Jugar en la nube: prepárate para el futuro de los videojuegos

El futuro está aquí, ya no es necesario un súper ordenador ni una consola grande en tu salón. La última gran apuesta de las compañías es la computación en nube; lo que permite a los usuarios jugar desde su casa a juegos instalados en potentes servidores necesitando únicamente el dispositivo de conexión, una pantalla y una buena conexión a Internet.

 

Velocidad de conexión, el principal requisito para jugar en nube

 

Para mucha gente el limitante que tendrán al disfrutar de estas plataformas es la conexión a Internet, aunque es cierto que cada vez es más fácil acceder a una conexión decente. 

Google ha anunciado cual serán los requisitos técnicos de conexión para poder jugar con Google Stadia: 5 Mbps es lo mínimo exigido para poder utilizar esta plataforma, eso sí, la calidad de juego sería pésima por lo que el mínimo recomendado es el doble, 10 Mbps.  A partir de 20 Mbps podremos disfrutar de los 1080p y a partir de 35 mbps podremos tener la experiencia de juego completo con 4K de calidad y sonido en 5.1

Puedes utilizar un un test de velocidad para saber en qué punto te encuentras y si podrías disfrutar de este tipo de plataformas. Si te llega toda la conexión que has contratado y sigue sin ser suficiente, no te queda otra contratar una línea superior. Si te llega menos de lo contratado, tendrás que averiguar si estás perdiendo conexión o si tu compañía no te está dando lo que contrataste. Puedes hacer el test con un cable ethernet para desechar problemas de wifi.

Planes de suscripción, economía de las consolas en nube

 

Google Stadia ya ha determinado qué tipo de modelo de suscripción utilizará: 9,99 euros mensuales por una serie de juegos gratuitos y la opción de utilizar la plataforma en máxima calidad (4K y sonido 5.1). A partir de 2020 también podrá utilizarse de forma gratuita con una limitación de calidad de imagen y audio; y con posibilidad de utilizar únicamente los juegos comprados en la plataforma por el usuario. 

 

Nvidia no termina de aclarar cómo será su modelo, aunque en algún momento han insinuado que podría ser por un pack de horas mensuales. Por el momento, mientras están en fase beta, la plataforma es completamente gratuita. Además permite la opción de hacer streaming desde un ordenador, por lo que de forma gratuita puedes enviar a la pantalla que tenga el dispositivo conectado un juego ejecutado por tu propio ordenador.

 

La aceptación del público de un modelo de pago que sea rentable para las plataformas es la parte más difícil para que este tipo de plataformas terminen de entrar en el mercado; por hay tantos ojos puestos en estas 2 primeras plataformas pioneras. 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Necesitas ayuda?