¿Créditos al consumo? Los expertos valoran su importancia

Son muchos los tipos de créditos que puedes encontrar en el mercado, por ello, nos surgen cuestiones como, ¿cuál es el mejor de todos ellos? Pues bien, lo cierto es que, no hay un tipo de financiación que sobresalga frente al resto, sino que, dependiendo de cuáles sean tus condiciones y necesidades, deberás solicitar un tipo de préstamo u otro.

En el artículo de hoy, queremos explicarte qué es un crédito al consumo, cuáles son sus características y la principal ventajas y desventaja que supone solicitar este para solventar tus necesidades, de tal manera que puedas conocer si es este tipo de financiación el más adecuado para satisfacer tus necesidades de crédito, o, por el contrario, deberás buscar otros modelos para la obtención de capital.

 

¿Qué son los créditos al consumo?

Antes de explicarte en qué consisten, es fundamental comprender qué es un crédito.

Lo podemos definir como toda operación financiera a través de la cual una determinada entidad le entrega a otra una cantidad de dinero, a cambio de la devolución de este, junto a la suma de unos intereses, en un plazo de tiempo, y con unas condiciones establecidas.

Ahora sí, te explicamos qué son los créditos al consumo:

Podemos definirlos como una categoría de créditos cuya finalidad es la de satisfacer unas necesidades personales de consumo, como puede ser la compra de un automóvil. Por lo tanto, se trata de operaciones cuya finalidad no está dirigida al ámbito profesional.

 

¿Cuáles son sus características?

En cuanto a las principales cuestiones a tener en cuenta a la hora de gestionar un crédito al consumo, destacan las siguientes:

En primer lugar, señalamos que, todo importe inferior a los 200€ queda excluido como crédito al consumo, según indica el artículo 3 de la Ley 16/2.011.

Adicionalmente, se establece como requisito la entrega de una copia por escrito al consumidor, por lo que, en caso contrario, dicho contrato de considerará como nulo.

Y, por último, también será necesario que contenga una información mínima, la cual garantice el conocimiento de los datos financieros por parte del prestatario, el cual deberá, por su parte, entregar toda su información de ingresos y patrimonio que justifique su capacidad para devolución del préstamo y sus intereses.

 

Ventajas y desventajas

En cuanto a la principal ventaja que encontrarás en este tipo de préstamo, se encuentra la posibilidad de satisfacer tus necesidades de crédito de manera rápida. Sin embargo, su principal desventaja es el coste que supone la adquisición de financiación, ya que esta, incluye su devolución junto a la suma de unos intereses.

 

Conclusión

A modo de conclusión, queremos recomendarte que no solicites la entrega de financiación, siempre y cuando no vayas a ser capaz de devolver la cantidad solicitada, y cumpliendo con los plazos y resto de obligaciones establecidas en el contrato.

Sin embargo, sí será recomendable este tipo de crédito, siempre y cuando tu situación económica te permite la solicitud de este, comparando siempre entre las diferentes ofertas, para así poder escoger el crédito que más se adapte a tus necesidades.

Puedes comparar precios aquí.

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Necesitas ayuda?