Las 4 fases para validar un nuevo modelo de negocio

Para todo emprendedor o iniciador de startups, siempre existen distintos estadios de elaboración de lo que surge como una “idea alegre” un día puntual hasta convertirlo en un nuevo modelo de negocio testado y fiable de cara a futuro.

Todos queriendo o sin querer, acabamos construyendo prototipos del nuevo negocio que vamos dotando de nuevos elementos y sofisticando hasta llegar a la salida al mercado. Si quisiéramos agruparlos nos saldrían las siguientes fases:

1-     DIBUJO/ESQUEMA EN UNA LIBRETA: Cuando se ha generado un nivel de curiosidad alto en el que sentimos que hay que empezar a trabajar en esta dirección solemos coger una hoja de papel o abrimos un Word donde hacemos un dibujo sencillo que describe en líneas generales nuestra idea acompañada de nuestra propuesta de valor, puntos fuertes del nuevo modelo y las fuentes de ingreso principales. Se trata solo de un esquema a vista de pájaro de cómo y porqué deberíamos acabar monetizando esa idea

2-     LIENZO ELABORADO DE NUESTRA IDEA: Aquí recomiendo acudir al más que conocido método CANVAS. Se trata en esta fase de definir de forma esquemática todas las áreas que tenemos que tener en cuenta para estudiar la viabilidad del negocio. Tendremos que investigar todo lo que hace falta para que la idea funcione. Sobre el punto anterior se debe añadir: Partners clave para nuestra actividad, potencial del mercado existente, relación entre las distintas áreas de nuestro negocio, costes de nuestra puesta en marcha, canales y segmentos de mercado…

Dejo una imagen de cómo construir el comentado lienzo:

Y para aquellos que queráis profundizar el libro en cuestión que ha dado mucho que hablar y escribir es “Generación de modelos de negocio” Alexander Osterwalder

 

3-     ELABORACIÓN DE NUESTRO BUSINESS PLAN: En este punto ya tenemos que llevar todos nuestros actos de fe y presunciones a un escenario de estudio exhaustivo. Hay multitud de plantillas o casos publicados de business plan. Yo recomiendo coger la estructura de alguno de ellos ya que prácticamente siempre nos ocurre que descubrimos áreas que tenemos verdes y necesitan más trabajo. A a día de hoy nos pasamos horas y horas elaborado un plan de negocio que seguro que necesita cirugía cuando obtengamos una experiencia de mercado, por tanto, yo lo que haría es trabajar esas áreas hasta que consigamos construir un modelo mínimo viable. No malgastes excesivo tiempo en construir un plan de negocio de 100 hojas ya que a día de hoy, si buscas financiación, no se invierte en power points y se valora mucho más unos primeros resultados contrastados y medibles.

 

4-     PRUEBA DE MERCADO: Esta etapa, de lo que se trata básicamente es de contrastar todas nuestras teorías en contacto directo con nuestros clientes potenciales y sin duda nos dará todos los datos para hacer los retoques pertinentes en nuestro modelo de negocio. Preocúpate de conseguir una muestra suficientemente grande que te permita tomar las conclusiones adecuadas. Se trata de testear como de fiables son nuestras fortalezas, como combatimos nuestras debilidades y comprobar si nuestros clientes nos perciben como nosotros habíamos supuesto.

Todo este proceso lo solemos seguir de alguna u otra forma. Y es bueno seguir un orden ya que nos encontraremos con imprevistos que nos harán cambiar aspectos poco probables de antemano.

Esta es una de las posibles formas de ordenar y transformar una idea en una empresa viable pero lo que no debe cambiar es el Foco final: Nuestra propuesta de valor al fin a al cabo debe ser percibido por nuestros clientes como una necesidad bien satisfecha.

1 Comentario

  1. Hola Pau, muy interesante este post,justo el otro día estuve aplicando el Business Model Canvas, realmente clarificador. Estoy muy interesado en ampliar mis conocimentos en modelos de negocio. ¿me recomiendas algun libro?
    Saludos!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *