De estrellas y bits

El otro día leía que IDC calcula que nuestro universo digital –compuesto por los datos que creamos y copiamos– crece un 40% cada año y prevé que en 2020 el universo digital tenga casi tantos bits como estrellas en nuestro universo físico. Quizás los enamorados ya no regalen estrellas y prefieran poner el nombre de su pareja a un bit.

 

Dejando las cuestiones románticas a un lado, el Data ha dejado de ser algo excepcional y ha pasado a ser una práctica integrada en la mayoría de las empresas. Sin embargo, pocos ecosistemas evolucionan más que el digital, donde la única constante es el cambio que ya todos hemos interiorizado como normal.

 

De hecho, si cogemos la bola de cristal de las tendencias en esta área para el año que viene veremos cómo el número de datos se seguirá multiplicando gracias a los avances en el Internet de las Cosas (IoT y wearables) y chatbots, por supuesto con la explosión de la voz. Estos simpáticos robots que usan una de cada cuatro empresas –datos de Forbes– ya no sólo funcionan como asistentes virtuales, sino que son una fuente importante de recolección de Data.

 

Otro de los avances más importantes de cara a los próximos meses será la aplicación de la Inteligencia Artificial al Big Data, que supondrá una mejora significativa y una mayor eficiencia en el tratamiento de datos y en la obtención de insights del consumidor, nuestro leitmotiv. Aunque el gran reto sigue siendo la interlocución 1to1.

 

Relacionado con la Inteligencia Artificial veremos cómo proporcionarán los mejores case studies -o Data Governance– a los arquitectos y científicos de datos. Será un asesor de confianza que además, nos ayudará a distribuir de manera más proporcionada y de forma más rápida el trabajo.

 

Por otro lado, sabemos que la llegada de la programática –la automatización de los procesos de compra y venta– revolucionó el sector de la Publicidad, y por supuesto en 2019 seguirá desarrollándose y enriqueciéndose gracias a la Inteligencia Artificial y al Machine Learning.

 

El objetivo es sencillo: incrementar el retorno de la inversión, la eficacia y el valor de nuestras acciones mediante la hipersegmentación y la granularidad para llegar al público objetivo, en el momento adecuado con el mensaje más apropiado.

 

También nos permitirá descubrir el mejor precio en las redes de publishers (editores), nos ayudará a resolver dificultades con la asignación de presupuesto –siempre buscando la opción más ventajosa para el anunciante– y creatividades. De esta forma, los presupuestos de las marcas se optimizarán gracias a un profundo análisis del consumidor, como su sentimiento hacia la marca, estado de ánimo del usuario y el análisis contextual más profundo. Es decir, los insights extraídos del Data.

 

Otra de sus bondades es que permite identificar los momentos óptimos para publicar un anuncio y decidir qué mensaje debemos emplear dependiendo del momento del funnel de compra en que se encuentre el usuario.

 

Toda la tecnología que nos ayude de forma efectiva a manejar esa marea de Datos y a extraer el conocimiento del consumidor es bienvenida. De ahí nuestro esfuerzo por incorporar la mejor tecnología del mundo en nuestros procesos. Solo así podremos hacer una publicidad cada vez más relevante para el consumidor y eficaz para las marcas.

Service Director, [m]PLATFORM en GroupM España.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *