¿Cómo funciona el marketing en el mundo deportivo?

Al igual que en otros sectores, el marketing deportivo está, actualmente, enfocado no solo en generar ventas, sino, generar interés en el conjunto de valores, experiencias y emociones, que los expertos van edificando en torno a la identidad de una marca.

La llegada de las redes sociales supuso una transformación en la mentalidad de los publicistas. Ahora están más interesados en comprender mejor a su público objetivo, conocer sus motivaciones y no solo sus gustos. Se trata de entender en profundidad el patrón que conduce a los consumidores a tomar elecciones entre una marca, u otra.

El marketing deportivo lo vemos en grandes eventos como las recientes Olimpiadas Tokio 2020, o la Champions League. Pero también podemos verlo a escala local, como el caso de los coachs o trainers que hacen vida en algún gimnasio, estableciendo alianzas de mutuo beneficio.

¿Qué caracteriza el marketing deportivo?

Sin embargo, esto no quiere decir que el objetivo primordial deje de ser promocionar la venta de productos y servicios. Lo que caracteriza en ese caso al marketing deportivo, es que utilizan la imagen de un deportista, o los valores del deporte en general, para conseguirlo.

Muchas veces se ha mencionado el caso del marketing deportivo como uno más de la larga lista de nichos que se han adaptado a las nuevas estrategias digitales. Sin embargo, va un poco más allá: de alguna manera, la industria deportiva ha sido punta de lanza en hacer publicidad apelando a las emociones de su público objetivo.

En el mundo del deporte, los valores que los seguidores comparten con sus ídolos deportivos, o la pasión que une a la fanaticada, son fundamentales para mantener viva la industria. Se establece un vínculo afectivo entre las partes, no solo desde un beneficio económico.

El marketing deportivo como negocio actual

El marketing es la principal forma de monetización del deporte. El respaldo de las marcas y la publicidad de sus productos son el fundamento de la economía que se mueve detrás. Ante esta realidad, no es de extrañar que, con la pandemia, el deporte no se haya ido a pique. Es de los pocos negocios que se negaron a cerrar sus puertas, ya que se hizo posible la transmisión de los eventos.

El ecommerce es una evidencia de cómo el marketing se ha sabido adaptar a las nuevas exigencias del deporte. La ausencia del público en las gradas no fue un impedimento para continuar con la dinámica que hay entre los espectadores y los deportivas/anunciantes. Y esta relación se transmitió de otra manera, aprovechando el incremento histórico de las nuevas formas de comercialización online. Es decir, se popularizó a gran escala y descentralizó el modo de comercio venido de la publicidad haca los deportistas. Esto hizo posible que negocios más pequeños se adentraran a esta nueva manera en auge de capitalizarse.

Cómo puedes aplicar el marketing deportivo a tu negocio

El marketing deportivo, en primera instancia, podría pensarse en su aplicación a gran escala. El primer reto, entonces, está en visibilizarlo como parte de un negocio que no necesariamente esté relacionado con el mundo deportivo y que, a su vez, sea capaz de rentabilizarlo. ¿Cómo se hace esto?

En primer lugar, es necesario señalar que no hay que ser una gran multinacional para aplicar este tipo de marketing. Si nos vamos a la definición, tiene que tratarse solo de algún tipo de producto o servicios relacionados con el mundo del deporte. Esto significa que, por ejemplo, vender camisetas o zapatos deportivos ya es una forma de aprovechar la movida que hay en el mundo del deporte. Utilizar la imagen de los deportistas más famosos y del deporte que esté más en auge en esa temporada es una forma de aplicar el marketing deportivo.

Tips para hacer una campaña de marketing efectiva

Ten en cuenta que ante un mercado altamente competitivo, una identidad original y distintiva es muy importante. Así mismo, producir contenido de valor será fundamental, bien sea este escrito, gráfico, o audiovisual. Estas son algunas ideas para conseguirlo:

  • Asociar la imagen de tu negocio con un deportista o un equipo que esté actualmente de moda.
  • Involucrar las redes sociales de tu negocio con la temporada deportiva vigente.
  • Elegir a un target aficionado, antes que a un consumidor. Los primeros son leales a la imagen del equipo o deportista que publicitas, antes que a la utilidad del producto que vendes.
  • Atiende a las emociones de tus posibles clientes. Utiliza stories emotivas para fidelizarlos.

Para lograr la mayor efectividad posible aplicando estos tips, tu principal objetivo es lograr alianzas o asociaciones con marcas deportivas. De esta manera, podrás tener un suministro constante de productos y servicios y, además, una imagen representativa muy fuerte detrás de tu negocio.

¿Qué tipos de marketing deportivo hay y cuál deberías aplicar?

El marketing deportivo, además de las ventas, está  enfocado hacia la transmisión de valores que se llevan en el mundo del deporte. Aún así, hay varios tipos de marketing que se aplican según el modelo de negocio. Por lo cual, es importante distinguirlos para tener un objetivo claro a nivel comercial:

  • Marketing de eventos deportivos.
  • Marketing de entidades o deportistas.
  • Marketing de productos o servicios deportivos.
  • Marketing de deporte en general.

Elige uno de estos tipos para aplicar a tu negocio. Es importante que lo definas, en lugar de aplicar varios, porque podrás enfocarte en establecer un vínculo más fuerte con tus potenciales clientes. El que sea más conveniente, si quieres aprovechar una temporada alta, será el deporte o la figura más popular que esté vigente en ese momento. Y si decides que tu negocio sea en general acerca del deporte, una visión más amplia del mundo deportivo será la adecuada.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *