Las claves para ser considerado un excelente profesional freelance

El modelo de trabajo freelance es una realidad, muchos profesionales por distintas circunstancias, deciden entrar en esta metodología de trabajo que como todo en la vida, tiene su lado positivo y su lado negativo.

Podríamos entrar en el debate de porqué se ha llegado a esto:

– ¿Es una evolución necesaria centrada en la efectividad, y afín a culturas como el “lean startup” orientada a objetivos? o…

– ¿Es una señal clarísima de la precariedad actual del mercado, que ni puede ni quiere pagar nóminas o prestaciones laborales?

Según como lo quieras ver acabarás en una de estas conclusiones:

Es una oportunidad que no se puede desaprovechar para ser el dueño de tu propio destino.

Toca pasarse al modelo freelance porque las empresas piden demasiadas competencias, para sueldos muy bajos.

freelance

 

LAS CLAVES PARA SER CONSIDERADO UN EXCELENTE PROFESIONAL FREELANCE

Si aspiras a estar bien considerado dentro del “mundo freelance” te recomiendo que anotes los siguientes puntos clave:

1- Adaptabilidad a los cambios: según la época, puedes pasar de no tener apenas trabajo a ir desbordado. El destino es caprichoso en este sentido y adaptarse día tras día será una de tus mejores armas. Si no te gustan los cambios este no es tu camino. Cada variación puede ser una nueva oportunidad ;).

2- Flexibilidad: cada cliente es un mundo. De hecho, cada trabajo o entrega tiene sus cosas. Por lo tanto, tener metodologías muy rígidas puede ser un contratiempo. Como se dice de forma informal: “hace falta mano izquierda” para manejar tu cartera de clientes.

3- Tu especialidad es tu pasión: “Se dice” que los profesionales freelance trabajan muchas horas y en horarios un poco extremos a veces. Si no te apasiona lo que haces realmente, solo es cuestión de tiempo que acabes con estrés y con el ánimo en los pies.

4- Reciclaje constante: Los freelance dependen todo el tiempo de ellos mismos. Al no poder en muchas ocasiones delegar ciertas tareas, el aprendizaje debe ser continuo. No hay tregua en este sentido 😉

5- Hacerse valorar sin entrar en conflictos: Esta puede que sea una de las mayores complicaciones. Muchos clientes abusan un poco de la cercanía que ofrece un freelance, y acaba pidiendo más responsabilidades de las pactadas. Es en estas situaciones donde hay que sacar habilidades negociadoras para establecer unos límites sin dejar de contentar al cliente.

6- Habilidades comunicativas: Cuando un proyecto es de larga duración, se establece una relación con el cliente con novedades y actualizaciones semanalmente. El profesional freelance no puede bajar la guardia y saber “vender” continuamente su “buen hacer” en el proyecto.

En definitiva, el mundo freelance es un estilo de vida. Flexible, con horarios a la carta, algo inestable pero  apasionante para cualquier persona que quiera escribir con su puño y letra su camino como profesional.

¿Cual es para ti una habilidad incuestionable para ser freelance?

 

 

Etiquetas:

4 Comentarios

  1. Me parece que pasaré a menudo por aquí… porque hace tiempo que me lo planteo. Gracias por el post! Mi padre hace más de 30 años que lo es y cumple con todas las claves, tengo un buen ejemplo. 😉

    Laia

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *