Tipos de web hosting | Pros y contras

Si estás por crear un sitio web o ya tienes uno, quizás estés pensando en contratar un buen servicio de hosting web. Un hosting es el espacio donde se aloja un sitio web. Es decir, es un servicio de almacenamiento para un website.

Es recomendable elegir buenos proveedores de host web dado que de este servicio de alojamiento depende que los usuarios puedan acceder a tu sitio. El hosting web es el que permite que una página esté disponible en internet.

Teniendo en cuenta esto, debes saber que existen muchos proveedores de almacenamiento, así como también hay varios tipos de hosting. El que elijas dependerá de tanto de tus necesidades como de tus recursos.

Los cinco tipos principales de hosting son: gratuito, dedicado, compartido, cloud y VPS. Vamos a ver en detalles los pros y contras de cada uno para que tengas toda la información antes de decidir cuál es el que te conviene más.

Hosting Gratuito

Tal como menciona su nombre, este hosting no requiere pago alguno. Esto puede resultar de mucha utilidad cuando no poseemos inversión y queremos realizar pruebas. Sin embargo, no es recomendado para webs profesionales.

Pros

* Es útil para personas que no poseen inversión, dado que no tiene costo.

* Sirve para realizar pruebas y análisis antes de invertir.

Contras

* Debido a su gratuidad, el servicio no suele tener la mejor calidad por lo que es normal que esté caído y no pueda accederse al sitio online.

* No suelen tener soporte técnico y, si tienen, no es fácil establecer contacto para recibir ayuda.

* Su capacidad de almacenamiento es pequeña, por lo que no podrás recargarlo de información.

Hosting Dedicado

Este alojamiento implica que el servidor entero pertenece a una sola persona. Es decir, es un hosting exclusivo y privado para aquel cliente que lo contrata. Es recomendable para empresas que posean mucho tráfico web o quieran tener varios sitios relacionados dentro de un mismo hosting.

Pros

* Como mencionamos, son de uso exclusivo por lo que todos los recursos están destinados a un solo cliente. Es por esto que, si el proveedor es bueno, no se corre riesgo de que el sitio no esté disponible cuando hay mucho tráfico.

* Al no estar compartido, la seguridad es mayor.

* Se pueden alojar distintas plataformas digitales, no sólo sitios web.

* Suelen ser amigables con el usuario. Es decir, los paneles que poseen hará que manejarlos sea mucho más sencillo.

Contras

* Lo normal es que el precio sea más elevado que otros tipos de hosting.

* Las opciones son tantas, que necesitarás orientación de alguien que sepa sobre el tema.

Hosting Compartido

Este tipo de hosting suele ser de los más utilizados debido a la relación precio-calidad. En este caso, el host compartido es aquel en el que un sitio web ocupa una parte del espacio del servidor. Las otras partes alojan distintas páginas independientes de distintos usuarios.

Pros

* Es ideal para aquellas empresas que están empezando en el mundo online.

* Como dijimos, la relación entre el precio y todo lo que ofrece suele ser muy buena. Es decir, es un hosting económico pero práctico.

* Hay muchos proveedores de host compartido. Esto es bueno dado que puedes elegir según tus recursos.

Contras

* Dado que se comparten los recursos de un mismo servidor con otros usuarios que no conoces, debes tener en cuenta que cuando aumente el tráfico en los otros sitios, puede influir en el tuyo.

* A pesar de que es un tipo de hosting muy práctico, no es el más potente que existe.

Cloud Hosting

La famosa nube llegó para quedarse. El cloud hosting es aquel alojamiento web que se almacena en la nube.

Pros

* La escalabilidad es fundamental cuando tienes un proyecto online. En este caso, la flexibilidad que tiene el cloud hosting hace que hacer crecer tu proyecto sea muy sencillo.

* Los niveles de rendimiento son superiores al resto de los hosting, dado que posee mayor cantidad de recursos.

* Pagas lo que usas.

Contras

* La inversión suele ser mayor a los otros tipos de hosting, aunque a largo plazo vale la pena.

* Encontrar un proveedor de confianza puede ser todo un desafío.

VPS

 

Las siglas VPS se refieren a Virtual Private Server (Servidor privado virtual, en español). Este hosting se trata de un servidor físico que es dividido en distintas partes. Cada parte conforma un servidor privado y exclusivo para el usuario que lo contrate.

Pros

* Lo que ocurra con las otras partes del servidor físico no influye en tu sitio web.

* El precio es un poco más alto que el del servidor compartido, pero es mucho menos que los otros servidores.

* Si contratas un buen proveedor, la calidad del servicio es excelente.

Contras

* Técnicamente hablando, es un poco más complicado de entender que los otros servicios de hosting. Una mala gestión puede conllevar en fallas en la seguridad y aumento de costos.

* Tiene limitaciones para la cantidad de sitios web.

Como puedes ver, existe una gran cantidad de opciones para alojar tu sitio. Lo principal es que, antes de tomar una decisión, investigues y pienses bien cuál es el tipo de hosting que necesitas. A partir de esto, podrás seguir avanzando con tu sitio sin preocuparte.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Necesitas ayuda?