¿Cómo hacer una Newsletter exitosa?

Bastante hemos comentado sobre la importancia del email marketing dentro de las campañas que realicemos para lograr captar cada vez más clientes y seguidores. Aunque hablar de correo electrónico como herramienta de marketing parezca algo de décadas pasadas, lo cierto es que el correo electrónico forma parte de la cotidianidad de las personas y es necesario aprovechar esta ventana para llegar a nuestro cliente de forma regular y personalizada.

Además de las estrategias de mailing que son utilizadas principalmente como herramienta publicitaria para promocionar los productos y servicios de una marca, existe una forma de conectar e influir sobre el público de forma indirecta con las últimas noticias y promociones de tu marca: el newsletter.

El newsletter, o boletín informativo, es una publicación digital enviada a través de correo electrónico con cierta periodicidad –que puede ir desde una vez cada varios meses hasta de forma diaria- y que normalmente contiene artículos o información de interés sobre la marca y el sector donde esta se desenvuelve.

A diferencia del mailing tradicional, el usuario que recibe el boletín debería siempre de haber solicitado, o al menos haber accedido, a formar parte de la lista de distribución, convirtiéndolo en un suscriptor que está interesado en el contenido de tu marca. Estas características convierten al newsletter en un canal idóneo para fidelizar a nuestros clientes o seguidores.

Cómo hacer una buena Newsletter

Aun cuando en un buen boletín informativo podemos incorporar algunas de las estrategias generales de email marketing, sus particularidades hacen que el diseño de los newsletters sea algo distinto.

Es por esto que a continuación te presentamos algunos consejos para hacer un newsletter exitoso.

1. Haz un diseño llamativo, sencillo y adaptable a todas las plataformas

Quien se suscribe a un boletín espera recibir información relacionada con tu marca, y es eso exactamente lo que debes ofrecerles en cuanto a diseño. En este sentido, el newsletter debe incluir los aspectos básicos que el lector pueda relacionar directamente con tu marca: el logo, los colores corporativos, la tipografía y todo el resto de los aspectos que forman parte de la imagen visual de la marca son aspectos indispensables. Naturalmente, el boletín debe cuidar que su diseño sea de fácil lectura, verificando además que el contenido sea capaz de adaptarse a cualquier dispositivo desde el que sea abierto.

2. Crea contenido interesante e informativo, en lugar de promocional

Si bien el boletín debería incluir información sobre las ofertas, productos o servicios ofrecidos por nuestra marca, esto debe ser una parte minoritaria de lo que se incluya en mismo. El newsletter debe incluir noticias relevantes tanto de la marca, como de la industria y del entorno geográfico en donde se desenvuelve. El contenido formativo también debe tener una gran cabida en nuestro boletín, siendo esta una buena forma de promocionar –indirectamente- nuestros productos. Por ejemplo, si se incluye un tutorial sobre los distintos usos que podemos darle a un determinado producto, no sólo se proporciona información útil al lector, sino que indirectamente se hace mención al producto y se exaltan sus características resaltantes.

3. No olvides incluir enlaces

Un error que no puede cometerse al enviar un newsletter es no incluir enlaces tanto hacia nuestro portal como hacia nuestras redes sociales. Las noticias y demás información que sea incluida, debe estar vinculada al apartado del portal web donde se pueda ampliar la información. Es precisamente este uno de los principales objetivos del newsletter: que el cliente eventualmente entre a nuestro sitio o a nuestras redes. Inclusive, podemos valernos de enlaces en textos ancla para incluir discretamente dentro de un texto, un enlace directo hasta la descripción de un producto o, inclusive, uno que conduzca directamente a nuestra tienda de compras en línea. Los enlaces a las cuentas de las distintas redes sociales en las que tengamos presencia deben siempre estar dentro de cualquier correo electrónico que enviemos a nuestros clientes.

4. Segmenta a tu público

Una de las ventajas que ofrece el newsletter es que podría obtenerse mayor cantidad de información del suscriptor que en cualquier otro tipo de publicación. Tanto en el proceso de registro en sí mismo, como más adelante en el tiempo, al ser una publicación que se recibe de forma voluntaria el cliente tendrá una mayor confianza y disposición a proporcionar mayor información que permita no sólo mejorar el contenido en general, sino segmentar al público para ofrecer información adaptada a cada grupo. Hacer distinciones básicas basadas en edad, sexo, ubicación geográfica o compras previas, puede mejorar la capacidad de hacer un diseño que permita que el contenido que se envíe sea relevante para el lector. Aún cuando esto pueda suponer mayor trabajo, con una mejor segmentación puede hacerse una mejor adaptación del contenido manteniendo así su relevancia y evitando que eventualmente el suscriptor se dé de baja, deje de abrir los correos electrónicos o marque nuestra información como spam.

5. Automatiza el envío y usa herramientas para hacer seguimiento de la campaña

Valernos de una herramienta de automatización es casi un requisito para permitir que cualquier estrategia de email marketing sea viable. En este sentido, tener herramientas que permitan no sólo el envío masivo de correos electrónicos, sino dar de alta y baja de forma fácil a los usuarios es algo que hará más eficiente todo el proceso. Además, debemos contar con la posibilidad de hacer seguimiento a todo lo que sea enviado, desde conocer si todas las direcciones a las que enviamos un email están recibiéndolo, hasta poder medir cuántas personas han abierto el email y cuántas otras han entrado a través del boletín al sitio web.

Si bien han surgido otros canales como las redes sociales a través de los cuáles podemos tener un acercamiento directo con nuestro público objetivo y que demandan de nuestros esfuerzos para desarrollar estrategias de marketing adecuadas, lo cierto es que el email, y el marketing realizado a través del mismo, sigue siendo una herramienta relevante para ofrecer información relevante a nuestra audiencia.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *