Marketing de contenidos: ¿Qué tipo de vídeo puedo hacer?

Si una imagen vale más que mil palabras, ¿qué te da un minuto de vídeo? Según el Dr. James McQuivey de Forrester Research, la respuesta es 1,8 millones de palabras.

El marketing de contenidos poco a poco ha ido moviendo su tendencia hacia el vídeo. Ya menos se lee y más se mira. Se estima que un usuario promedio invierte cerca de seis horas a la semana consumiendo contenido de vídeo en línea. Los números tienden a hablar por sí mismos cuando se trata de usar vídeo en marketing de contenido:

  • Incluir vídeo en las páginas de destino puede aumentar la conversión hasta en un 80% (Eyeview).
  • El 76% de las empresas creen que el vídeo ofrece un buen retorno de la inversión (Wyzowl).
  • 93% de las empresas creen que el vídeo aumenta la comprensión por parte del usuario de los productos y servicios (Wyzowl).
  • 82% de los vendedores de contenido B2C y el 79% de los vendedores de contenido B2B utilizan vídeo (Content Marketing Institute).

Por supuesto, al igual que con cualquier herramienta de marketing, el vídeo sólo es eficaz cuando se utiliza correctamente. Eso significa saber cuándo y cómo utilizar diferentes tipos de vídeo en las campañas de marketing de contenido.

Entendiendo las opciones

Hacer un vídeo no es tan sencillo como parece, en un espectro donde abundan las opciones lo primero que hay que determinar es qué tipo de vídeo es el mejor para tu marca. En esta entrega de marketing en un minuto entenderemos cuáles son algunas de las opciones que existen para hacer vídeos.

Tipos de vídeo para el marketing de contenidos

Mientras que la acción en vivo y el vídeo animado representan las dos categorías principales, las opciones bajo estas dos se expanden significativamente e incluyen:

  1. Blogs de vídeo en estudio: Estos vídeos tienden a acompañar contenido basado en texto y SEO, y sirven como activos de apoyo para aquellos que prefieren ver que leer.
  2. Entrevistas en la ubicación: Los vídeos en la ubicación son ideales para mostrar tu negocio, ya sea a través de entrevistas con ejecutivos o un recorrido por tus instalaciones.
  3. Cobertura de eventos: Desde lanzamientos de productos hasta conferencias de la industria, los vídeos de cobertura de eventos pueden aumentar la visibilidad del negocio y generar entusiasmo.
  4. Vox pops: Derivado de la frase latina “vox populi”, o “voz del pueblo”, estos vídeos ofrecen una instantánea de la opinión pública. Piensa en clips de personas que elogian un espectáculo en la salida de una actuación, o que proporcionan opiniones que demuestren la necesidad de su producto o servicio.
  5. Demostraciones de productos: Los vídeos de demostración son la forma perfecta de mostrar la funcionalidad de un producto o servicio, facilitando a los consumidores la comprensión de su valor.
  6. Vídeos explicativos: Los vídeos explicativos y de instrucciones son el formato perfecto para dividir temas complejos en cápsulas fáciles de comprender.
  7. Comerciales: Ya sean anuncios de productos o vídeos directos destinados a aumentar el conocimiento de la marca, los comerciales siguen siendo un elemento básico de vídeo.

Cada tipo de vídeo tiene un propósito diferente en el marketing de contenido. Mientras que puede haber preferencia por algún estilo o por un cierto tipo de imágenes visuales, es el propósito del vídeo marketing el  que debe conducir tu proceso de toma de decisiones.

Medio de comunicación dedicado a los negocios, a las startups, al marketing digital y a los emprendedores. En él encontraremos información sobre actualidad, eventos, formación y muchos otros temas de interés.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *