TU EMPRESA EN EL MAPA: LAS AUDITORÍAS

 

¿Eres un empresario pensando en si realizar una auditoría es una buena idea? Sí, siempre sí. A continuación, te introducimos en el mundo de las auditorías empresariales:

 

 

¿QUÉ ES UNA AUDITORÍA EMPRESARIAL?

 

Empecemos por el principio, ¿en qué consiste? La auditoría empresarial trata de hacer un reconocimiento de los procesos o de las actividades económicas de una organización para confirmar si se ajustan a los objetivos que ésta se propuso a nivel interno o a lo impuesto desde la legislación.

Su objetivo general es saber qué cosas van mal, qué cosas van bien y cómo se puede mejorar en cualquiera de los puntos clave de la empresa. Por tanto, se entiende por auditar someter las cuentas de una empresa a examen para saber cómo está actualmente la empresa y saber hacia dónde debe ir a partir de ese momento.

Pese a que se pueden dar en todo tipo de empresas, las encontramos de forma más habitual entre las empresas de servicios. Las auditorías pueden ser externas o internas, ya que puede contratarse a un auditor independiente o realizar el examen desde dentro de la empresa.

A nivel de posicionamiento en la mente del consumidor, las auditorías externas ocupan una valoración mucho más superior para los clientes, ya que se tratan de pruebas objetivas, lo que otorga mayor imparcialidad. Existen multitud de negocios que se dedican a ello cerca de ti. Destaca en Andalucía Auditest, Auditoría en Córdoba, entre otras.

En el caso de querer hacerlas por cuenta propia, quizá te interese saber que las auditorías se realizan con programas de gestión como Excel y que puedes encontrar modelos de auditoría que puedes descargar de forma gratuita, aunque siempre es preferible la actuación de un experto.

 

 

¿QUÉ VA A APORTAR A MI EMPRESA?

 

Las auditorías nos ayudan a llevar un control de la empresa, a detectar fallos, promover mejoras para el desarrollo y conocer el estado real de la organización en general.

Anteriormente comentábamos los objetivos globales de la auditoría, pero naturalmente se pueden especificar. Algunos de ellos pueden ser: dar credibilidad y confianza frente a posibles inversores o entidades financieras, detectar fraudes que se estén cometiendo en la empresa, comprobar la legalidad de todos los productos y actuaciones, detectar errores técnicos que se estén realizando, observar si se el sistema de trabajo de la empresa está siendo eficaz y eficiente, o recabar la máxima información posible para tomar decisiones que mejoren el rendimiento.

 

 

LA IMPORTANCIA DE LA AUDITORÍA

 

En muchas ocasiones, las compañías no valoran suficientemente la necesidad y la importancia de realizar auditorías en sus organizaciones empresariales. Y es que auditar te permite dirigir y tomar decisiones que permitan tener un mayor éxito. Es muy importante para la dirección de la empresa poseer información fiable que le permita analizar y valorar los pasos a seguir, y esa fuente de información ha de ser tanto de su entorno como de su propia empresa. Todo esto resulta vital para obtener una ventaja competitiva sostenible a largo plazo.

Además, el control de nuestra gestión empresarial puede ayudarnos a evitar malas pasadas en referencia a los aspectos legales. En ocasiones, podemos estar cometiendo errores que pueden ser considerados como fraudes, lo que puede conllevar grandes sanciones y multas. Por ejemplo, si nuestras cuentas no reflejan la realidad de la empresa, si nuestros ordenadores no poseen las licencias necesarias para ser utilizados y/o si nuestra maquinaria no cumple con la normativa, es posible que tengamos problemas con la ley.

Recuerda que no existe un único tipo de auditoría.  Es preciso que contrates aquel que mejor se adapte al tipo de empresa que tengas y al bien o servicio que ofrezcas, siempre bajo el consejo de una persona formada en la materia.

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Necesitas ayuda?