Aspectos básicos para potenciar el posicionamiento local en Google

El modo de relacionarse de la sociedad ha ido evolucionando a lo largo del tiempo y estamos en un punto en el que Internet lo es todo. Es por ello que las empresas han de destacar en la red si quieren ser tenidas en cuenta por los consumidores, pero ¿qué hacen las pymes cuyo radio de acción es su ámbito más cercano? Es aquí cuando entra en juego el posicionamiento local, un modo aún casi desconocido de conseguir abrirse un hueco en el Internet de proximidad.

¿Qué es el SEO local?

Las tareas de posicionamiento local están encaminadas a conseguir destacar dentro de la página de resultados del buscador en función del lugar en dónde se encuentre el usuario. Si una persona realiza una búsqueda, tipo ‘empresa de limpieza’ no va a tener los mismos resultados si se encuentra en Murcia que si está en Pontevedra. Google interpreta que lo que más satisfará a nuestra búsqueda es la empresa de limpieza que esté en nuestro entorno más cercano, por eso personaliza los resultados.

Trabajar el SEO local marca la diferencia entre poder representar una opción de compra para el usuario o no. Resulta de vital importancia cuando el ámbito de actuación de una compañía está focalizado en una zona geográfica determinada.

Suele pensarse que si un negocio se extiende a todo el territorio nacional debe centrarse en trabajar su posicionamiento web en general, dejando de lado el SEO local. En realidad, en la mayoría de los casos son totalmente complementarios. Por ejemplo, una consultoría de gestión de calidad tendrá su mayor cartera de clientes en su ámbito más cercano, sin embargo puede ejercer su actividad a nivel regional e, incluso, nacional. Por tanto, puede llevar a cabo tareas para su posicionamiento local, pero también nacional.

Aspectos a cuidar orientados al Seo Local

Para subir posiciones en Google a nivel local hay ciertas acciones que son imprescindibles para poder destacar frente al resto. Las principales consideraciones a trabajar son:

Unificación del NAP

El término NAP surge de la unión de los términos ingleses name, adress and phone. Conseguir la unificación de estos datos básicos de la empresa (nombre, dirección y teléfono) quiere decir que, en todos y cada uno de los sitios en los que figuren estos datos, deben ser siempre exactamente los mismos.

Lo ideal es guiarse por lo que aparece en la página web y reproducirlo exactamente en cualquier pestaña dentro del propio portal o en cualquier directorio en el que se registre la compañía. De este modo, se consigue que Google nos tenga bien identificados en todas las entradas en las que se figure y se eviten confusiones.

Inclusión de la ubicación que interesa posicionar localmente

Para poder destacar dentro del posicionamiento local es más que necesario que ese término figure para que Google lo pueda identificar con la empresa. Por ejemplo: Soleares, empresa de ebanistería en Madrid. Aunque pueda parecer una redundancia nunca está de más y el posicionamiento local se ve beneficiado.

Una técnica que realizan muchas empresas es reproducir pestañas dentro del propio sitio web clonándolas pero cambiando la ubicación. Por ejemplo, siguiendo con el ejemplo anterior, Soleares opera en Madrid, puede hacer pestañas dentro de su página web por distintas localizaciones: empresa de ebanistería en Coslada, empresa de ebanistería en Las Rozas y así con todas las localidades dentro de la Comunidad de Madrid.

La palabra clave a trabajar en cada una de estas páginas va a ser el nombre de la localidad en la que se quiere destacar. Ésta debe figurar en distintas partes: la url, el encabezado principal, el contenido, el ‘Alt’ de las imágenes, la metadescripción y el metatítulo.

En este tipo de páginas se suele incluir un mapa embebido en el que se muestre la zona de acción de la compañía. Esto supone un gran respaldo para figurar en los distintos rankings de empresas a nivel local.

Perfil de Google My Business

Se suelen confundir los términos indexación de página y darse de alta en Google. Cuando una empresa crea una página web y se inicia en el mundo virtual, Google indexa su página para poder presentarla a los usuarios como respuesta a sus búsquedas. Darse de alta en Google, hace referencia a la creación de un perfil empresarial en el buscador, es decir, en Google My Business.

El perfil en My Business debe ser lo más completo posible e incluirá la página web, el horario de atención al público, una descripción de la actividad que se realiza y fotos de las instalaciones o del equipo que conforma la compañía.

Google My Business es una herramienta muy poderosa a la hora de trabajar el posicionamiento local de una página web, ya que su ficha de perfil de negocio otorga un espacio privilegiado en la página de resultados de búsqueda y, por tanto, mucha visibilidad.

Hay que tener presente también que, si una empresa cuenta con distintas sucursales, es conveniente crear distintos perfiles por cada ubicación que tenga a pesar de que sea en la misma ciudad. En este caso, una empresa de gestión de residuos industriales con distintas sedes se abrirá varios perfiles de My Business para poder ser mostrada una determinada sede u otra en función de la cercanía del usuario que realiza la búsqueda.

Opiniones y reseñas

Los consumidores de hoy en día consultan mucha información antes de realizar sus compras o contratar servicios. Internet se ha convertido en el lugar perfecto donde encontrar experiencias de terceros que guiarán la compra o los consumos de otros. Nadie va a ir a comer a un restaurante que cuenta con unas valoraciones nefastas en la red.

Además de la buena reputación que generan estas opiniones, el algoritmo de Google beneficia a las empresas que cuenten con mejores valoraciones de sus clientes y los muestra en Google Maps cuando se realiza una búsqueda. El buscador lo que quiere es ser resolutivo y, por ello, siempre mostrará lo que considera la mejor opción para el usuario. En el mapa salen marcadas las opciones con unas chinchetas desde las que se puede acceder al sitio web y a las valoraciones de los clientes.

Aquí radica la importancia de conseguir opiniones y reseñas positivas en la ficha de Google My Business. Fomentarlos desde el seno del negocio es vital para el buen posicionamiento local de la compañía.

Trabajando estos aspectos básicos de posicionamiento local, en  el corto-medio plazo, se comenzarán a ver los resultados a la hora de subir posiciones en Google en el entorno más cercano.

Economista reconvertida en marketer. Redactora y Community Manager en la Agencia NeoAttack. Mente curiosa especialmente en el mundo del marketing, Social Media, PPC y DIY. Galega hasta la médula.

Etiquetas:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *