5 estrategias para tu primera feria internacional sea un éxito

Cuando decidimos apostar por nuestras ideas, invertir en ellas y trabajar para materializarlas, indiscutiblemente nos volvemos estrategas de negocios y constantes estudiantes de economía y marketing con el fin de rentabilizar esa idea, ponerla a producir y eventualmente poder vivir de ella. Estando en ese proceso es probable que se nos atraviesen las ferias comerciales como una oportunidad vitrina para presentar aquellos que hemos venido desarrollando, captar clientes y lograr conexiones comerciales que le puedan a ayudar a tu empresa a sostenerse y proyectarse.

Empieza a moldear esta decisión investigando qué ferias relacionadas a tu campo de trabajo tendrán lugar, en qué fechas y cuáles serán las locaciones. Lo más probable es que varias de las que te interesen no se den en tu misma ciudad o en tu mismo país, con lo cuál querrás empezar tu preparación con suficiente tiempo de antelación.

En este sentido si estás por ejemplo intentando expandir tu marca de moda, busca ferias en Milán, París o Nueva York; si haces documentales quizá quieras revisar las ferias que tienen lugar en Cannes previo a su famoso festival de cine y contactar con empresas especializadas en diseño de stands para eventos en Cannes y pedir un presupuesto. De esta manera tendrás ya una cifra inicial para calcular cuál será la inversión que tendrás que hacer.

Una vez hagas este ejercicio financiero, podrás evaluar con mayor fundamento si la inversión que contemplas hacer vale la pena. Este es el paso clave, pues la planificación no solo lleva a una participación más exitosa, sino que demuestra una profesionalidad empresarial que tus clientes y socios notarán desde que llegues al centro de convenciones donde se desarrollará el evento.

Plantéate un objetivo

¿Qué esperas lograr participando en esta feria internacional? ¿A qué público esperas conectar? ¿Con quién quieres cerrar negocios? Hacer y responder estas preguntas es esencial para definir el objetivo de tu participación; partir de ese objetivo es fundamental para que la estrategia que crees y aplique cubra tus necesidades y se ajuste a tu producto.

Define tu diseño corporativo y la ubicación de tu stand

Confía en profesionales para esta tarea. El material de marketing que vayas a emplear responderá a tu target y tendrá que ser coherente con el diseño de tu stand. Como ya mencionamos antes, lo más recomendable es ponerte en manos especializadas y con experiencia en este tipo de eventos, de manera que logres resumir tu imagen y tu mensaje en un diseño que sea elegante y que proyecte profesionalidad.

Elige al equipo de trabajo que te acompañará a la feria

Esto es sumamente importante, pues tu equipo de trabajo será el encargado de ayudarte a expandir tu mensaje, responder preguntas y captar clientes. Selecciona entre tu personal si cuentas con uno, y si no te serviría contratar a profesionales por el tiempo de duración de la feria y familiarizarlos con tu producto.

Prepara tu agenda

Empieza por buscar el horario de actividades de la feria, revisar los expositores y las fechas de las conferencias para que tengas una idea de con quién quieres reunirte, con quién te interesa hablar personalmente y cómo organizarte para que eso no implique desatender tu stand.

Planea lo que harás después de que acabe

La feria no se acaba el último día de eventos, pues lo que sigue después es vital para capitalizar los contactos que lograste hacer durante la duración del evento. Debes hacerle seguimiento a tus contactos para lograr cerrar negocios, socios o patrocinadores y para ello, una buena idea es pedirles que te den sus nombres y correos electrónicos cuando los tengas en tu stand oyendo tu discurso.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Necesitas ayuda?