Por qué fracasan los negocios pequeños: 8 causas

La mayoría de los negocios enfrentan grandes obstáculos y fracasan cuando todavía se encuentran en una temprana edad. Por eso, conviene tener muy presente las causas por las que un negocio puede fracasar, resumidas en el artículo https://metodoegm.com/emprendimiento/10-razones-por-las-que-fracasa-una-empresa/ de Víctor Hugo Manzanilla, especialista en negocios y emprendimiento.

¿Por qué mi negocio no prospera?

Si bien existen múltiples razones por las que un negocio puede fracasar, esto no ocurre de la noche a la mañana. Según el especialista en negocios y finanzas Victor Hugo Manzanilla, determinar por qué un negocio no prospera requiere de un ejercicio de reflexión profundo que permita identificar las causas particulares del problema y las estrategias necesarias para prosperar. A continuación, resumimos las ocho causas más comunes por las que los negocios pequeños pueden fracasar.

Planificación deficiente

Si bien hoy en día resulta más sencillo que nunca emprender un negocio, lo cierto es que sus características de constitución y requerimientos operativos siguen siendo los mismos. Por lo general, los negocios que fracasan fallan en este sentido porque carecen de la suficiente investigación, análisis y planificación de la actividad.

No conocer al cliente

Todos los negocios deben disponer de un perfil de su cliente objetivo como eje conductor de la actividad; sin importar si atendemos a diferentes perfiles o si solo se trata de uno, nuestro negocio debe conocer sus intereses, expectativas, los canales de compra que este utiliza o sus hábitos de consumo para organizar nuestra actividad comercial.

Entorno laboral deficiente

Asumiendo que los puntos anteriores se encuentran cubiertos, es necesario considerar el entorno laboral de nuestro negocio. En efecto, este debe ensamblarse empleando un criterio eficaz, que permita que los integrantes de la organización dispongan de la motivación y la capacidad de gestión necesaria de los procesos y tareas asignadas.

Gestión deficiente del inventario

Todo negocio debe atender eficazmente a la demanda que produce y la gestión del inventario resulta fundamental para ello. Nuestra actividad comercial debe sostenerse para suministrar los bienes o servicios producidos de manera constante: debemos mantenernos provistos de bienes sin producir excesos ni escasez. En caso contrario, los clientes pierden la confianza en el negocio y se orientan hacia la competencia.

Capacidad de crecimiento

Muchas veces, los negocios pequeños a los que les va relativamente bien intentan realizar una expansión rápida que puede provocar una inestabilidad pronunciada y terminar sobrecargando a la estructura misma del negocio o sus capacidades.

Por eso, la expansión de un negocio debe tomarse muy en serio, puesto que implica gastos mayores, un cambio de estructura, aumento de la planta laboral, de los impuestos y gastos financieros, entre muchos otros.

Rendimiento comercial deficiente

El rendimiento comercial es la manera más efectiva de mantener un negocio a flote. Si la empresa no rinde comercialmente, no tendrá ingresos. Sin embargo, si se vende mucho y mal, el resultado puede ser peor.

Justamente por ello, es necesario disponer de estrategias eficaces de venta y cuidarlas para disponer de un ingreso regular que permita sostener la actividad.

Mercados abarcados

Para cualquier negocio, existen incontables mercados a los que se puede acceder dadas las circunstancias correctas. En la práctica, especialmente para los negocios pequeños, es conveniente concentrarse en uno o dos mercados a los que podamos abastecer de manera continua. En caso de querer abarcar nuevos mercados, debemos asegurarnos de poder cumplir con la demanda.

Dirección y liderazgo

Un negocio pequeño dispone de la ventaja de la flexibilidad, al tratarse de una estructura pequeña, es posible realizar ajustes inmediatos y controlar las operaciones de manera directa. Sin embargo, es importante saber cuándo delegar las funciones y elegir correctamente a los colaboradores para ello. Admitir el error o la falta de conocimiento es preferible a marcar un rumbo incorrecto.

La mayoría de los negocios pequeños que fracasan lo hacen por las mismas razones. Justamente por ello, el sitio metodoegm.com, del especialista en negocios Victor Hugo Manzanilla, ofrece principios de liderazgo y conceptos de mercadeo que permiten alcanzar el éxito.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

o escanea el código