Las claves para liderar en tiempos difíciles

En muchas empresas y corporaciones creo que no podemos medir y valorar a un buen líder. Hasta que no lo hemos visto en la arena gestionando un periodo de crisis. Las claves para liderar de las personas y profesionales en general cuando el viento sopla en la dirección adecuada solemos ser buenos gestores y resulta bastante sencillo poner la mejor actitud posible aunque cuando vamos a contracorriente ahí es donde se demuestra el valor y las aptitudes reales de liderazgo. Aquellos que se hacen fuertes en la adversidad serán los que se ganen el respeto y la admiración de su entorno profesional.

Si pudiéramos dividir una crisis en fases diferenciadas y por el camino correcto para solventarla serían las siguientes:

1- Evitar la crisis: La mejor gestión empieza en la prevención de la misma

2- Prepararse para gestionarla: Hay que estar preparado para hacer los cambios oportunos.

3- Reconocerla: y sobretodo a tiempo para no haber malgastado un tiempo precioso.

4- Contenerla: En primeros estadios hay que trabajar duro para que el contexto no empeore.

5- Resolverla:  De forma eficaz para que no parezca un parche temporal.

6- Aprender de ella: Esta fase a veces se olvida y nos deja a merced de la siguiente crisis.

Ideas que hay que tener claras

Para que todo este proceso se pueda llevar de forma natural y sin dejar mella en la empresa hay que tener claros ciertos enfoques e ideas que paso a detallar seguidamente:

100% de compromiso

Hay que estar comprometido con la causa para poder transmitir ese valor al resto. Esto tienes que surgir desde el convencimiento de las operativas que se llevan a cabo.

Gestionar una crisis no significa esconderla

Cuando se detecta, se comunica con honestidad y realismo para poder transmitir el rumbo adecuado.

Contener las emociones

Una crisis suele provocar miedo, confusión, nerviosismo, pesimismo. Todos esos sentimientos vistos desde una perspectiva productiva no aportan nada positivo, por lo tanto hay que contenerlo y apartarlo.

No discutir de las causas y orígenes de la crisis durante el proceso

Ya habrá tiempo para todo esto durante el análisis posterior.

Hacer extensible la toma de decisiones

Debe ser un proceso muy comunicativo con el entorno y así poder avanzar en grupo.

Fomentar la creatividad

Las crisis muchas veces lo que piden son cambios estructurales y es mucho mejor afrontarlos con cierto ingenio.

Simplificar procesos para poder poner el foco en la forma mas pragmática de resolución de problemas

Ciertos protocolos están diseñados para periodos de normalidad y en un contexto problemático viene bien agilizar.

Cómo líder, mostrar decisión en las acciones

Cualquier titubeo puede repercutir de forma negativa en el proceso.

Aumentar competencias a los componentes mejor adaptados

Los grupos de personas, nos guste o no, hay distintas reacciones humanas y distintos niveles de compromiso para causas comunes. Hay que premiar la adaptabilidad a los cambios, identifica a los que mejor hayan reaccionado y apóyate en ellos para salir adelante.

Elogia las pequeñas victorias durante el proceso

Eso ayudará a subir la moral y sentirse mas cerca de la consecución de objetivos.

Cuando conseguimos pasar la peor parte de un periodo de crisis, se recomienda entrar en un periodo de reflexión

En este debes fijar como se son los orígenes y causas.  También como empezar a trabajar en  medidas de forma responsable que evite nuevas crisis en un futuro próximo. Porque si todo se ha hecho bien, la empresa sale reforzada y un buen líder también.

¿Cuales crees tu que son las principales cualidades que debe tener un buen líder en un periodo de crisis?

Medio de comunicación dedicado a los negocios, a las startups, al marketing digital y a los emprendedores. En él encontraremos información sobre actualidad, eventos, formación y muchos otros temas de interés.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *