Cómo conseguir capital privado

Ahora que has empezado desarrollar ese proyecto que tenías en mente, te has dado cuenta de que emprender no es nada sencillo, sin embargo, hay ideas que vale la pena defender a capa y espada para poder llevarlas al siguiente nivel.

El problema es que de ambición y ganas no vive un emprendimiento, por tanto, es fundamental pensar en la forma de obtener recurso externo, para así poder inyectarlo hacia la empresa naciente y explotar al máximo todo su potencial. A este recurso también se le conoce como capital privado.

Ahora que sabes cuál es el paso a seguir, en este artículo te daremos algunos consejos para que puedas conseguir capital privado para tu emprendimiento.

 

Acercare con entidades financieras serias y de confianza.

Antes de tomar decisiones precipitadas y aceptar dinero cuya procedencia desconoces, es bueno que hagas una investigación previa de los mejores fondos de inversión de capital privado, y hacerlo es tan sencillo como acercarte directamente con la Asociación Mexicana de Capital Privado, o a través de sus redes sociales, e identificar cuáles son las más recomendables y aptas para tu giro.

Una vez que identifiques quiénes podrían ser tus aliados estratégicos, entonces puedes proceder ordenar tanto tus ideas como los requerimientos que tienes para poder proyectar tu negocio a mayor escala.

 

No te desesperes y contempla el tiempo que habrás de invertir.

Como todo lo que vale la pena en esta vida, los procesos de inversión toman su tiempo, y debes considerar que el aporte de capital no se hace de forma instantánea, sino que se lleva a cabo de manera paulatina, pues los socios inversionistas deben ir conociendo más a fondo tu proyecto.

Regularmente este tipo de procesos pueden prolongarse de 6 semanas a 4 meses, por ello es importante que en el primer contacto seas concreto y conciso cuando expliques en qué consiste el giro de tu empresa y cuál es su sentido de Innovación, esto ayudará a que el proceso sea un poco más ágil.

 

Mantén el enfoque y sé objetivo con la valuación de tu empresa.

Algo bastante común en este tipo de negociaciones es que, quienes buscan la inversión de capital, presentan valuaciones muy elevadas, hechas por “expertos” que realmente ni siquiera invertirán en su proyecto, o por otro lado, que esos valores se manejen bajo estándares estadounidenses.

La propuesta que hagas debe ser atractiva, sin perder su objetividad, pues toma en cuenta que quienes aporten en capital lo harán a cambio de un porcentaje de las acciones de tu empresa, por eso, es importante que al armar tu presentación no pierdas de vista esta premisa.

 

Busca que los valores de tu empresa empaten con los del fondo.

Y por último, antes de casarte con cualquier fondo de inversión, debes cerciorarte de que tanto sus valores como su visión se asemejen lo más posible a las de tu empresa.

Considera que para tener un equipo bien coordinado y que busque las mismas metas, se debe creer en el proyecto, de ahí que elegir el fondo adecuado nunca es fácil, pero más vale tomar una decisión tardada pero certera equivocarse de socios.

 

Estas son algunas recomendaciones que puedes tomar en cuenta para buscar capital privado.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *