Cómo conseguir inversores evitando estas 10 frases

Para un emprendedor que ha preparado durante meses (algunos lo maduran durante años) un proyecto, el momento de presentarlo a cómo conseguir inversores puede ser tenso. Se puede perder el foco de lo que los inversores quieren ver en una presentación:

1- Que tu proyecto es invertible y escalable: de ahí van a presuponer que pueden ganar un buen dinero invirtiendo en tu startup

2- Que has hecho los deberes: el proyecto debe verse sin fisuras ni improvisaciones

3- Cómo vas a ganar dinero con tu actividad

4- Cómo fluye el dinero por  tu balance financiero

5- Que has desarrollado una ventaja competitiva sostenible

Las frases que hundirán tus opciones de conseguir inversión

Hay ciertas frases que demostrarán que estás lejos de reunir estos 5 puntos en una misma presentación:

1- “Mi proyecto necesita financiación”: lo que te va a responder el inversor que para eso el sitio adecuado es el banco, que él lo que quiere es poder sacar rentabilidad. Dicho más claro, que no está para financiar nada, quiere ganar dinero con ello.

2- “Antes de nada tendríamos que firmar un acuerdo de confidencialidad”: ahí lo que pasará es que no lo firmarán y que es empezar con mal pie ya que esto es visto como una falta de confianza de entrada con el inversor. Por otro lado, es que una idea no validada, al contrario de lo que piensa alguna gente, vale 0 euros.

3- “Este business plan es solo un borrador”: o lo que es lo mismo, no me ha dado tiempo a hacer el definitivo. Lo que te van a recomendar es que lo acabes y fijes la cita para entonces.

4- “No tenemos competencia”: dicho esto pueden pasar dos cosas:

– Que sí la tengas y en verdad no conoces el mercado en el que sí vas a competir

– Que tengas razón de verdad y eso crea mucha inseguridad a los inversores

5- ” Nuestra ventaja competitiva es que estamos especializados en esto”: el inversor va a pensar que esa no es garantía de nada y por consecuencia que no hay ninguna ventaja competitiva sólida.

6- “Con un % ridículo del mercado ganaremos dinero, así que será fácil”: respuesta del inversor: “ah, muy bien, eso es como decir que le vas a quitar 50.000 clientes a Telefónica sin despeinarte”, ese diálogo tiene mala pinta no crees?

7- “Hemos previsto todo lo negativo que pueda pasar”: eso será visto como una insensatez por parte del emprendedor. Nadie puede predecir lo que puede pasar y menos en proyectos como internet por ejemplo.

8- “Nuestro producto es mejor que lo que hay en el mercado”: y eso nos lleva a dos conceptos:

– Que sea mejor no quiere decir que se venda

– Que se vaya a vender no se sabe hasta que se llega al mercado y se valida

9- “En verdad no necesitamos el dinero”: entonces para qué la reunión con un inversor?

10- “Lo más importante es la visión de negocio que tenemos”: esa frase en sí no es mala del todo pero los inversores lo que pensarán es que consideras eso más importante que el plan de acción que tengas pensado. Porque volvemos a lo mismo, como tienes pensado ganar dinero?

Reflexión final

En mi opinión, lo que falla muchas veces es que queremos impresionar en exceso al inversor para que no se lo piense dos veces e invierta sin pestañear. Cuando hacemos eso perdemos naturalidad cuando de lo que se trata es que podamos explicar el negocio en sí como si se lo explicáramos a un amigo. Hay simplemente que explicar de forma sencilla y clara a que mercado quieres atacar, cual es tu ventaja competitiva y cuáles son los procesos con los que ganarás dinero, devolver el dinero invertido y lo más importante, conseguir la ansiada rentabilidad que el inversor espera de tu negocio.

Etiquetas:

3 Comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *