Motivos más frecuentes para pedir un préstamo personal

Si te hace falta algo de financiación, existe una amplia oferta de préstamos personales en el mercado. Pueden ser una solución interesante en el caso de que la financiación bancaria convencional no sea para ti, o que te pongan tantas pegas que te obliguen a buscar una alternativa.

Y es que, por mucho que creas que lo tienes todo bajo control en tu vida, en cualquier momento puede producirse algún incidente que lo cambie todo.

Si todavía no sabes lo que un préstamo personal puede hacer por ti, sigue leyendo para descubrirlo:

¿Para qué puedes pedir un préstamo personal? Descubre los motivos principales

1. Pago de una factura elevada

Es posible que te haya llegado una factura con una cuantía un tanto elevada, como puede ser la factura de la luz que no hace otra cosa que subir. El problema de dichas facturas es que, si no las abonas pasadas un tiempo, te pueden cortar el suministro… y te podemos asegurar que los intereses, y los costes de reenganche, van a ser muy altos.

En lugar de enfrentarte a estos gastos tan elevados, un préstamo personal, incluso hasta pagando sus intereses, te puede salir muy rentable.

Esto no quiere decir que te puedas decantar por cualquiera, ya que existen ciertas preguntas clave que debes hacerte antes de aplicar el trato, pero es cierto que puedes encontrar uno bueno con tan solo buscar un poco.

2. Financiación para emprender

Aquellos que quieren hacer una idea de emprendimiento realidad se darán cuenta de que necesitan algo de financiación. Quizá tus ahorros no sean suficiente, o puede que no los quieras tocar, por lo que pueda llegar a pasar.

En cualquier caso, los préstamos personales online también son una buena solución para tener capital extra y hacer realidad esa idea que tanto tiempo te lleva rondando por la cabeza, ese negocio que estás seguro de que va a funcionar.

3. Pago de letras o impuestos

A veces nos olvidamos del pago de ciertas letras (como de la letra del coche, del préstamo que pediste para comprar el móvil o el ordenador), o de la llegada de impuestos (IVA, IRPF, IBI, basuras).

Estos gastos que no recordábamos podrían hacer que se tambalee nuestra economía, hasta el punto suponer un grave revés financiero.

Es posible que un préstamo personal, debido a que se conceden en un tiempo récord, puedan ser una práctica solución al problema.

4. Te ayudará a crear un buen historial crediticio

Si nunca has pedido un préstamo, no habrás creado un historial crediticio, ni bueno ni malo, y esto no es positivo. Si en el futuro tienes que pedir un préstamo alto, lo más probable es que te lo denieguen, ya que no saben nada sobre ti, ni sobre como te comportas en estas situaciones.

Al pedir préstamos pequeños, podrás ir construyendo tu propio historial crediticio, con las ventajas que esto supone a largo plazo.

Si quieres conocer otros motivos por los que pedir un préstamo personal, puedes hacer clic aquí.

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Necesitas ayuda?