La dificultad de alquilar una plaza de garaje en Madrid

Madrid es no es una ciudad conocida por las facilidades para aparcar y eso hace que la demanda de garajes se dispare, sobre todo en aquellas zonas en las que miles de personas acuden a trabar en coche a diario.

El resultado es que alquilar garaje en Madrid no es nada sencillo, y por eso han ido surgiendo iniciativas que tratan de hacer que el contacto entre los propietarios y los que quieren alquilar una plaza sea inmediato y directo, con el fin de facilitar el proceso.

Internet lo hace todo más sencillo

Aparcar el coche en algunas zonas es un suplicio, por lo que alquilar un garaje es una inversión que se recupera enseguida, pues ahorramos combustible al no tener que dar decenas de vueltas y ganamos en salud eliminando estrés.

Una vez que hemos decidido coger una plaza el problema es encontrarla y aquí Internet nos facilita el proceso, ya que con una simple búsqueda vamos a poder ver decenas de plazas en la zona que nos interesa, aunque entonces viene un segundo problema.

Se trata de formalizar el alquiler, pues no todos los propietarios (ni las personas que alquilan) son serias a la hora de realizar negocios y podemos encontrarnos con situaciones esperpénticas.

Hay plataformas que hacen de intermediarias

Con el fin de que todo el proceso sea legal y lo más claro posible para ambas partes existen plataformas que hacen de intermediarios, y que por unos pocos euros al mes se encargan de crear los contratos y de gestionar los cobros, lo que facilita mucho que una de las partes pague y la otra reciba el dinero sin complicaciones.

Además, para ambos intervinientes las páginas que hacen de intermediarias tienen la enorme ventaja de que el alquiler es mensual, sin permanencias. Si una de las dos partes lo comunica, al mes siguiente el contrato se rompe sin penalizaciones de ningún tipo.

Permiten alquilar una plaza de garaje por horas

Si necesitamos una plaza de garaje para ir a trabajar solo nos hará falta de lunes a viernes y en horario laborable. Eso significa que no tenemos que pagar por el uso exclusivo de este aparcamiento, por lo que podemos ahorrar un buen dinero todos los meses.

Gracias a este tipo de plataformas, se pueden alquilar plazas por horas, solo cuando nos hagan falta y el dueño puede usarla cuando a nosotros no nos es necesaria ganando algo de dinero extra.

También se pueden alquilar plazas para motos y bicicletas

Hay muchas personas que van en bici o en moto al trabajo, dada la ventaja que tiene “aparcarlas” pues el espacio que necesitan es mínimo.

El problema aquí es que en la calle sufrir un robo es muy sencillo, de manera que las plataformas que ayudan con las plazas de garaje también tienen plazas específicas para moto e incluso la posibilidad de alquilar un pequeño trastero a pie de calle para guardar la bici si no la podemos dejar en nuestro centro de trabajo, evitando así que nos la desvalijen

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *