con más proyección del momento, somos la primera escuela empresarial especializada en innovación digital.

El modelo pedagógico de Inesdi incentiva los contenidos innovadores para la gestión empresarial, ayudando a mejorar las capacidades personales y la empleabilidad de los alumnos. Nuestro modelo académico se basa en la adquisición de conocimientos, el desarrollo de habilidades y el fomento de las competencias personales.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *