Conceptos prácticos de finanzas para un plan de marketing digital

Cuando tenemos que elaborar un plan de marketing digital nos vienen a la cabeza las estrategias de social media, la usabilidad de la web o el tipo de público al que vamos a dirigirnos, pero muy pocos pensamos en el plan financiero, ¡gran dolor de cabeza para la mayoría!

Aunque existen múltiples aplicaciones, herramientas y plataformas que pueden ayudarte a llevar una rutina, o profesionales que se hacen cargo de las finanzas de otras empresas, con este blog quiero mostraros a no siempre es tan difícil como parece y que, con un poco de paciencia, puedes llevar tu propio plan financiero de marketing digital.

Plan financiero de marketing online

Lo primero que debemos saber es qué información nos aportará el plan financiero de marketing digital. Este apartado no se lo inventó un hombre que estaba aburrido y quería fastidiar a todos los que formásemos parte de un negocio, todo lo contrario, pretendía que desde antes de llevar a cabo un negocio o una re-estructuración de la empresa tuviéramos presente hasta dónde podíamos llegar con el cash de la compañía.

Cuando quieres hacer alguna reforma en casa llamas a un profesional y le pides presupuesto, ¿verdad? En dicho presupuesto se incluyen los materiales que se necesitan para llevar a cabo al obra, el coste de la mano de obra que se va a necesitar y otros gastos extras en los que se podrá incurrir. Pues un plan de marketing es igual, para llevarlo a cabo deberás elaborar un detallado presupuesto que refleje todos los gastos en los que incurrirás para que el resultado sea el esperado.  La utilización de un software de facturación, te permitirá agrupar los gastos e ingresos por categorías y por proyectos, para así poder ver la evolución de cada uno de ellos de forma detallada en un futuro balance.

Vayamos por partes:

  1. Marca los objetivos que quieres alcanzar: %beneficio anual, ventas anuales deseadas, etc.
  2. Elabora un presupuesto de todos los gastos que provengan de acciones o estrategias online: compra de herramientas de medición, campañas de adwords, pago de herramientas de promoción en redes sociales, etc.
  3. Elabora una “adivinación” de los resultados que esperas obtener: incremento del número de clientes, número de ventas previstas, etc.

Estas dos premisas son la clave de la prospección de la cuenta de resultados de nuestro plan. Para ello, deberíamos tener presente las siguientes cuentas para conocer la situación financiera de nuestra empresa:

ESTADO DE RESULTADOS

Este es el estado financiero que muestra claramente en qué te gastas el dinero y sobre qué productos y servicios te entran los ingresos. El objetivo es poder comparar la evolución de los ingresos y gastos en un periodo de tiempo determinado, así detectar donde recortar o aumentar cash.

Principales elementos de cada partida:

Estado de resultado

BALANCE DE SITUACIÓN

Es el estado de situación patrimonial o, dicho más sencillo, es un informe financiero que muestra la situación de la empresa en un momento determinado.

Para realizar este estado es importante que tengas en cuenta todos tus activos, es decir, todo aquello que es tuyo (mobiliario, edificios, existencia, etc.) y tu pasivo,  todo lo que debes a terceros (deudas bancarias, proveedores, hacienda, etc.). Además, en este apartado se encuentra tu patrimonio neto, que no es más que el valor total del negocio una vez descuentes todas tus deudas.

Elementos básicos de cada partida:

Balance situación

Con todos estos datos bien estructurados tenemos todo lo necesario para establecer:

  • Umbral de rentabilidad: con el que medimos el volumen de ventas a partir del cual la empresa empezará a obtener pérdidas o beneficios.
  • Aproximación del ROI: muestra el retorno de la inversión realizada.

Estos ratios nos ayudarán a valorar cual ha sido el alcance de los objetivos que fueron propuestos en el inicio del plan de marketing online.

Si estás interesado en profundizar más en este tipo de conceptos, te dejo el primer capítulo de un libro muy recomendado: Pequeño cerdo capitalista. Si te gusta tanto como a mi, no dudes en visitar el blog de su autora.

Como ves no es nada que pueda realizarse en 5 minutos, un plan financiero requiere tiempo y paciencia y, como todo, al principio es bastante engorroso pero en cuanto coges la dinámica es una rutina más de tu negocio. ¡Y nadie mejor que tú mismo para ver qué falla y qué puede mejorar!

2 Comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Necesitas ayuda?