Informes financieros, lo último de las empresas para destacar entre la competencia

Pedir informes financieros es una tarea cada vez más común entre las empresas que realizan algún tipo de intercambio

La crisis económica del año 2007, provocó que una gran cantidad de empresas y comercios de todos los sectores establecieran como inviable la posibilidad de afrontar cierta suma de pagos (tanto a empleados como a proveedores de productos).

Ante esta situación muchos empresarios no aceptaron lo que veían, y apostaron por seguir fabricando el producto o servicio en cuestión, para no parar la producción en ningún momento y continuar con el negocio. Sin embargo, el empresario no estaba siendo consciente de que encargaba materias primas o servicios a terceros que no iba a poder pagar en los plazos establecidos, algo que con el tiempo ha llevado a muchas empresas a la bancarrota.

Para evitar este tipo de situaciones, es recomendable solicitar informes financieros de las empresas con las que se va a realizar algún tipo de trabajo o intercambio. De esta forma, se obtiene información financiera relevante que ayuda a resolver cualquier tipo de duda o interrogante sobre la empresa en cuestión.

A través de estos informes financieros se pueden evaluar por un lado, las acciones llevadas a cabo en la administración y gestión del negocio, y por otro los registros de contabilidad de la empresa. Una información que resulta útil a accionistas (para comprar o vender más acciones), inversionistas (para animarse y establecer una cantidad a invertir en la empresa), empleados de la empresa (para comprobar que van a continuar cobrando su salario), y público en general.

¿Para qué sirven los informes financieros?

En los últimos tiempos los informes financieros han cobrado gran importancia en la sociedad en general, y en el ámbito de las empresas en particular. Estos permiten saber cuál es el estado de salud de las empresas, para así decidir si llevar a cabo acciones con ella o no.

Esta es una información muy utilizada por los accionistas, aunque estos no son los únicos que precisan de estos datos. Por ejemplo, los usuarios individuales también están interesados en esta información, ya que les permite saber lo que gastaron, ahorraron o invirtieron en un determinado periodo de tiempo, algo que sin duda ayuda a planificar mejor las acciones en años futuros.

Además cuando una empresa presenta un informe financiero favorable, esta cuenta con muchas más facilidades a la hora de acceder a un crédito o una determinada forma de financiación.

¿Cómo observar a las empresas de la competencia?

El aspecto financiero es importante, pero es posible que por el tipo de actividad que desarrolla la empresa sea necesario acceder a información más detallada de la competencia. Datos como el objeto social, el teléfono o la dirección postal de una empresa se pueden encontrar en un directorio de empresas de Internet.

Cualquier empresa (ya sea más novata o más veterana) tiene que estar presente en este tipo de directorios de empresas, para darse a conocer en general, y contactar con negocios similares para realizar operaciones si es necesario. Este tipo de directorios clasifica a las empresas en función de su actividad comercial, para que el empresario o persona en cuestión pueda realizar una búsqueda directa y precisa de las empresas de la competencia.

Un empresario (por ejemplo el dueño de un concesionario de coches) puede pertenecer, y al mismo tiempo, consultar el directorio de empresas para analizar a sus competidores en todos los sentidos. De esta forma se pueden ver los defectos y virtudes del resto de empresas, para aplicar estas en la empresa o eliminarlos por completo.

Además, los empresarios que registran sus negocios en este tipo de plataformas tienen más posibilidades de posicionarse en Internet, alcanzando posiciones más altas en los resultados de búsqueda de motores de búsqueda como Google o Bing.

Ante estos datos, parece evidente que en los últimos años cada vez más empresas hayan apostado por inscribirse y formar parte de los principales directorios de empresas del momento. Estos se han convertido en un factor clave para el éxito de cualquier negocio, ya que por ejemplo actualmente, los fondos de inversión pagan hasta un 11% más por las acciones de las empresas que forman parte de directorios profesionales.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *