El negocio de los ‘restomods’: coches clásicos restaurados

El auge de lo vintage con un toque de modernidad no escapa al sector del automóvil.

 

Los vehículos clásicos restaurados irrumpen con fuerza entre la nueva generación de coleccionistas, siendo Estados Unidos, país con el mercado más exuberante en todo lo relacionado con el sector del motor, el que presenta mayor demanda de este tipo de coches.

 

Entre los coleccionistas americanos ha surgido un nuevo ‘capricho’: los modelos llamados ‘restomods’:  modelos clásicos de los años 50 y 60 cuya mecánica ha sido restaurada, para que puedan alcanzar velocidades propias al siglo XXI.  Conservan toda su esencia y estilo, pero con la fiabilidad y comodidades de coches nuevos.

 

En resumen, reunen lo mejor de ambos mundos, vintage por fuera, modernos por dentro.

 

Cuidados de un coche clásico, ¿los mismos que los de un coche moderno?

 

En primer lugar es importante diferenciar entre modelos puramente vintage, sin restaurar, y los restomods, modelos restaurados, para saber cómo deben aplicarse los cuidados específicos.

 

En ambos casos, hay mantenimientos a realizar inherentes al propio automóvil, independientemente del año de fabricación, revisión de pastillas de freno, ruedas, cambio de filtros y aceite, revisión de la correa de distribución, y demás tareas que a día de hoy todavía son necesarias en los coches contemporáneos.

 

Sin embargo, existen ciertas particularidades de los modelos clásicos:

 

La Pintura

 

La pintura de los coches modernos contiene una serie de aditivos e imprimaciones para hacerla más resistente frente a los rayos ultravioletas y las inclemencias meteorológicas, algo que no ocurría con los coches clásicos, cuyas propiedades la hacían más vulnerable ante los efectos de degradación de la luz del sol o el óxido.

 

Los materiales

 

Para los mandos, tapizados, volante, cambio de marchas, etc, los materiales utilizados, pese a ser de buena calidad también pecaban de un desgaste más prematuro del que podemos ver en los coches actuales, requiriendo de unos cuidados más específicos, exhaustivos y constantes. Aunque hay productos concretos en el mercado siempre es conveniente acudir a un taller especializado en coches clásicos que sabrá el tipo de producto que debemos usar para cada parte o material de nuestro vehículo clásico, puesto que un uso inadecuado podría ser fatal y restarle valor.

 

Mecánica

 

Uno de los puntos en los que más hay que hacer hincapié. La ventaja que comporta tener un coche clásico es la de que no tener elementos electrónicos y la reducción en el número de averías que ello supone. Sin embargo es obvio que los componentes mecánicos de un vehículo clásico llevan consigo un desgaste vinculado al paso del tiempo, sobretodo si no hemos tenido precaución en realizar un mantenimiento especifico y adecuado. Si queremos que nuestro vehículo clásico mantenga su valor, es fundamental que los repuestos del mismo, en caso de cambio por avería, sean del mismo fabricante del coche y del mismo modelo.

 

Piezas de recambio

 

A veces son complicadas de encontrar, muchas se encuentran descatalogadas y evidentemente ya no se fabrican, pero existen mercados y ferias de profesionales del sector donde localizarlas puede suponer todo un reto, pero al mismo tiempo un deleite para los coleccionistas más acérrimos.

 

¿Y el seguro?

 

Evidentemente cualquier vehículo debe estar asegurado. Disponer de un coche clásico supone asumir una serie de responsabilidades inherentes al modelo que hayamos adquirido, y esto es aplicable también a la hora de contratar un seguro.

Es fundamental escoger uno específico para coches clásicos, como los que ofrece la compañía Classic Cover, especialistas en seguros para motos y vehículos clásicos con una amplia experiencia. Pueden surgir determinados problemas que en un taller de reparaciones convencional no sean capaces de solucionar con soltura. Si te la juegas, asume que puede no salir bien, y acarrear problemas peores a posteriori.

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Necesitas ayuda?