Las 6 claves para poder convencer a tu primer inversor

Esta es una de las principales obsesiones de muchos emprendedores, cómo llegar a convencer a un primer inversor y tener el capital adecuado para que el negocio en cuestión crezca a buen ritmo. Después de haber hablado con muchos emprendedores, inversores, fondos de capital riesgo y aceleradoras hay algunos puntos comunes a tener muy en cuenta. Pero antes de entrar en materia hay ciertas premisas a destacar:

Para el inversor, presentes lo que presentes, eres una posible inversión de la que quieren sacar el máximo beneficio. Es su dinero, pueden destinarlo a bonos del estado, a bolsa o a comprar acciones de tu startup. Conceptos como “cambiar el mundo” o “mejorar la vida de las personas” no entra en su vocabulario. Recuerda siempre esto; rentabilidad.

Evitar algunos errores comunes de “novato”: los tienes resumidos en: “10 Frases que arruinarán tus opciones de captar inversión”.

angel_investors

Las 6 claves para convencer a tu primer inversor

Visto todo esto, veamos lo que los inversores realmente quieren escuchar:

1- Coherencia con el histórico de inversión: la gran mayoría de inversores tienen predilección por algunas temáticas de startups o emprendedores. A veces un “venture capital” no invierte en travel, o un inversor está especializado en ecommerce. Recoger información antes de este tipo te va a evitar visitas nada productivas para tus objetivos centrados en captar inversión.

2- Compromiso total: los inversores quieren ver que estás al 100% por este proyecto, nada de medias tintas. No es muy lógico pensar que tu aún estás tanteando a ver que tal funciona el negocio y pidas a alguien que invierta dinero. Esto casi nunca suele funcionar. Asegúrate de poder demostrar que no hay dudas personales en tus planteamientos.

3- Equipo heterogéneo y motivado: para poner algún ejemplo claro: ¿alguna vez has visto algún equipo de fútbol donde todos quieran jugar de delantero y meter goles?, pues esto no es muy distinto. Necesitas cubrir la mayoría de áreas importantes: técnicas, de producto, de marketing, parte financiera… Cuando puedes presentar a un equipo con habilidades complementarias y orientado a una misma causa tendrás mucho ganado.

4- Escalabilidad: un negocio escalable es aquel que no necesita doblar sus recursos para obtener el doble de beneficios. Una vez hecha la inversión en la estructura básica del propio negocio, sus ingresos pueden subir de forma exponencial. El inversor necesita ver escalabilidad porque es el elemento esencial para obtener un buen retorno.

5- Métricas: este es punto donde fallan la mayoría de emprendedores. Se basa principalmente en poder demostrar de forma numérica la buena evolución del negocio. Si no puedes enseñar cifras validadas, aunque sean un test de mercado, lo tendrás complicado para convencer a un inversor. Todo lo demás lo verá como argumentos subjetivos. Y detrás de esto le entrarán las dudas lógicas: el mercado no es suficientemente grande, los clientes no responden…

6- Poder “proteger” su inversión: aquí entra en juego la siguiente terminología: (estas son solo algunas)

  • Valoración premoney: valoración de la empresa antes de la inversión.
  • Dividendo preferente: en caso de obtener beneficios, el primero cobrar es el inversor (siempre que así se firme claro).
  • Preferencia en la liquidación: en caso de venta, primero se liquida la inversión inicial, luego se reparte por partes según los % acordados.
  • Adquisición preferente: en caso de que un socio venda acciones, el inversor tienen opción de tanteo.
  • Clausula antidilución: si hay otra ronda de financiación y la valoración es menor que en la primera, el inversor conserva su % dentro de la empresa.

Como puedes comprobar, hay ciertos aspectos en que el inversor y el emprendedor tienen caminos distintos. Muchos emprendedores al principio ceden demasiado porque necesitan el dinero y se ven condicionados y maniatados en un futuro no tan lejano.

Al final, aquel emprendedor que es capaz de tener una buena idea debe tomar decisiones. ¿Qué es mejor? ¿Una buena idea sin inversión o una buena idea con inversión? Sin duda la segunda opción es la buena, por lo que haremos todo lo posible para conseguirla. El objetivo es hacer crecer una idea de negocio lo más rápido posible y con las máximas garantías de éxito. Disponer de recursos será esencial para confeccionar una estrategia efectiva y conseguir lo que nos proponemos.

¿Cuáles son para ti los elementos clave para convencer a un inversor?

5 Comentarios

  1. Hola!! Muchísimas gracias por la información, me está ayudando muchísimo. Estoy intentando buscar inversores para un proyecto personal que considero que tiene mucho potencial y todo este tipo de artículos me están ayudando mucho a tener las cosas claras. Además , estoy haciendo unos cuantos cursos y mini workshops para conseguir más ideas y más conocimiento. ¡Mucho ánimo a todos y que nadie nos corte las alas con nuestros proyectos! A trabajar duro!

  2. quiero montar dos salas de conciertos en una comarca de lerida muy rica el local ya lo tengo pero necesito inversores ya tengo creado un bar pero necesito abrir dos salas muy grande y no cuento con efectivo tengo muchos contactos musicales bueno si estas interesado podemos hablar la idea es buena

  3. BUENOS DIAS
    TENGO UNA IDEA DE NEGOCIO Y CON ELLA UNA MICRO EMPRESA. LA PROPUSIMOS ANOCHE Y LE GUSTO MUCHO AL POSIBLE INVERSOR, ME PIDO UNA PROPUESTA PARA AHORA A LAS 9 AM PARA ASOCIARNOS. ME PUEDEN POR FAVOR AYUDAR A EXPONERLE LAS PROPUESTAS PARA HACER BUENOS NEGOCIOS!
    MUCHAS GRACIAS

  4. Totalmente de acuerdo Pau.

    Al buscar apoyo de inversores de debe demostrar –que no mostrar- que el negocio tiene un alto potencial de crecimiento y rentabilidad y que el equipo que lo gestiona es fiable y comprometido. Por supuesto que el Plan de Negocio incluye siempre aspectos como previsiones financieras, estudios del mercado y la competencia, las estrategias y acciones que se llevarán a cabo para captar clientes, posibles riesgos, escenarios y etc… Se intenta trasladar que, tras una buena idea o iniciativa, hay un concienzudo estudio que demuestra su viabilidad. Pero eso no es todo.

    El inversor también quiere asegurarse que el equipo está realmente comprometido, valorará positivamente que hayan incluido financiación propia. Y cuidado a la hora de negociar las condiciones de entrada porque no sólo estará pujando por sus intereses, es probable que además esté valorando y tanteando las aptitudes de sus interlocutores. Hay que ser inteligente y no mostrarse inflexible, pero tampoco “blando”, ya que el inversor puede pensar que ésa será la actitud que se tendrá en el terreno profesional.

    Y otro elemento que tiene que existir siempre en las conversaciones con los inversores, ya sea desde el primer contacto, como en el cierre de las condiciones y mientras se mantiene dentro del negocio: pasión por el proyecto.

    Un saludo,

    Planimedia

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Necesitas ayuda?