La rentabilidad de los patrocinios deportivos

Lejos quedan aquellos tiempos en los que se debatía si poner o no publicidad en las camisetas de los equipos de fútbol. El romanticismo de quienes defendían no “manchar” la camiseta con publicidad ha quedado definitivamente arrinconado, si no atropellado por la marea comercial que invade el fútbol actual.

 

Sin embargo es difícil establecer la rentabilidad de este tipo de patrocinios, ya que pocas veces puede establecerse una relación directa entre causa y efecto que vincule la aparición de una marca con el aumento en las ventas de un producto.

 

A pesar de ello, es indudable que las marcas comerciales otorgan un valor muy importante a la repercusión publicitaria que supone que un equipo de cierto nivel luzca en sus camisetas el nombre de su empresa. Tanto es así que actualmente ningún equipo profesional de fútbol tiene demasiados problemas para encontrar un sponsor que aporte una buena cantidad de dinero para aparecer en ellas.

 

Con la cobertura mediática actual del fútbol y lo apretado del calendario, una marca comercial puede asegurarse durante un año un buen número de apariciones en televisión gracias a este tipo de patrocinios.

 

Quizás quienes tienen más claros los beneficios de este tipo de publicidad son las empresas de juego online, que poco a poco han ido copando la mayoría de patrocinios de los equipos profesionales. Tanto es así que actualmente 19 de los 20 equipos de La Liga lucen en sus camisetas un patrocinador perteneciente a este sector.

 

Además el juego online no tiene barreras geográficas con lo que esta publicidad gana más si cabe en efectividad. Algunas empresas como Betway apuestas online lo saben, y por ello extiende su red de patrocinio a equipos de diferentes ligas. En concreto, Betway patrocina actualmente a tres clubs de nuestra liga (Alavés, Leganés y Levante), pero también lo hace con el Werder Bremen de la Bundesliga y el Aston Villa de la Premier.

 

Contrariamente al planteamiento que las marcas comerciales tenían anteriormente de vincular su marca con determinado equipo para atraer las simpatías de sus aficionados hacia su producto, este tipo de patrocinios futbolísticos no parecen ya ligados en modo alguno a un aspecto sentimental.

 

Lo que buscan estas empresas es tener la máxima presencia televisiva posible, de ahí que los clubes de las principales ligas sean los que consiguen los patrocinios más jugosos, ya que su exposición televisiva es mucho mayor.

 

En concreto la Premier League es la competición de clubes más seguida a nivel mundial y parte del poderío económico de los equipos ingleses se deriva de este hecho. Estas marcas no necesitan patrocinar a equipos en países asiáticos, por ejemplo, para aprovechar su repercusión en aquel mercado, ya que los partidos de esta competición son seguidos regularmente por los aficionados de este continente.

 

En definitiva, el patrocinio de equipos deportivos puede tener mayor o menor rentabilidad en función de las circunstancias que concurran, pero parece claro que para las casas de apuestas deportivas, son todo un negocio.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *