9 puntos en la gestión de la reputación profesional

Esta pequeña fórmula es la ventaja más poderosa que tienes en los negocios, y en la vida, si somos sinceros. La gestión de la reputación profesional se asienta en la vida personal de cada uno.

Si bien la gente dice que no deberías preocuparte por lo que otros piensan, es un consejo del que no recomendaríamos fiarnos, y menos en el mundo de los negocios. Ya sea que sea un proveedor con el que te relacionas mucho, un gerente de contratación que considera ofrecerte un puesto o alguien con poder adquisitivo, otros a menudo deciden tu destino. Todo lo que se necesita es una pequeña influencia de un contacto de confianza para que te atrape o te empuje.

Consejos para la gestión de la reputación profesional

Hoy, debemos pensar más en la gestión de la reputación profesional incluso más que en el pasado. No solo tenemos que preocuparnos de cómo nos presentamos en persona, sino que también debemos ser conscientes de cómo nos encontramos en línea. No estamos aquí para enseñarte lo básico, como evitar el contenido inmaduro u ofensivo en las páginas de redes sociales. Con suerte, lo sabes. Estamos aquí para recordarte que crear una gran impresión en la vida real y luego aprovechar ese trabajo es indispensable para crear una sólida reputación en línea.

Reputación profesional

  • Haz lo que dices que harás

 Suena muy simple, pero piénsalo: ¿Cuántas veces solicitaste que tu banquero te enviara algo, que tu asistente recogiera algo o que tu proveedor te devolviera la llamada, ¿fue en vano? Luego debes recordar hacer un seguimiento y esperar que cumplan su palabra. Ahora piensa en un momento en que alguien te dijo que haría algo y lo hizo a tiempo. Probablemente pienses en ellos como confiables y respetables. Confías en ellos y con toda probabilidad, les darías una fuerte recomendación o referencia, ¿verdad? Intenta ser esa persona.

  • Sal de tu camino para ayudar a otros a alcanzar sus metas

Ser respetable va más allá de una preocupación por ti y tu propio avance. Fomenta una mentalidad de ayudar a otras personas. ¿Está el hijo de tu amigo en la universidad y buscando tener una idea del mundo de los negocios? Ofrece pasar algún tiempo hablando con él / ella para ofrecer orientación y responder preguntas. ¿Conoces a alguien en ventas que está buscando un trato? Pregúntales si puedes ayudar haciendo la presentación correcta. ¿Alguno de tus compañeros de trabajo debe irse 30 minutos antes para un compromiso familiar? Ofrécete para cubrirlo.

  • Haz que otras personas se vean bien

¿Alguna vez te han arrojado debajo del autobús? No es divertido, ¿verdad? Es importante encontrar formas de hacer que otras personas se vean bien (por razones distintas a no ser un imbécil). ¿Alguien te refirió a una empresa como posible cliente o para un trabajo? ¡Asegúrate de que se vean bien como agradecimiento! Llega temprano, prepárate y haz un seguimiento oportuno de ambas partes. Al hacer que la parte remitente luzca genial para presentarte, tu reputación continúa creciendo.

  • Ve un paso más allá de lo esperado

¿Alguien te pidió una referencia tuya? Ofrece tres. ¿Dijiste que les ahorrarías un 10 por ciento? Guárdales 15. ¿Dijiste que harías un seguimiento en 24 horas? Hazlo en 12. Si tuviste una gran reunión, envía una nota de agradecimiento. Estos pequeños gestos recorren un largo camino y te harán destacar.

  • Considera tu lenguaje corporal

Tu lenguaje corporal le dice mucho a la gente. Asegúrate de tener el cuerpo frente a la audiencia, los pies apuntando hacia ellos y una postura alta. Asiente con la cabeza para mostrar acuerdo, apoyándote en la otra persona a veces, y sonríe aquí y allá.

  • Se consistente

Ser inauténtico no te servirá de nada, porque no podrás ser consecuente. Debes mostrar las mismas cualidades a todas las personas que conoces, incluidos los malos días. Si eres bueno en un entorno y desagradable, grosero y / o frío en otros entornos, tu reputación sufrirá. Las personas están dispuestas a compartir experiencias negativas mucho más fácilmente que las positivas. Y como sabes, pueden propagarse rápidamente.

  • Actúa con integridad

 Esta debería ser la base de todo lo que haces. Pero, especialmente en el mundo de los negocios, los pequeños actos de avaricia, egoísmo y celos pueden perjudicarte (en formas que quizás ni siquiera notas) y mostrar tu falta de integridad. Si no compras el trato que estás vendiendo, no lo vendas.

  • Comprométete con tu comunidad

Tu comunidad puede ser tan pequeña como tu oficina o tan grande como tu ciudad. Tu compromiso tendrá todo que ver con tus valores y objetivos. Estar comprometido significa conocer gente, devolverle su tiempo y recursos, y estar disponible.

  • Se agradable

Ser agradable directamente se relaciona con ser tú. Sonríe más, acércate a alguien que no conoces, ofrece un apretón de manos o felicita a alguien. Estas pequeñas cosas pueden hacerte más agradable. Lo que es desagradable es ser falso. Ten cuidado de no falsificar quién eres solo para ser agradable.

Las personas en tu vida que demuestran la mayoría o todos estos rasgos son probablemente las personas que tienes en mayor consideración. Su reputación les precede (en el buen sentido) y no tienen que venderse ni jactarse, porque otros lo hacen por ellos. Y no hay mayor valor que una reputación positiva, ya que te abrirá puertas que de otro modo nunca podrías tener.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Necesitas ayuda?