UN AÑO AGITADO PARA LAS CRIPTOMONEDAS

El 2021 está representando un año convulso para el mercado cripto. El descomunal incremento en el precio de la criptodivisa más popular, Bitcoin, ha centrado el foco de atención de una gran cantidad de inversores en un mercado al que miraban con cautela hasta no hace demasiado tiempo y son ahora grandes corporaciones las que se aventuran en el universo de las criptomonedas y personalidades multimillonarias quienes agitan un mercado que parece estar comportándose como un activo de riesgo más.

La carrera ascendente de las criptomonedas tuvo su mayor impulso el pasado 2020 con un imparable Bitcoin, pero no olvidemos que desde entonces y hasta junio de este mismo año Ethereum -la criptodivisa que sigue en importancia a Bitcoin- había aumentado su valor en un 750%, superando el 600% de Bitcoin.

Acontecimientos durante el 2021

Son varios los eventos que han repercutido en el comportamiento de las criptomonedas en lo que llevamos de año.

Entre los más destacables no podemos dejar de mencionar la postura adoptada por el Banco Popular de China de no aceptar criptodivisas ni tokens como medio de pago, además de prohibir la minería -justificándose en el impacto medioambiental del elevado consumo energético que conlleva- cuando más del 60% del minado de criptomonedas mundial se realiza en China, provocando un peregrinaje masivo de mineros hacia otros destinos entre los que se barajan Kazajstán -pues sus minas de carbón proporcionan una energía abundante y económica además de contar con una regulación más relajada en cuanto a la construcción de plantas para la minería- y EEUU, que podría ser otro de los destinos migratorios de los mineros puesto que Texas cuenta con la energía más barata del mundo, una red eléctrica desregulada y una élite política favorable a las criptomonedas.

Otra de las razones que explican los vaivenes de las cripto durante el año en curso la encontramos en el multimillonario Elon Musk y sus habituales idas y venidas en tuits cuyas consecuencias en el mercado de las criptomonedas se han manifestado en súbitas alzas y bajas, al admitir Bitcoin como medio de pago en Tesla o rechazarlo semanas después por el nefasto efecto del minado en el medioambiente para volver sobre sus pasos al cabo de unas semanas dejando la puerta de Tesla abierta a la criptomoneda en un futuro no lejano.

Criptomonedas en el trading online y como reserva de valor

Como apunta la plataforma de trading Plus500, una de las formas de saber cuáles son las criptomonedas más populares es observar cuáles ofrecen las plataformas de trading online, aunque el trading de CFDs de criptomonedas no tenga nada que ver con la compra real. Podemos observar como Bitcoin y Ethereum son las dos criptomonedas en los primeros puestos, aunque existen a día de hoy más de mil tipos diferentes entre las que no podemos dejar de mencionar Binance Coin, Tether, Cardano, Dogecoin, XRP, USD Coin, Polkadot o Uniswap.

Hay inversores que compran criptomonedas en una Exchange como Binance, Coinbase o cualquier otra de su confianza porque ven en ellas una reserva de valor capaz de salvaguardar su patrimonio ante la inflación y es que, de hecho, en EEUU ésta ya ha superado las expectativas de los expertos y se sitúa en su nivel más alto desde la crisis financiera del 2008, situación que puede actuar como catalizador al alza para Bitcoin. Por supuesto, como se ha mencionado más arriba esto no es igual que realizar trading online de criptomonedas donde otros factores entran en juego, como el hecho de que se especula llanamente con la cotización de estas, sin nunca adquirirlas, y que el apalancamiento del que se sirven las operaciones supone riesgos considerables que se suman al riesgo de la volatilidad de las criptomonedas de la que muchos se hacen eco.

Futuro de las criptomonedas y alternativas de los bancos centrales

La fama de las criptomonedas ha superado todas las barreras y ni bancos ni gobiernos parecen poder contenerlas, hecho que les inquieta por la pérdida de su tradicional control sobre el dinero y según algunos expertos en tanto el uso de las criptomonedas se generalice y compita con el dinero fiduciario lo más probable es que se vean sometidas a una intensa regulación y legislación, como de hecho propone el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea al plantear términos más rígidos en las operaciones realizadas por las entidades con las criptomonedas.

Así, en su particular guerra con las criptomonedas, China se afana en la implantación de su yuan digital -como alternativa al efectivo- en el que lleva trabajando más de diez años. El valor de esta divisa se encuentra ligado al yuan tradicional y permite un mayor control y vigilancia de los usuarios por parte del banco emisor pues es bien conocido por todos que al gigante asiático le incomoda lo que no puede controlar y no escatima en acciones para ponérselo difícil.

Lo cierto es que habrá que esperar a ver cómo se desarrolla el segundo semestre y la manera en la que las criptomonedas se enfrentan a los retos que se les presentan. Entre tanto, conviene estar preparados para afrontar la posibilidad de cualquier escenario en el caso de apostar por ellas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *