La digitalización de las funciones de Recursos Humanos

Así como la digitalización ha cambiado casi todos los aspectos de nuestra vida cotidiana, también ha transformado nuestras actividades en el entorno laboral. Desde cómo las empresas llevan adelante sus estrategias de marketing a través de los distintos medios digitales, hasta cómo se controla la gestión de procesos de procura, manejo de inventarios, producción y ventas, existen soluciones informáticas que han facilitado, automatizado y hasta expandido el alcance de las diversas actividades realizadas por las distintas áreas funcionales de las organizaciones.

La gestión de los Recursos Humanos de las organizaciones no escapa a este paulatino proceso de digitalización, llevando a esta área funcional a sufrir una profunda transformación gracias a la introducción de nuevas tecnologías que han transformado cómo se atrae, adquiere, mantiene y retiene el capital humano.

En este contexto digital, la función de Recursos Humanos debe repensarse totalmente, enfocándose en cómo diseñar programas, cómo se utilizan herramientas  y cómo se despliegan soluciones de comunicación que respondan a las necesidades del negocio y sean sensibles a las necesidades de capital humano, para superar los nuevos retos de las compañías. Los responsables de las áreas de Recursos Humanos ya no son solo personas encargadas de la captación y retención de capital humano, sino agentes de cambio que están llamados a no solo impulsar, sino liderar, la transformación digital de las organizaciones.

La aparición de soluciones basadas en la nube, plataformas abiertas que operan de forma cercana a las redes sociales y nuevas formas de licenciamiento, ha generado que lo que antes eran sistemas especializados bajo un costoso licenciamiento, se haya transformado en algo a lo que casi todas las organizaciones pueden optar, desde grandes corporaciones hasta startups.

Transformación digital en el proceso de reclutamiento

Una de las transformaciones quizás más evidentes para las personas es la que ha tomado lugar en el proceso de reclutamiento. Actualmente, buena parte de las solicitudes de puestos de trabajo, ocurren a través de algún medio en línea. Solo en España, de acuerdo con el Informe Infoempleo – Adecco sobre Redes Sociales y Mercado de Trabajo en España de 2016, 98% de los consultados señaló utilizar portales especializados cuando están en búsqueda activa de trabajo, y un 78% de los encuestados afirmó utilizar redes sociales para este mismo fin. Por su parte, hasta un 84% de los profesionales de selección se vale de las redes sociales para reclutar candidatos. Esto evidencia que el proceso de reclutamiento ocurre prácticamente en su totalidad a través de medios digitales.

Además, más allá de los sitios web para publicar empleos como InfoJobs, Indeed, Monster o sitios propios de empresas o de compañías de tercerización, LinkedIn se ha vuelto en una plataforma donde ya no solo se publican vacantes, o se cargan CVs y cartas de presentación, sino que es una plataforma activa donde empresas y profesionales construyen una imagen en el ámbito profesional, se publica contenido relevante para distintas personas en distintos sectores y se puede iniciar conversaciones que pueden resultar tanto en una nueva contratación para cubrir una vacante, como en el abordaje de una persona clave que pueda ser traducido en una venta más adelante. Más aún, recientemente Facebook ha lanzado su propio servicio para buscar empleo a través de su plataforma y Google ha hecho lo propio en su gigante motor de búsquedas, con lo cual es de esperar que la digitalización y dinamización de estos procesos no haga más que profundizarse.

Employer Branding

Si bien el concepto de employer branding, o la imagen que se tiene de una compañía como empleadora, sea un concepto que tiene varias décadas de existencia, ha cobrado cada vez más relevancia con la digitalización de los procesos de Recursos Humanos. Las marcas ya no solo deben preocuparse de su branding de cara a sus clientes, sino que también deben cuidar su reputación ante sus propios empleados y posibles candidatos.

Esto genera que las áreas relacionadas con Recursos Humanos deban llevar adelante labores análogas a las que el departamento de marketing efectúa hacia los clientes de las organizaciones, para enaltecer el nombre de la empresa de cara a sus empleados actuales y futuros. Después de todo, en la lucha por hacerse de los mejores talentos disponibles, los responsables de la gestión del capital humano no solo deben tratar de ofrecer las mejores condiciones laborales posibles a sus empleados, sino que deben lograr promocionarse y proyectar esa imagen positiva.

Hasta ahora los responsables de marketing digital se encargaban de la adecuada gestión de las acciones de la marca en los distintos medios digitales, incluyendo las redes sociales. No obstante, con el ya referido cambio del rol de las empresas en las redes sociales y la cada vez más activa participación de estas plataformas para ayudar a sus usuarios a encontrar empleos, la gestión de la actividad de las marcas en las mismas, debe contar con una participación cada vez más activa de Recursos Humanos. Inclusive, un mal employer branding puede generar repercusiones en la marca en general, en tanto los clientes empezarán a pensárselo dos veces antes de contribuir con un mal empleador.

La comunicación interna y la conexión de empleados

Lo que antes eran simples directorios que servían para conseguir información básica de otros empleados en la intranet de las compañías se han ido transformando en plataformas que permiten la interacción de los mismos de formas cercanas a las de las redes sociales. Reconocimientos, nuevas certificaciones, agradecimientos y una completa descripción de sus perfiles profesionales, son algunas de las cosas que pueden compartirse en esta suerte de redes sociales internas que además, en muchos casos, ya admiten hasta reacciones similares a un “me gusta”.

Más allá de las conexiones que esto logra, acercando inclusive a colegas en distintas partes del planeta, estas plataformas generan sinergias en los grupos de trabajo, en tanto los empleados tienen más formas de permanecer conectados, informados y conseguir personas con las experticias necesarias. Además, un reconocimiento que antes se limitaba a una felicitación por parte de un superior y, quizás, un cuadro en la pared del “empleado del mes”, pasó a ser uno colocado en el perfil interno de la compañía sobre el que otros pueden comentar y aumentar la recompensa intangible generada por el premio.

Es necesario que las empresas logren instaurar políticas y procesos coherentes para lograr la aplicación de tecnologías, incluyendo web y redes sociales, en el área de Recursos Humanos, integrando el uso de las mismas con las actividades tradicionales de esta área. Contar con profesionales de Recursos Humanos con conocimientos y competencias para hacer frente a esta digitalización de sus funciones se hará cada vez más determinante para el éxito de las organizaciones.

Inesdi ofrece a profesionales y empresas la formación más completa y actualizada para que formen parte del sector con más proyección del momento, somos la primera escuela empresarial especializada en innovación digital.

El modelo pedagógico de Inesdi incentiva los contenidos innovadores para la gestión empresarial, ayudando a mejorar las capacidades personales y la empleabilidad de los alumnos. Nuestro modelo académico se basa en la adquisición de conocimientos, el desarrollo de habilidades y el fomento de las competencias personales.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *