¿Por qué te conformas con un contenido que siempre es el mismo?

Los que hace ya bastantes años que nos dedicamos a la comunicación digital, sabemos que una gran parte de nuestros esfuerzos van dirigidos a impactar al usuario para captar toda la atención que la marca a la que representamos requiere.

Ello dependerá, como muy bien uno puede imaginarse, del contenido que vayamos a utilizar para dicho fin. Pues sí, muy ligado a la estrategia, a las campañas, a las calendarizaciones… siempre va a estar presente el tipo de contenido que vamos a utilizar.

Así pues, y teniendo en cuenta la variedad de contenidos que existen y los diferentes canales que disponemos para poderlo difundir, vamos a comenzar por la forma que parece más sencilla.

El texto escrito

 En determinadas ocasiones, tales como un artículo de un blog, un comunicado, una noticia, una narración… el texto escrito debe ser el alma y centro de atención de todo lector cuyo título encuentre interesante. Precisamente para retener a este lector hay que conjugar algunas directrices mágicas, por lo que cada vez más, las figuras del storyteller o del copywriter son esenciales para cualquier difusión escrita.

Dejad que haga un breve inciso que llegados a esta altura veo necesaria; no hay que confundir un storyteller, cuya función es la de generar historias o contenidos para atraer lectores al sitio, con el copywriter, que es la persona que redacta los copys o textos con carácter publicitario.

Si bien son dos funciones distintas, no son antagónicas y se complementan a la perfección, sobretodo en perfiles de carácter marquetiniano. Ahora bien, pensemos en el entorno, veloz y extremadamente dinámico, en el que nos movemos. Pensemos en la gran cantidad de impactos que recibimos por minuto, y no solo en redes sociales sino en cualquier canal, ya sea la televisión, un anuncio en la calle o un letrero en una tienda. Pensemos por un segundo si vamos a fijarnos en un post tan solo por su título, o por el texto que contenga. ¿Verdad que se va hacer complejo? Así pues, hay que acompañar ese texto con una buena imagen.

La imagen

No voy a tratar de afirmar que una imagen vale más que mil palabras, es algo demasiado obvio y por supuesto, algo que ya asumimos de forma automática. Pero, ¿de verdad solo sabemos hacer fotos de cosas para transmitir algo? No hay que conformarse en una buena foto a la que se le haya hecho una mejor edición. Hay que buscar LA FOTO con la que impactar a ese determinado público al que queremos llegar, por pequeña que sea la publicación.

¿Os habéis llegado a plantear el usar imágenes tomadas por la misma persona que va a escribir el texto? Es más que posible que este perfil capte mejor lo que necesita la marca y lo sepa transmitir de la forma adecuada y óptima. Otro reto, ¿Habéis intentado jugar con la audiencia usando imágenes que, aunque sean estáticas, son divertidas y mantienen a los usuarios intrigados? Parece simple, pero hay que tener un buen equipo de diseñadores creativos para que esto sea posible.

Y ahora el reto al que algunas marcas y sus agencias de comunicación ya se han subido, y es algo tan simple como..

Los gifs

El uso del Gif, o lo que serían imágenes en movimiento (que no vídeos) ha tenido un resurgir estos dos últimos años, debido principalmente a que plataformas como Facebook o Twitter las han incorporado ya como contenido dinámico capaz de poderse compartir.

Aquí los más puristas me dirán que esto Google Plus ya lo tenía integrado desde sus inicios como red social, cierto, pero casi nadie hizo caso… Se pueden hacer verdaderas virguerías con el uso de los gifs, en este artículo os ponemos algunos ejemplos.

Ya para acabar, imprescindible pensar en el vídeo como formato indiscutible. El vídeo, no solo es el contenido REY de los últimos años, sino que, con la incorporación de tecnologías más actuales como la realidad aumentada, la realidad virtual o el vídeo en 360 grados, podemos impactar al usuario de formas que realmente van a provocar las reacciones que esperamos.

La realización de vídeos, de duración de no más de un minuto en los que podamos explicar historias relacionadas con nuestra marca deberá ser la primera acción a tener en cuenta en la generación de los planes de contenido

Capítulo especial para el live vídeo, o vídeo en directo. TODAS las plataformas incluyen de una forma u otra la emisión de contenidos que se realizan al momento. La inmediatez de estas acciones, confiere a los contenidos que genera la marca el valor sobreañadido de confianza, de prospección y de comunicación real con sus usuarios.

Así pues, no olvidar el tener siempre a punto el móvil para comenzar a emitir en directo desde Facebook, Instagram y ahora… ¡Youtube!

Docente y consultora en comunicación digital, marketing y social media. Formación estratégica para marcas y personas.
Etiquetas:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *