¿Qué necesitas saber para operar en el mercado de las criptomonedas?

 

El mercado de las criptomonedas es mucho más complejo que el más conocido por la amplia mayoría de la sociedad, el mercado de acciones. Aunque desde hace unos años, concretamente desde 2008 que se registró el dominio de bitcoin, se ha hablado mucho de las criptodivisas.

 

Esta fue la primera y sigue siendo la principal moneda virtual. Es la mejor opción para invertir y la que señala la pauta de comportamiento para el resto de divisas virtuales que existen.

 

En este mercado tan complejo se hace indispensable la ayuda de criptobrokers para operar, y son precisamente ellos los que cuentan con los medios necesarios para intermediar con este tipo de activos financieros. Su trabajo, al igual que cualquier broker, consiste en efectuar las órdenes de compra y venta que el operador quiera llevar a cabo, por supuesto a cambio de una comisión por su labor.

 

 

La figura del broker

 

Históricamente, su etimología proviene de Francia y de la palabra anglo-normanda brocour, y no de como se suele creer del inglés como un derivado del verbo to break (romper). El brocour era en la Edad Media lo que llamaríamos actualmente un minorista, un agente intermediario y es desde 1706 que se utiliza la palabra stockbroker para referirse a los agentes o corredores de Bolsa.

 

De ahí que la característica principal de un broker se base en no tomar ningún tipo de posición propia, sino que se limita a juntar las posiciones de compra y venta al precio que resulte adecuado para las dos partes.

 

Como se ha dicho, todos los brokers reciben una comisión por su trabajo, los llamados costes de intermediación. Estos porcentajes se establecen sin límites legales, son negociables y suelen depender del volumen de las operaciones y de la cantidad de dinero que esté implicado.

 

Pero lo que es cierto es que, en cualquiera de los casos, los intermediarios tienen la obligación de hacer públicas sus tarifas y tienen que comunicárselo a la CNMV, la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

 

 

Las características del mercado de las criptomonedas

 

Las criptodivisas son monedas virtuales. Pueden ser cambiadas y se puede operar con ellas como cualquier otra divisa tradicional, pero su mercado está completamente descentralizado y fuera del control de los gobiernos e instituciones financieras. De ahí la complejidad en este tipo de mercado.

Existe un gran número de criptomonedas disponibles, todas con sus propias características y diversas aplicaciones. Como se ha mencionado, está el bitcoin, la más popular y la que marca la pauta de las demás, pero estas otras también tienen una alta capitalización bursátil, o al menos por ahora: ether (Ethereum), el litecoin, NEO, el dash, Ripple XRP e IOTA.

Las criptomonedas no existen de manera física pero se pueden considerar como una alternativa a las divisas tradicionales. Realmente fueron ideadas como una opción de pago de forma convencional, y de hecho en estos momentos, un buen número de establecimientos las aceptan como forma de pago.

Es esta validez como método de pago el factor fundamental para su valor, pero para operar con ellas es mejor entender que se parecen más a materias primas como el oro que al mercado de forex, o lo que es lo mismo el mercado de divisas tradicional.

Por último, cabe destacar que su valor no está unido en exclusiva a la conducta de una economía concreta de un país. Dependen más del compromiso y valor que le dan sus usuarios. Por ello, su inversión proviene de la especulación que se da alrededor de las subidas y bajadas en su valor.

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *