¿Cómo escoger una buena escuela de negocios?

La innovación y el emprendimiento han permitido renovar el modelo educativo, transformando de forma ágil la obtención de conocimiento. Nuestra sociedad ha vivido un cambio en la formación, protagonizando nuevas metodologías de enseñanza y nuevos centros especializados.

Una escuela de negocios es un centro de formación de enseñanza superior, donde se imparten materias sobre contabilidad, administración, finanzas, estrategias, emprendimiento…entre muchas otras. La gran mayoría de escuelas son especializadas en un tema principal e imparten contenido relacionado con ello.

Obtener un título más y ganar formación es algo muy positivo para todo profesional. A la hora de seguir formando o complementando nuestros estudios hay una cuestión que siempre nos hacemos.  ¿Dónde cursar mi próximo máster?  ¿Y qué tengo que tener en cuenta para elegir un buen lugar?

Estos son algunos puntos a tener en cuenta para comenzar a decantarnos por una buena escuela de negocios.

1.      Programa personalizado

Las escuelas de negocios orientan sus materias o formación a sector muy específicos relacionados con los diferentes departamentos de una empresa. Los programas son adaptados, prácticos y altamente orientados al trabajo.

Los profesionales suelen buscar másteres, posgrados o cursos para especializarse en una materia concreta. Adquirir mayores conocimientos de gestión, permite reciclarse con mayor rapidez. Por ese motivo, los ejemplos o casos que se tomen deben ser totalmente reales y actuales. Es decir, la formación impartida debe estar cada vez más cerca del mundo real.

El horario es un dato fundamental, en caso de compaginar la formación con la vida laboral. Muchas escuelas ofrecen la posibilidad de cursar las materias de forma online, aportando mayor flexibilidad a sus alumnos.

Antes de escoger, también debes tener presente las prestaciones que ofrece el sitio, las instalaciones, los procesos de admisión, el prestigio dentro del mundo empresarial y sobre todo el contenido de sus programas.

2.      Aprendizaje a través de la experiencia directa

La escuela de negocios que escojas debe proporcionarte flexibilidad y cursos personalizados. Una buena escuela debe promover la creación de nuevas empresas y el autoempleo.

La enseñanza debe tener un enfoque practico y complementar el aprendizaje. En los últimos años numerosas escuelas comienzan a impartir clases de tipo “experiential learning” o “action learning”. Aprende de los mejores líderes y acércate a sus proyectos.

Una buena escuela debe crear un vínculo entre la formación y las empresas. Obtén títulos reconocidos y de valor.

3.      Metodología

La metodología de la escuela de negocios debe ser un hecho primordial para un correcto aprendizaje. La metodología debe acomodarse al titulado y aportar un valor añadido al aprendizaje obtenido hasta el momento.

¿Programas presenciales u online?

La gran oferta de másteres presenciales sigue siendo mayoritaria en el mercado. Aunque los programas online siguen cogiendo peso, acercándose con facilidad al profesional.

Los expertos consideran positivo el aprendizaje presencial, donde el aula hace de lugar de comunicación. Según ellos, el modo tradicional de aprender continúa siendo más completo y rico a su vez.

Sin embargo, los programas e-learning pueden llegar a ser muy efectivos entre los profesionales. Son adaptables a uno mismo y cada vez más participativos. Estos permiten realizar los estudios desde cualquier ocupación o zona geográfica. Tienen un carácter interactivo y muy personal. Son programas hechos para compaginarse con la actividad laboral.

4.      ¿Centro especializado o generalista?

Muchas veces escoger qué programa realizar puede resultar algo muy difícil. Cada programa contiene sus propios cursos y metodología. ¿Pero cuál es el más conveniente?

Para ello, debemos distinguir entre programas especializados y generalistas. Ambos deben asumir un mismo objetivo, proporcionar conocimiento.

Los generalistas otorgan una visión global de todas las aéreas de la empresa. Pueden ser programas favorables para aquellos titulados que no hayan estudiado empresariales y quieran asumir mayores responsabilidades. Un MBA, por ejemplo, es perfecto para estudiantes con experiencia ejecutiva o de nivel gerencial, que desean cambiar su carrera profesional y lograr más mediante el desarrollo de sus habilidades existentes.

Los programas especializados investigan o indagan en temas más especializados de un campo determinado. Son muy recomendables para las personas recién tituladas en algún sector. También están hechos para redirigir el futuro hacia un campo determinado o diferente al habitual. Muchos profesionales deciden reorientar su visión y reengancharse en otro sector del mercado laboral.

5.      Profesorado activo

El profesorado es fundamental para obtener una buena formación. El contenido impartido en las clases debe ser interactivo y teórico. Para que el aprendizaje sea más correcto y se acerque más a la vida real, el profesorado debe estar activo en el sector. El equipo debe estar compuesto por académicos, empresarios, consultores y líderes empresariales.

Se buscan perfiles de profesionales activos en los negocios, es decir que trabajen actualmente en el sector empresarial o estén relacionados con las materias que imparten. Estos profesionales serán capaces de transmitir su experiencia a los alumnos y mostrar casos reales vividos.

6.      Bolsa de trabajo y de prácticas

Ofrecer buenas ofertas de prácticas y la participación en intercambios con otros países, enriquecerá tus estudios. Fórmate en un lugar donde puedas potenciar tu propia marca, construye tu personalidad de negocios.

A la hora de escoger un sitio de formación, ten presente su bolsa de empleo y las salidas que te ofrecerán como profesional. Investiga y decántate por la mejor escuela. Ten en cuenta el prestigio que tiene a nivel de negocios internacionales y escoge la mejor.

7.      Internacionalización

Acabar tu proceso de aprendizaje acompañado con la posibilidad de estar en el extranjero es un valor añadido. Muchos consideran imprescindible obtener experiencia internacional y hablar más de 2 lenguas. Obtener experiencias en este sentido añade mucho valor a tu futuro currículum.

Estudiar en una escuela de negocios que facilite intercambios de alumnos con otras escuelas de otros países es una gran ventaja. Cambiar de campus o de país da un respiro a los alumnos o profesionales. El poder de conocer otras ciudades y culturas, aumenta las perspectivas positivas de los centros.

8.      Nuestra elección

Si tu idea es estudiar en una escuela con proyección realmente internacional, te aconsejamos empezar por una business school en Barcelona que ofrece la posibilidad de personalizar sus programas, con la opción de cursar en inglés distintos semestres en sus otros campus de Múnich, Ginebra y Montreux. La EU Business School ofrece además la posibilidad de ir más allá y de estudiar una temporada en los campus de sus prestigiosos socios de Estados Unidos o de Tailandia.

Aquí tienes nuestros consejos y una escuela referente en el sector que te ayudarán a elegir el postgrado, grado o maestría más apropiados para tu caso. ¡Crea tu propia suerte!

Medio de comunicación dedicado a los negocios, a las startups, al marketing digital y a los emprendedores. En él encontraremos información sobre actualidad, eventos, formación y muchos otros temas de interés.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *