Tienda online: errores comunes que comenten los emprendedores

Cuando nos sumergimos en el mar de los negocios que quieren abrirse un espacio a través de la creación de una tienda online, son muchos los errores que se pueden cometer.

Sin embargo, a pesar de las complejidades o de lo novato que se pueda ser en el área, no significa que tengamos que cometer errores, o al menos no demasiados.  Hay un dicho que dice que el hombre sabio no espera sus errores para aprender, sino que aprende de los errores de los demás.

En este artículo nos concentraremos en revisar los errores más comunes que se comenten a la hora de emprender con una tienda online y qué hacer para evitarlos. Ten en cuenta que a lo mejor no es válido para todos los negocios online, pero mientras más elimines de tu radar, más posibilidades tienes de comenzar con buen pie:

Tienda online - Errores más comunes de un emprendedor

  1. Elegir un nicho demasiado común:

Cuando decides lanzar tu primer negocio online debes pensar muy bien qué vas a ofrecer. Suena obvio, pero no lo es. Veamos, si decides crear una tienda de camisetas, de ropa de bebé o de eventos, te encontrarás, con solo buscar en Google la palabra, que hay millones de sitios que ofrecen lo mismo. No hay problema alguno con elegir estos espacios que son tan competitivos siempre y cuando logres hacer algo que diferencie a tu producto, si no es así, de entrada te encontrarás con una serie de problemas, tales como:

  • Dificultad para generar crecimiento en los motores de búsqueda. Te será bastante complicado alcanzar las primeras posiciones.
  • Tendrás muchos problemas para sobresalir entre tantas tiendas online que ofrecen lo mismo que tú.
  • Te enfrentarás a un segmento tan amplio que probablemente te veas en aprietos a la hora de fijar precios competitivos dentro del mercado.

Por otro lado, existe la posibilidad de que elijas un segmento tan específico que a pesar de ser único, no tenga consumidores que hagan de tu tienda online un negocio rentable.

Para valorar cualquiera de estos dos inconvenientes, te recomendamos hacer primero un estudio de palabras claves para poder entender y justificar con datos qué están buscando los usuarios y cómo puedes satisfacer esa demanda.

Resumiendo, sólo deberías ubicarte en uno de estos 3 escenarios posibles:

  • Abarcas un gran segmento de mercado, pero con una gran inversión en marketing y estructura operativa detrás. Te pongo un ejemplo: Promofarma. Este proyecto ha necesitado una inversión astronómica para intentar lograr ser líder en su segmento, mira el siguiente artículo. Necesitas aparte, un buen equipo de trabajo. Algo así:

equipo-ecommerce

  • Construyes un ecommerce con una inversión media y con un plan de marketing adecuado a la realidad del mismo. En este escenario, la tienda online ya tiene un enfoque claro en cuanto al público objetivo y al tipo de producto. Aquí tenemos otro ejemplo de tienda online de zapatos casual.
  • Empiezas por un nicho de mercado muy específico. Aquí la inversión es muy baja, y son proyectos orientados a conseguir rentabilidad mediante métodos orgánicos: SEO + redes sociales + marketing de contenidos. Ahí va un ejemplo en esta categoría.
  1. La mentalidad: “Si lo construí, ellos vendrán a mi”.

Justo en el instante en el que este pensamiento pasa por tu cabeza suena una alarma roja en tu negocio. Crear tu e-commerce y generar tráfico es parte del proceso de crecimiento, y lleva tiempo. No existen atajos, se trata de un trabajo de hormiga que hay que ir desarrollando poco a poco.

La construcción del sitio más bello con muchísimos productos no hará que los clientes lleguen. Al iniciar un negocio, tienes que darte cuenta de que el lanzamiento de tu tienda es sólo el primer paso de un gran esfuerzo que está comenzando en ese momento .No te asustes, hay muchas cosas que puedes hacer para atraer tráfico. El caso es que no debes cometer la inocentada de pensar que porque ya la tienda está online los consumidores llegarán por si solos.

Aquí te recuerdo, llegados a este punto, los dos caminos que tienes para atraer clientes potenciales.

  1. El síndrome de la autosatisfacción:

Muchos comenten el error de asumir que porque el diseñador de la página web y su personal pueden navegar a través de la tienda online sin problemas, los consumidores también lo harán. Desafortunadamente, la belleza está en la vista de quien compra en línea, no en el diseñador del sitio.

En este punto, es imprescindible realizar un buen estudio de usabilidad y accesibilidad web, cuyos resultados demuestren que efectivamente, los usuarios podrán navegar con facilidad a través de tu site. Las acciones que puedes llevar a cabo para evitar este error son:

  • Saber interpretar bien las métricas básicas de tu web con google analytics. Puedes empezar por analizar el tiempo en página de los usuarios, % de rebote y páginas vistas.
  • Implementar objetivos en Google analytics. Aquí te dejo un artículo de google.
  • Utilizar alguna herramienta específica para hacer preguntas y encuestas a los usuarios en tiempo real. Esta herramienta es super útil.
  1. No tener un plan de Marketing:

Este punto está muy relacionado con los dos anteriores y forma parte de la solución. Si no tienes un plan de Marketing que sirva como guía para atraer clientes, estarás arando en el mar. Para cualquier negocio de E-Commerce es indispensable contar con una estrategia que haya sido pensada y analizada con anterioridad.

No se puede poner en marcha una tienda rentable a menos que tengas una estrategia de marketing digital que aporte tráfico a tu sitio. No importa si has encontrado el nicho perfecto o el producto perfecto, si nadie puede encontrar tu tienda entonces estás en un gran problema.

Posicionamiento de buscadores de tienda online

En este mismo sentido, es importante que pienses en la optimización de las búsquedas. A lo largo de la vida de tu tienda online, es probable que obtengas una gran cantidad de clientes a través de los motores de búsqueda, por eso es indispensable que configures tu web con una buena orientación SEO que ayude al posicionamiento orgánico.

Los canales de social media gratuitos como Facebook, Pinterest y Twitter te pueden proporcionar acceso a muchas visualizaciones, pueden ayudarte a llegar a más usuarios sin necesidad de realizar una inversión muy elevada. Es recomendable, sobre todo para emprendimientos nacientes, comenzar a construir comunidades fuertes en redes como Facebook, Twitter e Instagram y, cuando sea posible, adoptar nuevas redes sociales y avanzar a un ritmo lento pero constante.

  1. Desatender el estudio de la competencia:

Una forma de tener éxito en cualquier mercado es mediante la evaluación del alcance de la competencia con el fin de averiguar lo que están haciendo bien y cómo puedes superarlos.

La forma de hacerlo: Haz una búsqueda de los artículos que vendes o de los servicios que prestas y localiza aquellos competidores que lo hagan bien en tu mercado. Luego, pregúntate:

  • ¿Cuál es la calidad y el estilo de sus fotos?
  • ¿Cuáles son sus políticas de compra?
  • ¿Con qué rapidez hacen los envíos?
  • ¿Qué comentarios o testimonios hay sobre ellos?

Es fácil sentirse desanimado al realizar esta tarea, pero no dejes que te afecte. La idea es averiguar los puntos débiles de tu competencia o, aquellos fuertes pero que creas que puedes superarlos.

Por ejemplo: Si la competencia hace envíos solo dos veces a la semana, ¿por qué no ofrecer envíos diarios? ¿Tardan 3 semanas en hacer llegar un artículo? Entonces haz que el tuyo dure una semana. La revisión de tu competencia te mantendrá enfocado en alcanzar tus objetivos y te hará un mejor vendedor en el proceso. Aquí tienes otro artículo para profundizar en este tema. Aparte, estas son las herramientas que te recomiendo ya mismo para estudiar a la competencia:

  • Semrush: Para todo el estudio de keywords orgánicas y de publicidad.
  • Buzzsumo: Para el estudio de los contenidos.
  • Similar web: Estudio de tráfico y proecedencia del mismo.

Los aspectos mencionados anteriormente son solo un vistazo a una larga lista de detalles de los que hay que estar pendiente a la hora de emprender en E-commerce. ¿Crees que me he dejado alguno importante? Te ha servido el artículo?

3 Comentarios

  1. ¿Y que decir de los softwares para tiendas online: SHOPIFY, PRESTASHOP, JIMDOPRO? Especialmente que aportan en relación al Marketing Online y ahorro en personal o subcontratación…

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *