Dropshipping

Dropshipping es un concepto que hace referencia a una innovadora forma de vender online (relativamente innovadora, ya que lleva con nosotros mucho tiempo).

La idea es sencilla: vendemos sin necesidad de tener los productos de manera física en el almacén. Las tiendas que funcionan con este sistema comprarán el producto a un tercero y será este último quien haga el envío directo al cliente. La tienda hace de intermediaria en su sentido más estricto.

La principal diferencia entre un sistema de dropshipping y la forma de vender de un comercio tradicional es que el vendedor no tendrá que complicarse la vida para almacenar ni controlar el stock. El comerciante comprará el artículo a un tercero (que puede ser un mayorista o fabricante) y este será el que se encargue del pedido en cuestión.

Ventajas de apostar por el dropshipping

Fácil de implantar

Eso es cierto, siempre y cuando se trabaje con una herramienta buena que facilite la implantación.

Por ejemplo, Oberlo te da la posibilidad de importar de manera sencilla productos de dropshipping a un e-commerce ya existente, y poder enviarlo luego a los clientes (dando unos simples clics): Podrás importar más de 100 productos en tan solo unos minutos, ayudándote a ahorrar tiempo.

Habrá que informarse de la forma de implantar un sistema dropshipping en los principales CMS (que son las plataformas más utilizadas), tipo WordPress o Prestashop, sobre todo cuando tratamos con diferentes proveedores.

Mínima inversión

Otra de las ventajas de esta fórmula para crear una tienda online es que requiere de menos capital. No tendremos que estar invirtiendo en inventado por adelantado, ya que realmente no vas a comprar productos.

Solo compras en el momento en el que se ha hecho la venta y recibido el pago del cliente.

Es un buen recurso para todos aquellos que tienen una idea revolucionaria, pero no demasiado capital como para poder llevarla a cabo.

Fácil de empezar

Empezar con una tienda online no es algo sencillo, y lo será mucho menos si nos tenemos que complicar la vida con el proceso de administración de un almacén (control de inventario, proceso de empaquetado y envío de pedidos…).

Cómo ya hemos comentado, será el proveedor el que tenga que llevar esta gestión en su propio almacén. Será quien haga el envío al cliente, y nosotros tan solo nos encargaremos de facturarle.

Se reducen los costes fijos

Al no necesitar hacer una inversión en inventario, ni tener un almacén, reducimos bastante los costes fijos que tiene una tienda online. Es perfectamente factible llevar una oficina en casa por menos de 100€ al mes (con una tarifa plana de autónomos de 50€ y sumando los gastos asociados a consumo de luz e Internet).

Flexibilidad

Al no depender de un almacén, la tienda online con dropshipping se puede manejar desde cualquier parte. Lo único que necesitarás es tener conexión a la red para comunicarte con los clientes y proveedores.

Si quieres más información sobre las ventajas que tiene la fórmula de dropshipping, haz click aquí.

Medio de comunicación dedicado a los negocios, a las startups, al marketing digital y a los emprendedores. En él encontraremos información sobre actualidad, eventos, formación y muchos otros temas de interés.

1 Comentario

  1. me encanta el artículo porque es como empecé mi negocio hace ya 12 años. Hoy con 32 años aún es parte de mi proceso de comercialización pero ya no la única.

    Saludos peruanos.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *