Lánzate con red al mundo de la venta online

Llevas un tiempo pensándolo y quizás ya le has dado más vueltas de la cuenta. Sabes que algunos negocios online están funcionando muy bien y no quieres quedarte atrás en cuanto a emprendimiento online se refiere. ¿Confías en ti? Si la respuesta es sí, entonces sigue leyendo.

Los secretos mejor guardados de los e-commerce

Literalmente significa “comercio electrónico”. Consiste en la compra y venta de productos o de servicios a través de las redes sociales y otras páginas web. Los pagos se realizan a través de medios electrónicos, como las tarjetas de crédito, y de ahí se orininó en un principio su nombre.

Desde el advenimiento de Internet a mediados de los años 90, las empresas más adelantadas (en primer lugar) y todas las demás (después) se han estado preocupando por saber exactamente qué demandan sus clientes y de qué nuevas y mejores formas pueden ofrecérselo a través de la red.

Sin embargo, muchas de esas empresas han creado páginas de carácter institucional con el propósito de ofrecer información, pero no de vender. Están desaprovechando las ventajas que supone el uso de las herramientas del marketing digital para tener oportunidad de aumentar sus ingresos por la vía online. La presencia no es suficiente, hay que entender Internet en un sentido mucho más amplio.

A través de la red, se pueden hacer explosionar las barreras físicas que hasta ese momento existían para llegar al público objetivo de un determinado servicio o producto. Todo está al alcance de todos y no existen verdaderas fronteras comerciales en pleno año 2018. ¡Hay que sacar partido de esto!

Incluso sabiendo eso, muchas empresas no quieren ofrecer información acerca de sus productos y lo hacen solamente acerca de su compañía, ya que pretenden forzar al posible comprador a que se ponga en contacto con ellos a través de las vías tradicionales como la tienda física o el teléfono.

Se trata de un gran error no llegar a comprender las posibilidades de captación que el mundo online ofrece a infinitos modelos de negocio diferentes. El espacio geográfico no limita la potencialidad de los clientes en el mundo virtual y esto hace posible llegar a millones de personas en todo el planeta.

Quienes sí han visto color al asunto han creado de cero, se han transformado o expandido con el e-commerce. Estos, tienen como principal objetivo cerrar la operación de venta con el pago electrónico sin que el usuario deba salir de la página en ningún momento. Todo el proceso se realiza online. En algunos casos, como es por ejemplo el de los infoproductos, la operación electrónica no termina con el pago si no que el último paso es la entrega del producto o servicio final contratado.  Es decir, automáticamente después de pagar recibimos en nuestro e-mail lo aquello que hemos comprado.

Como decíamos, todo el proceso es llevado a cabo a través de Internet, esto es lo que precisamente define al e-commerce. Las transacciones electrónicas que suponen las ventas online generan un beneficio económico que se ve reflejado en la cuenta de resultados del negocio.

Este negocio puede existir también de manera offline y tener presencia física en algún punto geográfico determinado abierto para atender al público, o en otras circunstancias se trata solamente de un comercio electrónico que no actúa vendiendo más allá del ámbito virtual.

Las páginas de los e-commerce están generalmente compuestas por una estructura de 4 secciones diferentes: la información institucional, el catálogo, procesamiento de órdenes y pasarela de pago. Es en las dos primeras en las que el trabajo de copywriting se torna fundamental.

Para destacarse de la competencia es necesario contar con una buena propuesta de valor diferenciadora y altas dosis de creatividad. En la parte que trata la información corporativa es necesaria la redacción persuasiva para atraer a los compradores y ganarse su confianza.

Por otro lado, la parte del catálogo (imprescindible para que la página y el negocio sean considerados un e-commerce) requiere de fichas de productos que contengan información detallada del producto, sus beneficios y precios sin dejar de lado importantes técnicas presentes en los textos publicitarios como el estilo, el tono, el claim o el naming.

Como ves, no es tan sencillo poner en funcionamiento el comercio electrónico. La organización de cada una de las secciones conlleva el conocimiento profundo que solo puede aportar una agencia de marketing online. Las agencias de marketing digital, también llamadas agencias de marketing online pueden ayudarte a levantar un e-commerce verdaderamente competente y funcional.

Hay veces en las que tratar de hacer todo por ti mismo no sale rentable. Para eso existen las especializaciones. Te recomendamos que si estás pensando en emprender en Internet cuentes con la colaboración de profesionales que te echen una mano para poner en marcha tu gran proyecto.

Etiquetas:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Necesitas ayuda?