Samsung revela las causas de los incidentes con los Galaxy Note 7

El 2016 fue testigo de uno de los capítulos más amargos en la historia de Samsung, cuando uno de los productos estrella de la marca, el Galaxy Note 7, se vio envuelto en  numerosos reportes de incidentes relacionados con la combustión sin causa aparente de varios de los dispositivos. Luego de una retirada parcial de un grupo de los dispositivos en septiembre de 2016, alegando que la falla ocurría por el defecto en un lote específico de baterías, Samsung se vio forzado posteriormente a anunciar en octubre de 2016 el retiro total de los Galaxy Note 7 en todo el mundo dado que los inconvenientes siguieron reportándose en dispositivos con baterías de otros lotes.

Luego de haber recuperado alrededor del 96% de los cerca de 3 millones de dispositivos vendidos en todo el mundo, y posterior a un exhaustivo trabajo de investigación donde unos 700 investigadores trabajaron en más de 200.000 dispositivos y más de 30.000 baterías para replicar las condiciones que conllevaron a las fallas, Samsung por fin ha revelado lo ocurrido con sus Galaxy Note 7.

Conclusiones de las investigaciones

Las investigaciones de Samsung concluyeron que los incidentes relacionados con los Galaxy note 7 fueron causados por dos tipos de fallos específicos a dos tipos de baterías empleadas en estos dispositivos.

El primer tipo de fallo fue generado por una deflexión eléctrica causada por el posicionamiento incorrecto de electrodos negativos en la esquina superior derecha de uno de los modelos de sus baterías, causada por la compresión mecánica de los electrodos en el proceso de fabricación de las mismas.

En el segundo tipo de fallo, ocurrido en otro de los modelos de sus baterías, imperfecciones en la superficie de los electrodos positivos generaron la penetración de la cinta de aislamiento y del separador, generando el contacto del polo positivo con los electrodos negativos, desencadenando así un cortocircuito interno en las baterías.

Infografía de Samsung (en inglés) disponible en el siguiente link: https://news.samsung.com/global/infographic-galaxy-note7-what-we-discovered

Mejoras en los procesos de control de calidad

Sin duda alguna las fallos con el Galaxy Note 7 generaron un gran impacto financiero en Samsung, y una mella en su credibilidad. Más allá del retiro y reembolso de los dispositivos defectuosos, la empresa se está esforzando en evitar que estos problemas se repitan en el futuro y que el público recobre la confianza en la marca.

Para ello, Samsung ha implementado un proceso de testeo de 8 puntos para comprobar la seguridad de sus baterías, conformado por: pruebas de durabilidad, inspección visual, rayos X, pruebas de carga y descarga, pruebas de compuestos orgánicos volátiles totales, prueba de desensamblaje, pruebas de utilización acelerada y pruebas de voltaje.

Asimismo, Samsung ha conformado un Grupo Asesor en Baterías compuesto por consultores externos con experticia académica y de investigación en baterías y sus componentes para garantizar la seguridad e innovación en sus baterías.

Como indico DJ Koh, Presidente de Negocios de Comunicaciones Móviles para Samsung Electronics durante la conferencia de prensa donde pidió disculpas en nombre de la empresa y presentó los resultados de las investigaciones sobre los incidentes, “Hoy, más que nunca, estamos comprometidos en ganarnos la confianza de nuestros clientes a través de innovaciones redefinan lo que es posible en materia de seguridad”.

Imagen de previsualización de YouTube

Medio de comunicación dedicado a los negocios, a las startups, al marketing digital y a los emprendedores. En él encontraremos información sobre actualidad, eventos, formación y muchos otros temas de interés.
Etiquetas:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *