6 pasos a seguir para crear una tienda en línea rentable

Si estás pensando en montar una tienda online, seguramente has pensado en las ventajas que ofrece con respecto a un comercio tradicional. Una e-commerce te permitirá llegar a un público que de otra manera estaría lejos de tu alcance, automatizar las tareas más importantes y vender las 24 horas, los 365 días.

En este artículo, analizaremos cómo planificar tu ecommerce de la manera adecuada.

¿A quiénes vas a vender y cómo lo harás?

Comenzaremos hablando de los pasos que te ayudarán a darle forma a tu idea de negocios.

1. Identifica a tu público objetivo

Probablemente, ya hayas pensado en el tipo de tienda que vas a abrir, pero todavía no has definido quiénes serán tus clientes potenciales. Hacer esto es fundamental.

Por ejemplo, si tu negocio venderá productos de belleza, tus principales consumidores serán las mujeres. O si vendes equipo para actividades extremas, tus compradores más asiduos serás los jóvenes. Determinar cuál será tu público objetivo te ayudará a planear el contenido y diseño del sitio y crear una campaña de marketing efectiva, entre otros beneficios.

Identificar al público objetivo implica determinar el rango de edad, género, zona geográfica y estrato social de las personas con mayores probabilidades de hacer una compra en tu tienda.

2. Adáptate a tus compradores potenciales

Una vez que tengas bien claro a quiénes les vas a vender, puedes implementar medidas específicas para captar su atención. Tienes que ponerte en los zapatos de tus clientes y averiguar detalles importantes sobre ellos, como qué dispositivos usan con más frecuencia y en qué época del año (e incluso, momento del día) son más propensos a comprar.

Incluso dentro de un mismo grupo demográfico existen diferentes tipos de consumidores. Por ejemplo, hay usuarios que siempre comparan entre diferentes opciones. Otros buscan constantemente las mejores promociones, rebajas y cupones. También están los que toman decisiones de compra cuando ven una publicación sobre un producto que les interesa en las redes sociales.

Tienes que implementar una estrategia que se adapte a los distintos hábitos de los compradores.

3. Fija tus metas con la ayuda de la metodología SMART

Tener expectativas claras es imprescindible para que tu e-commerce se convierta en un negocio exitoso, y el método SMART puede ayudarte a lograrlo. Se trata de una herramienta que establece cuáles son las características de un objetivo realista: específico, medible, alcanzable, relevante y temporal.

Implementar esta estrategia implica definir de manera específica lo que tratas de alcanzar, evaluar los progresos y resultados de forma tangible, establecer los procesos que se llevarán a cabo, elegir una meta que sea realmente importante e indicar en cuánto tiempo se llevará a cabo.

Crea una página que venda por sí sola

Una vez que hayas elaborado un plan de negocios que te permita llegar a tu público objetivo y atraer su atención, debes ser capaz de convertirlo en una realidad. En esta fase del proyecto, hay una serie de pasos que debes seguir, todos relacionados directamente con tu página web.

1. Elige una interfaz responsiva y fácil de usar

Tu tienda en línea debe adaptarse al tamaño de pantalla de toda clase de equipos. Esto significa que todos sus elementos deben ser legibles y accesibles, independientemente de si el usuario accede al sitio a través de un ordenador, tableta o teléfono móvil.

Los visitantes tienen que ver claramente las características y el precio de los artículos que les interesan, y no tener problemas para pulsar en el botón Comprar o en acceder a la sección Carrito de compras. Además, tu portal debe disponer de un potente buscador, categorías y filtros que faciliten la localización de cualquier producto.

2. No subestimes el poder de las imágenes

Las fotografías de los artículos de una e-commerce son determinantes en la decisión de compra de muchos usuarios. Y no es para menos. Al no poder interactuar con el producto en el mundo real, verlo en la pantalla es la experiencia más cercana que tiene el usuario con dicho objeto.

Para que cumplan su objetivo, las fotografías deben mostrar, sobre un fondo claro, capturas individuales del artículo y de cada uno de sus complementos, tomas cercanas que presenten todos los detalles, e imágenes de 360 ° que permitan apreciar el objeto desde distintos ángulos. Las imágenes de personas usándolos también tienen un gran poder de convencimiento.

3. Coloca herramientas de análisis en tu sitio

Tu tienda online debería poseer instrumentos que midan diferentes variables de tu página, como la cantidad de visitantes, la tasa de rebote, el retorno de inversión, etc. Consultar estas estadísticas te permitirá tomar medidas oportunas para mejorar el aspecto y funcionamiento del sitio.

No escatimes esfuerzos en la elaboración de una estrategia de negocios y de construcción de tu tienda en línea. Así, podrás generar ganancias desde el principio y nunca dejar de crecer.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Necesitas ayuda?