Los regalos promocionales, herramientas para dejar huella

Los regalos promocionales, las herramientas que necesita tu empresa para dejar huella

Una de las estrategias que siempre se incluyen en una buena y completa campaña de marketing son los regalos de empresa personalizados, que resultan sumamente útiles a la compañía para darle mayor visibilidad y que esta sea además, perdurable en el tiempo esto le permite ganar clientes nuevos y fidelizar a los ya conseguidos, afianzando la relación comercial.

En muchas ocasiones, lo que se nos presenta realmente difícil es elegir entre la amplia variedad de regalos publicitarios personalizados para elegir aquel que más nos conviene por las características propias de nuestra empresa, servicios o productos que queremos promocionar.

Ahora bien, una cosa sí que podemos tener clara; cuanto más útil y atractivo resulte el artículo, mayor proyección ofrecerá a nuestra compañía y, lo mejor de todo, es que hay regalos de empresa baratos que causan ese gran efecto publicitario que buscamos y necesitamos porque, por un lado, transmiten aquello que la empresa quiere resaltar, bien sea potenciar la imagen de la marca o su eslogan corporativo o bien, hacerse un hueco en la vida de los usuarios para los que fueron creados.

La gran pregunta, por tanto, que queda por hacerse es la siguiente: ¿cómo se consigue este objetivo en forma de obsequio? ¿En qué debemos basar nuestra elección final? A lo largo de este artículo descubriremos algunos consejos para acertar de lleno con los regalos promocionales de nuestra empresa.

Consejos para conseguir los mejores obsequios promocionales

El primer consejo está relacionado con el diseño. Debemos conseguir un obsequio sumamente atractivo para que llegue a tener éxito entre el público al que va orientado. En un mundo tan centrado en la belleza y la imagen, los mínimos detalles son esenciales y marcan la diferencia entre que se utilicen nuestros regalos y cumplan la función de posicionamiento de la marca para la que fueron creados o que simplemente acaben relegados en un cajón, en el mejor de los casos, o tirados en la basura en el peor.

El segundo consejo es que el obsequio tiene que ser sumamente práctico.  Un llavero puede tener cierta utilidad, pero si a este objeto tan común le añadimos una unidad USB para almacenar y transmitir datos, se convertirá en uno de los obsequios más prácticos para cualquier usuario, no se querrá desprender de él y al usarlo con cierta frecuencia tendrá la imagen de la empresa publicitaria siempre presente.

Este mismo ejemplo nos sirve para los boligrafos personalizados. Los bolígrafos promocionales  y los bolígrafos publicitarios son probablemente unos de los regalos más populares, pero si quieres marcar la diferencia y ofrecer un extra a tu cliente, prueba a añadirle algo más, como por ejemplo un bolígrafo que sea además puntero táctil para usarlo en la tablet o en el smartphone. Seguro que se convierte en el bolígrafo favorito de tu destinatario.

El tercer consejo va relacionado con el color. El uso del color es sumamente importante en cualquier estrategia de marketing y debemos tener en cuenta que los objetos de colores vivos son mucho más llamativos. Incluso si tu empresa quiere transmitir formalidad, se le puede añadir un acabado brillante al regalo promocional para que este resulte mucho más atractivo. Si están pensados para ser ofrecidos en ferias o stands, habrá que considerar el utilizar los colores corporativos para transmitir una imagen coherente con el conjunto del evento.

El quinto consejo va relacionado con la creatividad. Tenemos que intentar elegir un regalo creativo o que al menos este aporte algo nuevo, diferenciador. Todo el mundo tiene varias bolsas promocionales con asas o camisetas corporativas con los distintos emblemas o logos de las marcas, pero si quieres asegurarte de que tu regalo promocional tenga éxito, atrévete con un diseño creativo.

Ofrécele un guiño divertido al cliente y no intentes que todo gire en torno al logo o nombre de la empresa, sino que estos elementos estén en un lugar visible, pero secundario, integrados en un diseño que los englobe. De este modo, te asegurarás el éxito entre los usuarios.

En quinto y último lugar, los mejores regalos son aquellos para compartir. En este sentido, hay muchos objetos promocionales que han sido creados para que el usuario los comparta con familiares o amigos. Son muy variados y pueden ir desde una cajita con chocolatinas hasta los mencionados bolígrafos, o bien tratarse de herramientas útiles, como las linternas. Si el usuario o cliente comparte estos objetos promocionales con otras personas, la labor de expansión de la marca y su alcance publicitario crecen de manera exponencial.

Etiquetas:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *