Los errores que cometerás seguro como emprendedor

El primer error que te quiero contar, no es un error en sí mismo, pero si que es una situación curiosa que se da muchas veces y es un proceso cíclico en el que aprendemos y desaprendemos cosas sin darnos cuenta. Cuando hay una persona decidida a emprender por primera vez decide empaparse de información acerca de otros emprendedores que ya han pasado por esto antes: cursos, entrevistas, blogs de startups… con el objetivo de evitar a toda costa los mismos errores de otros emprendedores.

Todo esto está muy bien porque aporta mucho espíritu y aprendes ciertos conceptos que son esenciales para encarar un proceso como este:

– Cómo desarrollar tu propuesta de valor

– Definir la viabilidad de tu proyecto

– Hacer un plan completo de recursos necesarios

mistake 3

LOS ERRORES QUE COMETERÁS SEGURO COMO EMPRENDEDOR

El aprendizaje académico es importante y necesario pero ciertas lecciones  sólo las aprenderás en el terreno de juego. Algunos de los errores que tienes muchos números de cometer son los siguientes:

1- Mala gestión de las emociones: cuando estás en pleno proceso resulta muy complicado que seas como un bloque hielo, reflexivo y analítico al 100% ya que la incertidumbre te jugará malas pasadas en algún momento. Siendo más concreto, la sobreexcitación puede llevar a la precipitación y un estado depresivo severo puede hacerte abandonar en un momento clave para perseverar y ver los primeros resultados positivos.

2- “Orgullo y ego al poder”: cuando hayas estado en unas cuantas batallas y te hayas salido con la tuya, es muy posible que tu autoestima suba y estés cómodo con ello. Eso no tiene nada de malo y es sumamente reconfortante pero puede hacerte subir el ego personal en exceso. Muchos oportunidades de nuevo negocio se han perdido por orgullo y eso es probable que te pase en algún momento de tu vida.

3- Predicciones de mercado erróneas: el mercado casi nunca reacciona como te habías imaginado en un primer estadio. Siempre hay que hacer ajustes y las sorpresas (también pueden ser positivas) se suceden entre variaciones y optimizaciones de tus productos o servicios.

4- Acomodamiento posterior al éxito: esto yo creo que es prácticamente un acto reflejo. Cuando los resultados llegan, muchas veces después de mucho esfuerzo, levantamos el pie del acelerador y el relajamiento se apodera del ambiente. Hay que pensar que los mercados de hoy día, y sobretodo los digitales, son muy cambiantes. Lo que hoy vende y genera clientes, mañana puede convertirse en un feliz recuerdo. La innovación, aprendizaje y búsqueda de nuevas oportunidades debe ser un ciclo continuo que retroalimente continuamente  los activos de tu empresa.

5- Confiar en alguna persona errónea: me sabe mal decírtelo pero en algún momento alguien te venderá “una moto” que no debiste comprar. Si te pasa, no te tortures en exceso, ya tomarás más precauciones a la próxima y con el tiempo aprenderás a ir confiando en la gente poco a poco y sin prisas para evitar sorpresas desagradables.

6-Perder el foco: de este error tenemos dos versiones:

– Las nuevas startups que salen al mercado con portfolio demasiado amplio y poco trabajado

– Las empresas consolidadas con aires de grandeza que hacen inversiones no relacionadas con su rama principal del propio negocio.

Visto este tipo de errores comunes en emprendedores, que opinas:

– ¿Hay errores que son imposibles de evitar o es una exageración pensar eso?

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *