7 factores que afectan la velocidad de carga de una web

A todos los que nos encanta el mundo online, comprar por Internet o simplemente buscar información sobre algún tema, sabemos que la paciencia no es nuestra fuerte.

 

Tener que esperar más de 3 segundos para que cargue la página web que hemos buscado en el buscador, es igual a salir de la página y buscar otra. La velocidad de carga de un sitio en Internet tiene mucha importancia.

 

Para la gente que espera es un fastidio, y para los propietarios de las páginas es un problema, ya que puede afectar a su negocio.

 

Te preguntarás ¿por qué? Muy sencillo, los buscadores condicionan el posicionamiento a cuántos segundos tarda el usuario en acceder a la web por completo, por lo que la velocidad de carga de una web es uno de los factores determinantes en el posicionamiento de la misma.

 

Sabemos que tirarse a la piscina y poner en marcha un proyecto web no es sencillo y requiere mucho trabajo y conocimiento. Por eso, en este post queremos explicarte cuáles son los principales factores que afectan la velocidad de carga de una web.

 

Si todo lo que te vamos a contar te suena a chino, puedes contactar con especialistas en web para que te ayuden.

1.    Las imágenes

 

Tener una página web sin imágenes es prácticamente imposible, ya que el contenido visual tiene un gran impacto en nosotros. Es lo que suele determinar que un usuario siga en la página o la abandone. No obstante, es uno de los aspectos que debemos controlar.

 

¿Cómo hacerlo? Las imágenes deben estar optimizadas, de un tamaño adecuado y que no pesen mucho. Es la mejor opción para que la página no se ralentice, ya que con el tiempo puede desencadenar en un problema si tenemos que arreglar las imágenes una por una.

 

2.    Tipo de hosting o alojamiento web

 

El tipo de hosting o alojamiento web en el que se encuentre la página también tiene mucho que ver con su velocidad de carga.

 

Si quieres que tu página web funcione, es imprescindible contar con un servicio de calidad que te pueda garantizar dentro de sus posibilidades una estabilidad, ya que si en el momento en el que aumentan las visitas el hosting se cae, terminará saliéndote caro.

 

Por eso, nuestro consejo es no contar con un servicio gratuito, pagar un poco más y asegurarte un alojamiento web en el que esté todo optimizado.

 

3.    Empleo de plugins

 

Hacer uso de plugins suele ser de gran ayuda para nuestras páginas web, ya que gracias a ellas podemos implantar varias funcionalidades de un modo relativamente sencillo.

 

Pero, como todo, debes tener especial atención y no abusar de plugins, puesto que pueden reducir la velocidad de carga de tu web.

 

4.    Velocidad de conexión

 

Este es un factor que puede afectar en la velocidad de carga de nuestra página web, pero por desgracia queda fuera de nuestro alcance. Por muy optimizada que esté nuestra página web, si la conexión a internet del usuario es lenta, la consecuencia es que nuestra página web también tardará en cargar.

 

5.    Scripts externos

 

Muchas veces instalamos scripts externos para analizar resultados, segmentar el tipo de público en una campaña de marketing etc. Otras veces instalamos banners de anuncios, ya que podemos monetizar el tráfico e incluso fuentes diferentes para crear una página web más atractiva.

 

Todo esto es perfecto, y te ayudará a la hora de aumentar el tráfico a tu web, pero, no debes perder de vista que cada elemento externo que instales es un elemento adicional, y poco a poco puedes saturar tu web, lo que te llevará a que se ralentice.

 

6.    Estructura del código

 

Este punto es importante dejarlo en manos de aquellas personas que sepan lo que hacen. Hablamos de profesionales de web, puesto que el código de nuestra web debe estar perfectamente estructurado porque de lo contrario se notará en la velocidad de carga.

 

En los archivos JS y CSS, los códigos deben estar limpios para evitar cualquier duplicidad o incompatibilidades. De ahí la importancia de dejar la programación de tu web a un profesional.

 

7.    Versión web o móvil

 

Hoy en día casi todo se hace a través de un dispositivo móvil. Esto ha traído que las páginas web tengan que adaptarse al formato de este tipo de dispositivos. Hablamos del responsive.

 

En caso de no tenerlo, al abrir una página web en versión web en un móvil puede determinar la velocidad a la que se abra, y te podemos asegurar que la velocidad de carga será mucho más lenta que si la página web se puede ver en responsive.

 

En definitiva, hay diferentes factores que afectan en la velocidad de carga de una página web. A veces podemos evitarlo y otras no está en nuestra mano. Intenta tener siempre una velocidad de carga rápida para no perder futuros clientes.

 

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Necesitas ayuda?