7 factores a tener en cuenta antes de crear un logo para tu Startup

Cada vez surgen más empresas emergentes en todas partes del mundo y hay muchos factores a tener en cuenta a la hora de pensar qué es lo que divide a las que alcanzan el éxito y cuáles no. Más allá de las ideas y los presupuestos que se manejen, el branding ocupa un lugar central en esta época de hiperconexión y poder de lo visual. En esa misma línea, el logo ocupa un lugar central para pensar el futuro de una marca. En esta nota, todo lo que necesitas saber al respecto.

Son muchas las cuestiones a atender cuando se crea una marca desde cero: qué distingue a nuestro producto o servicio de la competencia, cuál es el público ideal, qué tan saturado está el mercado, con cuánto capital de inversión contamos, etc. Ahora bien, todo lo relacionado al branding de una marca se ha convertido en una pieza clave, ya que vivimos en una era en donde la imagen vale más que mil palabras. En ese sentido, el logo se ha convertido en la cara visible de todo emprendimiento, siendo el responsable de causar una primera impresión en épocas en donde no hay segundas oportunidades.

El logo será el encargado, a su vez, de sintetizar y transmitir la identidad de su emprendimiento, junto a sus valores, lo cual es clave para llegar con la mayor eficacia a los usuarios en línea. Ahora bien, en las Startups, el presupuesto suele ser una limitación al principio y no se puede priorizar este factor como debería. Gracias a internet, eso ha dejado de ser un problema, ya que no es necesario gastar mucho (ni tiempo) en diseñar un logo. Hoy se puede encontrar de manera sencilla un creador de logos gratis, que nos permitirá experimentar con diferentes estilos, tipografías y hasta paletas de colores.

Incluso aunque luego de experimentar diferentes opciones des con el logo soñado, ten por seguro que te ayudará a concentrarte y a acortar de manera significativa el proceso de diseño si te decides a contratar un diseñador gráfico freelance, ya que tendrás mucho más claro qué es lo que quieres y qué es lo que preferirías evitar en tu logo. Para empezar a acortar camino y poner las manos en la obra para lograr empatizar con la audiencia, aquí te ofrecemos siete factores que debes tener en cuenta para tu logo:

1 – Piensa en tu público

Uno de los mayores errores a la hora de encarar el branding de una marca es priorizar los gustos personales por sobre los de la audiencia objetivo. Además de poder transmitir la identidad de su marca, conectar con los usuarios es la clave para poder producir ventas y que todo crezca. Entonces, lo mejor es analizar sus gustos, conocerlos mejor, ver cuáles son sus consumos y luego ordenar y clasificar la información colectada para comenzar a diseñar el logo.

2 – Tipo de logo

Luego de pensar qué tipo de gustos tiene su público objetivo, podrá saber qué clase de logo será el que mejor transmita su mensaje y empatice con la audiencia al mismo tiempo. Puede ser el tradicional logotipo, en donde solo encontraremos letras sin imágenes; también existen los imagotipos, en donde las imágenes acompañan al texto por separado; el isologo, en el que la imagen y los caracteres se encuentran juntos; por último, podemos hablar de los isotipos, que no llevan el nombre de la marca en sus letras.

3 – Colores

En este momento es importante pensar en los colores que se combinan tanto con la marca y productos o servicios que ofrece. Aquí, los clientes vuelven a ser protagonistas: cada grupo etario, de sexo, de nacionalidad, de consumo, tiene una paleta de colores que se conectan de mejor manera a nivel psicológico, por lo que la elección de colores va mucho más allá de la estética.

4 – Fuentes

La tipografía, al igual que la paleta de colores, transmite mucha más información de la que creíamos en un principio. Lejos de ser una elección secundaria o inocente, es mucho lo que se comunica con una fuente: ¿somos una empresa seria o relajada? ¿Queremos demostrar conocimiento o calidez? Para cada una de esas elecciones, existe una tipografía ideal.

5 – Formas

Las formas que integren su logo, así como su diagrama final también habla por la marca: mientras que las formas rectas transmiten seguridad, las formas curvas o abstractas transmiten mayor versatilidad y modernidad. Más allá del gusto personal, siempre hay una decisión consciente a tomar.

6 – Versatilidad

Este es un punto importante y no siempre es tenido en cuenta: el logo de nuestra Startup debe ser versátil y adaptarse a diferentes tamaños, superficies y espacios. Ya sea para mirar desde el celular o proyectar en una pantalla, colocar en una taza, una remera o un regalo, nuestro logo debe verse bien siempre.

7 – Originalidad

Por último, aunque no menos importante, nuestro logo debe cumplir con todos los requisitos anteriores teniendo en cuenta la originalidad: debe ser reconocible a primera vista, destacarse de la competencia, llamar la atención en medio del mar de información constante en el que nos encontramos en la actualidad. En materia de logos, ser conservador e ir a lo seguro no es una buena elección.

En definitiva, prestando atención a estos siete factores antes de emprender tu diseño, estarás más cerca del éxito de lo que imaginabas. Haz la prueba y mira por ti mismo los resultados.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Necesitas ayuda?