Tipos de seguros de Responsabilidad Civil

El concepto de Responsabilidad Civil es universal, ya que afecta tanto a personas físicas, como empresas, y cualquier tipo de entidades (ya sea de carácter privado o público); por lo que si ocasionan un daño pudieran verse abocados a pagar una indemnización a la persona/personas afectadas. Por ello surge la necesidad de disponer de una póliza de RC. Hay distintos tipos de seguros de Responsabilidad Civil que cubre el patrimonio del Asegurado frente a la obligación de indemnizar a un tercero perjudicado (tal y como se establece en el Código Civil – Artículo 1.902 y sucesivos).

La contratación de alguno de los seguros de Markel es sinónimo de tranquilidad y protección. Realmente, nunca se sabe a qué podemos estar expuestos porque, desde una travesura infantil, hasta una negligencia que pueda ocurrir en el ámbito laboral, podrían tener graves consecuencias para la persona responsable de ese daño.

¿Qué tipos de seguro de RC existen?

La Responsabilidad Civil (RC) es un término muy amplio, pero en el sector asegurado se diferencia en varias modalidades de seguro, y algunos son de carácter obligatorio. La contratación de esta póliza pone en salvaguarda el patrimonio del Asegurado por los daños que pudiera haber ocasionado a otras personas (físicas o jurídicas).

En la Responsabilidad Civil se deben dar tres elementos: una acción (u omisión) dañina, la existencia de un daño (personal o material), y la relación de causalidad entre el daño y la acción/omisión. En definitiva, una persona que provoca un daño personal o material puede llegar a ser responsable de dicho daño y de las consecuencias económicas derivadas del mismo; y por tanto debe indemnizar a la persona o personas damnificadas.

Responsabilidad Civil Profesional:

La finalidad de la contratación de este seguro es proteger el patrimonio de un profesional (ya sea un autónomo o una empresa), por los daños que se ocasionen a terceros en el desempeño de una actividad profesional. Esta póliza es recomendable, entre otros, para servicios de asesoría, gestores, consultores, en definitiva, cualquier servicio profesional.

Cada autónomo o pyme necesita una póliza diferente en función de sus características, ya que las coberturas y posibles reclamaciones no son las mismas.

Responsabilidad Civil General:

Este tipo de seguro es recomendable para personas o empresas que realicen actividades industriales o comerciales y afecta a múltiples sectores económicos; pero también es idóneo en otro tipo de eventos, como pueden ser actividades lúdicas (espectáculos, hostelería, etc.), deportivas (clubs deportivos) o altruistas (ONG), ya que en el desarrollo de estas actividades también pueden producirse daños a terceros que den lugar a la obligación de indemnizar.

Responsabilidad Civil médico-sanitaria:

La responsabilidad civil médico-sanitaria surge cuando un profesional o un centro que atiende a un paciente le genera un daño como consecuencia de su actuación negligente. Es indiferente si el profesional tiene un contrato laboral o mercantil con el centro, lo que se entiende es que el profesional ha cometido una acción lesiva por cuenta del centro, por lo que este deberá responder.

Existen más modalidades de seguros de Responsabilidad Civil tales como el Seguro de RC de Administradores y Altos Cargos (D&O) o el Seguro de Responsabilidad Medioambiental que Markel España pone a tu disposición.

Cualquier asegurado siempre tiene derecho a defenderse ante una imputación de responsabilidad. La aseguradora velará por el interés de su cliente. Las consecuencias económicas podrán ser mayores o menores en función de la póliza contratada y su cobertura.

En resumen, a la hora de contratar un seguro de Responsabilidad Civil lo mejor es estar correctamente asesorado y elegir la modalidad que se ajuste a cada necesidad. Por otro lado, hay que conocer todos los detalles y cobertura de la póliza o la posibilidad de ampliación de esta.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *