La rentabilidad de las mesas de cultivo

Las mesas de cultivo constituyen un ejemplo de cómo el interés por la ecología ha calado en las familias urbanas que, más desconectadas del campo y la Naturaleza que en otros entornos, buscan soluciones con las que cultivar sus propias hortalizas y flores sin tener que salir de casa.

Como en muchos otros sectores, las mesas de cultivo se han ganado su propio espacio gracias a la rentabilidad que ofrecen desde diferentes puntos de vista.

Una opción ecológica y económica

Ecología y economía no siempre van de la mano. El consumo de comida ecológica o incluso los diferentes métodos de reciclaje exigen una inversión para la familia. El huerto urbano desde el concepto tradicional, también requiere de una gran inversión, por eso se ha fomentado el uso de mesas de cultivo.

Con los mismos resultados que un sistema de cultivo corriente, una mesa de cultivo no requiere apenas inversión ni mantenimiento, ya que utiliza un sistema inteligente de riego para que se aproveche al máximo los recursos utilizados.

Cultivo hidropónico

Este sistema es conocido como cultivo hidropónico, que implica el uso de soluciones minerales en lugar del suelo agrícola tradicional. Este cultivo hidropónico destaca entre otras cosas por servir tanto en cultivos que están en el exterior, como en aquellos que se resguardan en el interior.

El cultivo hidropónico utiliza sustrato perlita, una solución aprobada para uso en agricultura ecológica que hace más sencillo, limpio y efectivo todo el proceso.

Algunos sistemas de mesas de cultivo aprovechan el cultivo hidropónico de forma modular, de manera que pueden crecer verticalmente sin riesgo a que el riego quede descompensado, pues cada uno de estos módulos es en realidad independiente.

Un cultivo de diseño en poco espacio

El hecho de ser una solución para utilizar en casa, hace que las mesas de cultivo con sistema hidropónico presenten ciertas características que las hacen específicamente atractivas para tener en la ciudad.

El diseño es una de estas características. Con opciones de minimalismo y modernismo, el acabado final permite disfrutar de ellas casi en cualquier tipo de diseño interior, facilitando con ello elegir sin problemas su ubicación final.

Igualmente, también destacan por el poco espacio que necesitan. Una mesa de cultivo mide unos pocos centímetros de ancho, que nunca son superados, ya que en caso de crecer con nuevos módulos, el sistema acoge una nueva y práctica modalidad vertical.

Medio de comunicación dedicado a los negocios, a las startups, al marketing digital y a los emprendedores. En él encontraremos información sobre actualidad, eventos, formación y muchos otros temas de interés.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *