¿Qué es Social Commerce, la tendencia que está cambiando el comercio digital?

Redes sociales, una de las herramientas más utilizadas por nosotros los internautas, capaces de no solo ayudarnos a mantenernos entretenidos en momentos de ocio, sino también de convertirse en uno de los principales aliados de los empresarios y emprendedores de todo el mundo gracias a la efectividad que trae esta base de millones de usuarios.

A través de las sencillas interfaces que han logrado atraer a más de 2 millardos de personas en todo el mundo, mucho es lo que estas empresas han realizado para lograr que no sean simplemente personas comunes las que se registren, sino representantes de marcas de todo el mundo buscando vender sus productos a través de Internet.

Así, las redes sociales han dejado este adjetivo final para convertirse en redes de personas, que no solo sirven para entretenernos o mantenernos unidos a nuestros familiares y amigos, sino para realmente convertirse en una tendencia capaz de cambiar el comercio por Internet. Es así como surge lo que muchos están llamando Social Commerce.

Redes sociales, entre lo más usado por los minoristas

Puede que cuando te preguntes cómo crear una tienda Online, lo primero que venga a tu mente es de qué manera debes desarrollar tus estrategias para poder invertir tu dinero en herramientas que optimicen tu cadena productiva, sin embargo, es igual de importante que pienses en la manera en la que vas a comercializar tus productos.

Es con base en este cuestionamiento que el Social Commerce comenzó a popularizarse, ya que muchos minoristas que ya tenían sus productos elaborados tenían que enfocarse principalmente en pensar de qué manera dar a conocer sus productos ante la mayor cantidad de personas posible, sin invertir demasiado en promoción.

Las redes sociales, al ser un espacio para la generación de conexiones entre personas, se posicionó como uno de los canales más atractivos ya que no solo contaban con una interfaz sencilla en su mayoría, sino que además permitían la creación de “tiendas digitales” sin la necesidad de invertir un solo centavo.

Poco a poco estas comenzaron a brindar herramientas especializadas para el desarrollo de nuevos negocios digitales, y cada vez más empresas se profesionalizaron en las ventas por Internet, convirtiéndose así en uno de los canales más utilizados por los minoristas de todo el mundo, sin importar la industria en la que se desempeñen.

El rol de los influenciadores

Pero esto no está sucediendo de la noche a la mañana, o solo de la mano de los vendedores que realmente están tratando de dar un salto de calidad, sino también de la de una serie de aliados que el mundo ha llegado a conocer como influenciadores (influencers, como se les conoce globalmente), que no son más que figuras de influencia que pueden servir como “canales” de promoción.

Estos serían los responsables de que la tasa de descubrimiento de nuevos productos haya crecido cerca de 50% en apenas unos años, con las marcas que invierten en promoción a través de influenciadores encontrándose entre las que más interés generan a través de estas redes de comunicación digital.

Si bien vender a través de estos influenciadores pueda ayudar a que aprender cómo conseguir seguidores en Instagram sea menos importante para los vendedores, esta forma de promoción debe verse como un complemento, y no como algo que nos haga olvidarnos de la importancia de mantener una presencia digital compuesta por hashtags atractivos, buenas fotografías con filtros adecuados, contenido de valor, entre muchos otros.

Creación de una comunidad digital

Todo esto funciona en conjunto para lo que algunos auguran es el futuro de la promoción a través de las redes sociales: la comunidad. Expertos de todo el mundo han afirmado que las empresas deben dejar de saturar a sus seguidores con información o contenido, reemplazando esto por esfuerzos en la creación de una comunidad.

Puede que vender por Internet nunca haya sido fácil, pero esto podría llevarlo a un siguiente nivel, teniendo como resultado final a una base de consumidores mucho más comprometidos con la marca. Es precisamente esto lo que han comenzado a hacer las grandes empresas de todo el mundo, y lo que ha facilitado que el Social Commerce comience a cambiar el comercio electrónico.

El comercio social puede ser una de las formas de comprar y vender más atractivas de la actualidad, y queda de nuestra parte aprender a adaptarla a nuestros negocios. Si lo que buscamos es realmente sobresalir y superar a nuestros competidores, las redes sociales podrían ser nuestras mejores aliadas en esta misión.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Necesitas ayuda?