Elementos para elaborar un manual de identidad corporativa TOP

Existe la creencia de que un manual de identidad corporativa está ligado a compañías multinacionales o grandes conglomerados empresariales. Nada más lejos de la realidad, el tamaño de la empresa no importa para contar con él, al fin y al cabo, es un elemento que permite transmitir una imagen determinada y homogénea. ¡Conoce cómo elaborar el mejor manual de identidad corporativa!

¿Qué es un manual de identidad corporativa?

Un manual de identidad corporativa es un documento en el que se recogen las características que definen a una empresa y las directrices que rigen su rumbo en los distintos ámbitos de actuación.

Con esta recopilación de información se consigue que todas las personas o departamentos de una empresa sigan la misma línea y se logre así una consistencia en todas las acciones o comunicaciones de una empresa.

Cabe destacar que se suele confundir imagen corporativa con identidad corporativa. A pesar de que ambos conceptos están muy ligados, la imagen corporativa hace referencia a todos los aspectos visuales y gráficos de la empresa mientras que la identidad corporativa es todo lo que engloba la empresa, su filosofía, misión, visión y demás máximas a seguir.

En otras palabras, la imagen corporativa se centra en la parte empresarial más visual, la que entra por el ojo y la identidad corporativa es un concepto totalmente global que abarca desde los pilares de pensamiento de la empresa, hasta si se acepta el pago con bitcoins en desarrollo de la actividad productiva.

Por ejemplo, el envío de una newsletter es algo que puede parecer muy simple, pero que, si no se cuidan los detalles, la imagen corporativa que se transmite puede resultar dañada. Algo tan simple como escoger mal el color del footer o deformar un logo puede marcar la diferencia.

Ventajas de contar con un manual de identidad corporativa

  • Permite transmitir una imagen sólida al público al proyectar fuerza.
  • Un manual corporativo hace que la imagen sea más perdurable en el tiempo y se mejora el posicionamiento en la mente de los consumidores.
  • Ahorro de tiempo al tener ya definidos los elementos a utilizar en distintas campañas o acciones.
  • Se consigue armonizar el concepto de empresa en todos los ámbitos.
  • Genera confiabilidad en el público objetivo, ya que se tienen en cuenta hasta los más mínimos detalles.
  • A la hora de externalizar trabajos, se tiene la seguridad de que se cumplirán los requisitos corporativos exigidos.
  • Permite detectar plagios de un modo muy sencillo.

Apartados esenciales en un manual de identidad corporativa

Filosofía de la empresa: todo manual de identidad corporativa comienza por exponer los motivos que han hecho que esa empresa esté donde está y hacia dónde quiere ir. Es en este apartado donde tienen cabida la misión y visión de la compañía.

Definiendo estos dos aspectos, todo aquel que lea el manual de identidad corporativa sabrá a qué se dedica la compañía y a qué aspira, por lo que ya se podrá formar una primera idea global de la identidad corporativa de la misma.

Valores de la compañía: este concepto está muy ligado al apartado anterior, ya que van de la mano al representar los principios éticos por los que se rige la organización para el desarrollo de su actividad productiva.

Logotipo: para muchos, es el ‘todo’ de una empresa en cuanto a marca, pero solo es una parte del manual de identidad corporativa. Un logotipo es el icono que va a representar a la compañía, por eso su inclusión en un manual de identidad corporativa tiene gran impacto.

Este apartado es uno de los más amplios de todo manual de identidad corporativa, ya que se incluyen las distintas versiones de logotipos que se pueden emplear, por ejemplo, el logotipo vertical, horizontal o tipos reducidos del mismo.

También suelen figurar los diseños vectorizados para que, en caso de tener que elaborar creatividades propias, éstas cumplan con los requisitos necesarios en materia de dimensiones.

Colores corporativos: los tonos que van a definir la empresa es algo que va a tener gran impacto y que se debe mantener siempre. ¿Cómo quedaría si cada vez se empleara un color corporativo distinto para las comunicaciones o la cartelería?

Se trata de exponer en el manual de identidad corporativa los colores permitidos perfectamente especificados en código numérico para evitar que surjan dudas a la hora de emplearlos. También de asociar determinados colores de fondo con el correspondiente tono del logotipo.

Tipografía corporativa: el tipo de letra que se va a emplear también tiene que estar más que determinado para conseguir consistencia en las comunicaciones. Lo más aconsejable es no usar más de dos diferentes. En el manual de identidad corporativa se expondrán los casos en los que se emplea cada una de las elegidas y con los tamaños concretos para cada caso.

Papelería corporativa: en este apartado del manual de identidad corporativa se incluye las distintas directrices que deben cumplir los diferentes elementos tangibles en cuestiones de diseño. Es el caso de carpetas, tarjetas de visita, informes, facturas…

Tono en las comunicaciones: el modo en comunicarse también se debe dejar definido para que se pueda mantener la misma línea. No es lo mismo una empresa que tenga un tono más formal y serio con sus clientes o proveedores que otra compañía que se comunica a través de un lenguaje más distendido o coloquial.

Por ejemplo, un gabinete psicológico puede optar por emplear un tono formal en su blog, sus emails o sus anuncios, pero ese mismo tono ha de mantenerse en toda la organización. No tendría sentido hacer un folleto informativo humorístico, esta mezcla crearía una confusión bastante grande entre su público objetivo.

Componentes audiovisuales: las imágenes, vídeos o infografías deben seguir también siempre el mismo estilo. Son cuestiones como el tamaño de las fotografías, las marcas de agua o las cabeceras de los vídeos…Mantener la consonancia en todos estos aspectos genera una consistencia corporativa importante.

Estos son los principales apartados que todo manual de identidad corporativa debe tener, en función de la naturaleza del negocio puede ser más o menos amplio. Lo relevante es darse cuenta que, independientemente del tamaño, todo negocio puede elaborarlo para reforzar su identidad corporativa, ya que en muchos casos servirá para atraer a clientes.

Economista reconvertida en marketer. Redactora y Community Manager en la Agencia NeoAttack. Mente curiosa especialmente en el mundo del marketing, Social Media, PPC y DIY. Galega hasta la médula.

Etiquetas:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *