10 errores que debes evitar al darte de alta como nuevo autónomo 2018

Hacerse nuevo autónomo ha sido una de las grandes metas de los nuevos emprendedores en España durante estos últimos años. El procedimiento es breve y simple, y el importe del asesoramiento no es muy elevado. Si decides hacerlo solo incluso podría llegar a ser completamente gratuito. Por lo que muchas personas optan por esta vía sin poner mucha atención a lo que están haciendo. Existen muchos errores comunes que la gente comete a la hora de hacerse autónomos, y que pueden llegar a ser muy perjudiciales para ellos a largo y corto plazo.

Ahora que ya sabes todo lo que tienes que saber hacer para ser autónomo en España. Aquí te dejamos los 10 errores que debes evitar cometer al darte de alta como nuevo autónomo 2018 para que estés preparado y logres prevenirlos.

1. Tramitar el alta en Hacienda y no darte de alta en la Seguridad Social el mismo día

Este es uno de los errores más comunes que cometen los aspirantes a autónomos a la hora de empezar con la tramitación de su autonomía laboral. Anteriormente la Seguridad Social se encargaba de buscar tus datos en los papeles que le entregabas a Hacienda, pero ahora eso ha cambiado. Debes tramitar los datos en los dos lugares y además debes respetar el orden de registro para que no haya ningún problema después. Es importante darte de alta en la Seguridad Social y en Hacienda el mismo día, y registrarte en el RETA y el IAE de Hacienda en los 60 días anteriores.

2. Olvidar las bonificaciones en el momento de darte de alta

Muchos autónomos olvidan lo que puede ser un derecho y una ayuda bastante grande para ellos en este proceso. Las bonificaciones y reducciones fueron creadas para fomentar el autoempleo, y pueden llegar a ser muy útiles para el autónomo en cuestión si este las pide a su debido tiempo. Ni antes ni después, ya que estas no pueden ser pedidas posteriormente al alta como autónomo, sino en el mismo momento. Es importante también tener en cuenta que debes escoger con cabeza la bonificación que desees para tu negocio. Una vez escogida, no vas a poder ni cambiarla por otra ni añadir más, ya que así lo marcan las leyes.

Bonificaciones para autónomos

Estas son algunas de las bonificaciones y reducciones que vas a poder encontrar para tu negocio.

  • La tarifa plana de 50 euros: acogiéndose a la base de cotización mínima, el autónomo podrá pagar a la Seguridad Social solamente 50 euros en los 6 primeros meses. El pago iría aumentando de cantidad con el tiempo hasta llegar al precio normal. Este periodo de tiempo puede llegar a durar 18 meses, con diversos cambios en las reducciones.
  • Base superior a la mínima: todos los autónomos que no se hayan dado de alta anteriormente (por lo menos 5 años de margen) o que estén iniciando los tramites en el periodo inicial, podrán disfrutar de un 80% de reducción sobre la cuota B mínima los 6 primeros meses.
  • Maternidad, paternidad o parecidos: si un autónomo es substituido por motivo de maternidad, paternidad o alguna situación parecida tendrá el derecho a una bonificación del 100% de la cuota. Este es el resultado de aplicar la base mínima durante el tiempo que dure la substitución.
  • Nuevo autónomo con base de discapacidad de 33%, violencia de género y terrorismo: tendrán el derecho de aplicar por la tarifa plana con reglas especiales. La cuota es de 50 euros al mes durante los 12 primeros meses, y una bonificación del 50% de la cuota a partir del mes 13, durante los siguientes 48 meses. Todo esto siempre y cuando no hayan sido autónomos los 5 años anteriores, y hayas escogido una base mínima a la hora de darte de alta. Si, en cambio te decantas por la base superior, la bonificación cambia. Tendrás la reducción del 80% al principio y durante los 12 primeros meses, y la bonificación y reducción que prefieras para tu empresa.
  • Conciliación de la vida profesional y laboral: los nuevos autónomos miembros de la RETA que contraten a un trabajador de tiempo completo y/o parcial para poder llegar a una armonía con su vida familiar y la empresa, podrán tener un 100% de bonificación en la cuota de contingencias comunes que aplicase a la base mínima de un trabajador en los 12 meses anteriores.
  • Autónomos colaboradores o familiares: los familiares de hasta 2o grado que se den el alta o empiecen a trabajar después de cinco años de haberlo hecho, y que empiecen a colaborar con ellos tendrán una bonificación del 50% durante los 18 meses siguientes a la fecha de alta. En este régimen se incluyen los trabajadores por cuenta propia del
  • Autónomos de Ceuta y Melilla: aquellos autónomos provenientes de Ceuta y Melilla, y que estén involucrados en sectores como la pesca, el comercio, la agricultura, la hostelería, etc. tendrán derecho a una bonificación del 50% por contingencias comunes durante un tiempo indefinido.

No tengas prisa, infórmate más y escoge la bonificación y reducción que mejor se adapte a ti y a tu negocio.

3. No escoger el epígrafe adecuado en el IAE

Cada una de las actividades que se pueden ajustar o no a nuestra profesión están dentro del IAE (Impuesto de Actividades Económicas). Debemos ser muy cuidadosos a la hora de escoger la forma en la que tributaremos. Es importante fijarse bien en las casillas que marcamos y utilizar tantos epígrafes como creemos que son necesarios para nuestra empresa.

4. No buscar asesoramiento profesional

Muchas personas cometen el error de no buscar asesoramiento profesional a la hora de empezar con los trámites para volverse autónomos. Es cierto que es un recorrido bastante sencillo y rápido, pero la cosa puede torcerse hasta un punto bastante grave si se hace algo mal al principio. Si cuentas con la ayuda de un asesor contable que lleve las cuentas y los trámites legales, solamente deberás ocuparte de tu negocio y tendrás la tranquilidad de que las cosas se están haciendo bien.

5. Comprar material para tu negocio antes de tu registro en Hacienda

Este es otro de los fallos que muchos de los nuevos autónomos cometen a la hora de empezar con su negocio. Es importante saber y ser muy conscientes de que por mucho que necesites los materiales para tu empresa, debes esperar si quieres deducir los gastos en Hacienda. Primero deberás darte de alta y, seguidamente, escoger los epígrafes adecuados. De ello dependerá los gastos deducibles y la forma en la que tributaras en un futuro.

6. Trabajar en casa y no registrar tu vivienda en Hacienda

Si eres freelance y/o autónomo y trabajas desde casa, una de las primeras cosas que debes hacer es dejar claro los metros cuadrados del hogar donde vas a practicar tu oficio. Esto lo haces rellenándolos con los modelos 036 y 037, ya que así podrás deducir el IVA que corresponde de los gastos totales de tu hogar.  Debes poner a tu nombre todos estos trámites.

7. Mala elección de la base de cotización

Es sabido que a la hora de darte de alta puedes escoger entre una base de cotización alta o una baja. Normalmente los nuevos autónomos escogen la base más baja ya que así deben pagar menos. Pero también es necesario aclarar que, si escoges una base de cotización baja, esta es la base que la Seguridad Social aplicará a la hora de calcular tu pensión de jubilación. Sin embargo, muchos autónomos deciden aumentar su base de cotización cuando se va acercando su jubilación, sin saber que esto puede afectar a su renta actual y a su funcionamiento.

8. Olvidar cotizar por contingencias profesionales

Las contingencias profesionales deberán estar cubiertas si tienes planeado solicitar el paro como autónomo una vez acabes con tu actividad laboral. Cotizar por CC (Contingencias Comunes) es estrictamente obligatorio, ya que debes tener en cuenta que en caso de baja no tendrías derecho a paro si no cotizas por CF (Contingencias Profesionales).

Lo que te aconsejamos es que aumentes poco a poco la base de cotización de forma paralela a la formación de tu negocio para un futuro.

9. Mala elección de tu mutua

No tengas la mala idea de contratar a una mutua sin saber qué motivos te beneficiarían a no ser que sean por cercanía o prestaciones. A la larga esto puede afectar a tu autonomía laboral, por lo que mejor déjate asesorar y escoge la mejor opción para tu negocio sin prisas ni presiones.

10. No escoger un buen programa y software para tu empresa

Hoy en día puedes encontrar muchos programas y softwares útiles a la hora de ahorrar tiempo en tus gestiones como autónomo. Estos te ayudan a tener todas tus cuentas de facturación y contabilidad bien gestionadas, ya que son herramientas que te facilitan la organización de documentos, facturas, entre otros. Un buen ejemplo para esto es DevoluIVA, ofrece un servicio de digitalización de gastos y te facilita automáticamente las facturas para que puedas reducir el IVA que te corresponde, con garantías.

Aprende de estos errores para estar preparado a la hora de darte de alta y volver tu autonomía laboral algo real.

Medio de comunicación dedicado a los negocios, a las startups, al marketing digital y a los emprendedores. En él encontraremos información sobre actualidad, eventos, formación y muchos otros temas de interés.

Etiquetas:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *